Menú

Miedo al colapso en el quinto día de huelga de transportes: "Sólo queda leche para dos días"

Escasea el pienso, sólo queda leche para dos días y los comedores de residencias y hospitales dan la voz de alarma.

Escasea el pienso, sólo queda leche para dos días y los comedores de residencias y hospitales dan la voz de alarma.
Un supermercado con estantes vacíos. | Libertad Digital

Cuando se cumplen cinco días de huelga de transportes, los convocantes, Plataforma Nacional, confiesan a Libre Mercado que todavía no se ha puesto en contacto con ellos ni la CEOE, ni la patronal mayoritaria de transportes CETM (Confederación Española de Transporte de Mercancías), ni, por supuesto, el Gobierno: "Nada, ninguna noticia, además de insultarnos, hablar de boicot y decir que somos de extrema derecha, nada de nada", confiesa uno de sus portavoces a Libre Mercado.

Pero lo cierto es que las consecuencias de los paros se están dejando notar. Poco importa que desde el Ejecutivo se insista a diario en que son un grupo "minoritario", que sin embargo representa al 80% del transporte por carretera (pymes y autónomos). La huelga ya se nota en los supermercados y en las cadenas de producción de distintas industrias que dependen de este transporte para recibir materia prima, como la industria automovilística o para dar salida a su stock, como el sector lácteo que ya advierte que en dos días podría agotarse la leche de los lineales.

Son infinidad los sectores y asociaciones de empresas que han expresado su preocupación por una situación cada vez más límite.

Afectados

Sólo por poner algunos ejemplos, la Asociación Catalana de Fabricantes de Alimentos Compuestos (ASFAC) ha advertido de que se han quedado sin materia prima para poder producir. Consideran la huelga de transportistas "muy preocupante para el sector de fabricantes de pienso en particular y para el sector cárnico en general". Cataluña es el principal productor de piensos compuestos de España con el 20% de la producción total y España el mayor productor de la UE, alcanzando un 15% del total.

Que el principal productor de piensos compuestos del país se quede sin producto genera un efecto en cadena que impacta directamente en el sector cárnico. Dentro de las exportaciones del sector agroalimentario, las de carne representan el 40,16% del total con 4.591 millones de euros.

Alimentación y bebidas piden medidas para evitar que se rompa la cadena de suministro de abastecimiento a supermercados. La Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha emitido un comunicado en el que ruega al Gobierno que mueva ficha mientras solicita contundencia "contra los piquetes ilegales que están actuando de manera violenta con motivo de la huelga de transportes". Y por otro, que busquen solución a una situación que está impidiendo "el normal funcionamiento de la cadena alimentaria y generando problemas de abastecimiento tanto de materias primas como de otros suministros auxiliares necesarios para la producción".

Automoción, cemento...

Pero no sólo se están viendo afectadas industrias alimentarias o relacionadas con materias primas agrícolas. La Alianza por la Competitividad de la Industria Española, y que agrupa asociaciones como ANFAC (automoción), AOP (refino), ASPAPEL (papel), FEIQUE (química y farmacia), FIAB (alimentación y bebidas), OFICEMEN (cemento) y UNESID (siderurgia) ya ha denunciado graves problemas en el funcionamiento de las industrias debido a la situación que se está produciendo con motivo del paro en el sector de transportes.

Estas industrias no pueden acceder a los puertos y fábricas lo que puede conducir a la paralización de la industria y de la distribución de productos esenciales para los ciudadanos. Por último algunas fuentes indican que algunas imprentas también se están quedando sin papel.

Gran Consumo

La asociación empresarial que aglutina al gran consumo, AGNED, ha pedido al Gobierno que trate de garantizar el funcionamiento de la cadena de suministro que ven amenazado por el endurecimiento de la huelga de transportistas, a quienes han pedido responsabilidad para "no alentar los actos vandálicos que en algunos puntos se están produciendo y evitar hacer pagar a los ciudadanos los problemas que la sociedad en su conjunto ya está sufriendo y que son consecuencia del actual contexto inflacionista y el complejo escenario internacional".

Esta asociación ha condenado la acción violenta de algunos piquetes y han pedido colaborar en búsqueda de soluciones. Sin embargo, el Gobierno todavía no se ha sentado con los convocantes de los paros.

Desde el sector cárnico y alimenticio las asociaciones de los productores de Harina, porcino, acuicultura, huevos, vacuno, aves, piensos, carne de ovino y caprino, y de palmípedas grasas, ya advierte de que la situación actual está amenazando con el desabastecimiento de materias primas para elaborar alimento para ganado y la llegada de alimento a las explotaciones ganaderas.

Consecuencias reales

Lo cierto es que numerosas fábricas del centro y sur de España han cerrado ya. Hay explotaciones ganaderas que ahora mismo no tienen pienso para sus animales. Otro problema del que se quejan los sectores afectados es que ni los convocantes ni la administración hayan decidido establecer servicios mínimos que aseguren la continuidad de la cadena de suministro.

Fuentes del sector de la distribución consultadas por LM advierten ya que sectores como el lácteo ya ha dicho que les queda leche para unos pocos días, ya que los productores están viéndose obligados a tirar la leche al ser un producto muy perecedero y no contar con transporte desde las fábricas a los lineales.

Por otro lado, el sector de la restauración colectiva, la que se encarga de los comedores en residencias, hospitales, etc. Han advertido ya de riesgo de paralización.

"Leche para dos días"

Primero fue el aceite de girasol, que lleva racionándose en muchos supermercados de España desde hace algo más de una semana. Después harinas y pastas. Ahora es la leche. El problema es que en los primeros casos el racionamiento o la escasez se debió a una sobredemanda provocada por el miedo al desabastecimiento. Y el problema ahora es el desabastecimiento.

La realidad es que desde la industria láctea ya se advierte de que si este mismo viernes no llega leche a las fábricas, "puede haber estanterías vacías en los supermercados de forma generalizada". Así lo alertaba Román Santalla, responsable de ganadería de UPA y miembro de la Organización Interprofesional Láctea (Inlac).

Es más, es precisamente la leche uno de los productos cuya escasez ya se deja notar en las estanterías de los supermercados.

mercadona-rivas-san-1.jpeg
Lineal vacío en un famoso supermercado en la Comunidad de Madrid
costco-reinavictoria-is.jpeg
Estantería en la que no queda leche entera ni semidesnatada

Por su parte, Álvaro Ortiz, presidente de la Federación Regional de Industrias Lácteas de Cantabria ha dicho que en "dos o tres días los supermercados quedarán totalmente desabastecidos de productos lácteos" si persiste el paro de transportistas.

La patronal de las grandes distribuidoras

Pese a esta situación, la asociación que aglutina a las grandes distribuidoras ASEDAS, insiste en que el problema de la actual situación son los violentos: "España tiene una extraordinaria cadena agroalimentaria que garantiza la distribución de alimentos aún en las circunstancias tan complicadas que hemos vivido en los últimos años. El problema en el actual contexto de la huelga de transportistas son los actos violentos que se están registrando y que pueden romper la cadena de suministro en algunos productos. Comprendemos las reivindicaciones y compartimos las consecuencias del actual escenario inflacionista, pero necesitamos que se garantice un transporte seguro."

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro