Menú

Golpe al conductor: la falta de chips y los nuevos impuestos encarecerán hasta 1.000 euros los coches

En estos momentos, hay un retraso de 250.000 pedidos por entregar que tendrán que pagar el nuevo impuesto de Sánchez.

En estos momentos, hay un retraso de 250.000 pedidos por entregar que tendrán que pagar el nuevo impuesto de Sánchez.
Alamy

El año 2022 no traerá buenas noticias para los concesionarios ni todos aquellos clientes que hayan comprado un vehículo de combustión interna – diésel o gasolina – y estén a la espera de recibirlo. Y es que, según Faconauto, hay un retraso de 250.000 pedidos por entregar en estos momentos, algo que no se solucionará hasta 2022 y que provocará un encarecimiento de los nuevos vehículos entre 800 y 1.000 euros, que habría que añadir al precio final.

La falta de semiconductores en el sector, unida con los problemas en las cadenas de suministro, ha hecho que las ventas en firme de vehículos no estén llegando a tiempo. De hecho, hay unos 250.000 vehículos ya comprados a falta de que lleguen a España, sean matriculados y entregados a sus dueños. El problema aquí es que el próximo 1 de enero se hace efectiva la subida del Impuestos de Matriculación, que llevaba congelada varios meses.

Ahora, la aplicación de la subida a partir del próximo año va a provocar un encarecimiento para los compradores, ya que sus vehículos no serán matriculados hasta 2022, pese a que la compra se realizó en 2021. Si bien es cierto que, en un primer momento, el pago de este tributo lo realizan los concesionarios, que son los compradores directos de los vehículos, el coste será traspasado al precio final que abonan los clientes.

"La subida del Impuesto de Matriculación va a afectar sobre todo al ciudadano de a pie, que realiza un gran esfuerzo para cambiar de coche y que, por una situación totalmente ajena a él, verá encarecido su vehículo a nuestro juicio injustamente. Nos parece el momento de volver a mostrar sensibilidad con los ciudadanos, pero también hacia un sector que se está viendo muy comprometido por este contexto tan desfavorable y que no puede afrontar un nuevo año con las ventas por debajo de las 900.000 unidades. La nueva moratoria de la subida del Impuesto de Matriculación debería verse acompañada por otras medidas para regularizar la situación del mercado, ir cuanto antes hacia un nivel de matriculaciones más lógico para nuestro país y, de esa manera, no comprometer el empleo de toda la cadena de valor del automóvil", ha dicho el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez.

En enero del año 2020, el Impuesto de Matriculación sufrió una subida al aplicar el nuevo protocolo de emisiones europeo WLTP. Sin embargo, la pandemia hizo que el Gobierno congelara la subida aplicada en enero y no la hiciera efectiva en los meses siguientes. Pero, la moratoria ha llegado a su fin y la subida se hará efectiva en enero de 2022.

El citado tributo varía en función de las emisiones que realiza el vehículo, así los eléctricos y los híbridos quedan exentos, pero los que emiten CO2 tienen que abonar este impuesto. Lo que ha cambiado con la nueva normativa es que algunos vehículos que antes estaban exentos ahora no lo estarán. Antes, todos los que emitieran menos de 144g/km de CO2 no pagaban nada, pero ahora pagarán un 4,75% a partir de los 120g/km. Así, aunque la tarifa no cambia – va del 4,75% al 14,75% - sí cambian los tramos. Esto hace que un coche que emita 170g/km antes pagase un 4,75% y ahora pague un 9,75%.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro