Menú

Los salarios reales se desangran en España cuatro veces más que tras la crisis subprime

Los salarios de los españoles sufren la mayor caída en términos reales del siglo, mientras el Gobierno saca pecho de sus políticas de empleo.

Los salarios de los españoles sufren la mayor caída en términos reales del siglo, mientras el Gobierno saca pecho de sus políticas de empleo.
Unai Sordo (izquierda), Yolanda Díaz (centro) y Pepe Álvarez (derecha) en la manifestación del 1 de mayo de este 2022 | EFE

Este domingo, primero de mayo de 2022, los sindicatos de izquierdas subvencionados por el Ejecutivo, UGT y CCOO, han vuelto a protagonizar un sonoro ridículo al congregar unos pocos miles de seguidores en toda España para conmemorar el día del trabajador. Cada año, el sindicalismo de clase pierde fuerza y deja en evidencia la prácticamente nula representatividad que ostentan y que les otorga el monopolio en la negociación de las condiciones laborales de todos los trabajadores españoles con el Gobierno y la patronal.

En sus manifestaciones de este domingo, en la que apenas congregaron a unos pocos entusiastas de la lucha obrera, los líderes sindicales reclamaron importantes subidas salariales para evitar que la inflación disparada reste poder adquisitivo a la "clase trabajadora" bajo la amenaza de activar "la conflictividad social".

Por su parte, la ministra de Trabajo, la comunista Yolanda Díaz, sacaba pecho con sus amigos sindicalistas y decía que por primera vez salían a la calle un uno de mayo seguros de haber mejorado la vida de los trabajadores españoles.

Pero, ¿cuál es la realidad? Que el poder adquisitivo de los trabajadores en España no hace más que caer. Registrando este año el mayor desplome de los salarios reales del último siglo.

El IPC consolidado por el INE correspondiente al mes de marzo fue del 9.8%. Si tenemos en cuenta que la variación salarial pactada por convenio está de media en el 2,36%, la caída en los salarios reales en estos momentos es del 7,44%, la caída más fuerte de poder adquisitivo de nuestros sueldos en todo el siglo XXI. Con el dato adelantado del mes de abril, del 8,4% de IPC, la caída en salarios reales estaría en el 6,04%.

subidas-salariales-pactadas.png
historico-inflacion.png

Sólo algunos convenios en España, 1,1 de los 6,5 millones de convenios vigentes en nuestro país, contienen cláusulas de revisión salarial según IPC. El resto ya sufren la inflación disparada que sufre nuestra economía en toda su dimensión.

Efectos de segunda ronda

Pero la indexación de los salarios, las pensiones o los sueldos públicos a la inflación, tal y como pedían los sindicatos este primero de mayo puede tener un efecto perverso y acelerador de la situación inflacionaria que tenemos, y es que trasladar a salarios la inflación, se traduciría en un extraordinario aumento de los costes laborales por trabajador de las industrias y empresas. Industrias y empresas que ya soportan una inflación cercana al 50% en el último año y que está obligando a muchas de ellas a trasladar a precios el incremento de costes que sufren.

Si a esa inflación del 50% de los precios industriales añadimos una revisión salarial al alza similar a la inflación, pongamos del 8%, encarecería la producción en un 55-58%, lo que obligaría a seguir subiendo los precios en una espiral alcista acelerada.

El mayor recorte en términos reales

El recorte de salarios en términos reales del mes de marzo (último mes del que tenemos datos definitivos de IPC) es el más intenso de los últimos 30 años. La situación era preocupante ya a finales de 2021 (cuando la guerra de Putin en Ucrania ni siquiera se planteaba). En noviembre del año pasado esa caída de poder adquisitivo de los salarios era del 4%. En términos de inflación media el año pasado terminó con una caída real de los salarios del 1,4%. Hay que irse hasta 2012, cuando España estuvo al borde de la quiebra para encontrar el siguiente hito en término de pérdida de salarios reales, con un recorte del 1,7%.

Si nos fijamos en los valores medios de los últimos años, en lo que llevamos de 2022, la media de la inflación hasta marzo era del 7,83% (si añadimos el IPC adelantado de abril, el 8,4%, la media de este año sube al 7,9%). Con lo que en términos medios la caída de poder adquisitivo de este año 2022 es del 5,5%.

Esto quiere decir que llevamos desde agosto del año pasado batiendo todos los récords de pérdida de salarios reales en España. A continuación, una relación de la caída de salarios reales que enfrenta las tasas de IPC consolidado de los últimos meses en relación con la subida pactada de salarios en convenios colectivos.

  • Agosto 2022: 1,6%
  • Septiembre 2021: 2,3%
  • Octubre 2021: 3,7%
  • Noviembre 2021: 3,8%
  • Diciembre 2021: 4,8%
  • Enero 2022: 3,7%
  • Febrero 2022: 5,2%
  • Marzo 2022: 7,4%
  • Abril 2022: 6% * (obtenido con el dato adelantado del IPC, no con el definitivo)

Si a estos datos añadimos que la ganancia de poder adquisitivo acumulada desde 2019 ha sido del 3,7%, la mejora en la retribución de los trabajadores desde que Gobierno Pedro Sánchez se esfumó a finales del año pasado y pierde poder adquisitivo mes a mes.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador