Menú

Bruselas se prepara para los cortes de gas y recomienda reducir su consumo

El ejecutivo comunitario aboga por reducir el consumo incluso en los países menos afectados por los cortes de suministro.

El ejecutivo comunitario aboga por reducir el consumo incluso en los países menos afectados por los cortes de suministro.
Ucranianos se manifiestan frente al Consejo Europeo en Bruselas exigiendo que se deje de comprar gas ruso. | EFE

La Comisión Europea ha recomendado este miércoles a los países de la UE que se preparen para un corte completo del suministro de gas de Rusia, un escenario en el que ha propuesto limitar el precio del gas en el mercado mayorista de la electricidad, a la par que ha instado a reducir la demanda de electricidad como parte de sus recomendaciones a corto plazo.

"La Comisión invita a los Estados miembros a acelerar la adopción de medidas de preparación ante un posible corte del suministro de gas ruso", ha señalado el Ejecutivo comunitario en el documento de medidas a corto y largo plazo para una intervención del mercado eléctrico.

Además, Bruselas detalla en su estudio que una "reducción de la demanda de electricidad podría tener un efecto claro en la reducción de precios", por lo que recomienda a los Estados miembros "incentivar reducción de la demanda". De esta forma, la UE se muestra partidaria de coordinar un plan europeo de disminución de la demanda con, entre otras, acciones "voluntarias" de racionamiento del consumo.

"Con espíritu de solidaridad, los Estados miembros menos afectados podrían reducir su demanda de gas en beneficio de los Estados miembros más afectados", asegura el informe de la Comisión.

Asimismo, esta reducción de demanda afectaría incluso a aquellos Estados miembros "menos afectados directamente" por los cortes, con el fin de asegurar el suministro y el funcionamiento de "sectores esenciales" en aquellos países de la UE más afectados, ha expuesto el Ejecutivo comunitario.

Limitar precios

La otra gran propuesta que contempla la Comisión Europea es la posibilidad de establecer un precio máximo al gas a nivel comunitario en caso de que Rusia decida cortar totalmente el suministro de este combustible fósil a los países del bloque.

El texto recoge que, en caso de "disrupción total" del suministro de gas procedente de Rusia, "podría ser necesario un tope administrativo" de su precio a nivel europeo, aunque la duración estaría "limitada" a la emergencia y "no debería comprometer la capacidad de la UE para atraer fuentes alternativas" de gas y de reducir la demanda.

Por otro lado, la Comisión apuesta por realizar compras conjuntas de gas entre los Estados miembros con el objetivo de abaratar su precio en los mercados internacionales, además de ampliar de manera temporal los beneficiarios de tarifas reguladas, entre otras medidas.

La conexión España-Francia es "esencial"

Paralelamente, la Comisión Europea ha considerado "esencial" construir una nueva infraestructura de gas entre España y Francia que mejore la interconexión de la península ibérica con el resto de la Unión Europea. Esta, además, debería ser compatible con el hidrógeno verde, una de las grandes apuestas de Bruselas para desconectarse de la energía rusa.

En una rueda de prensa para presentar esta hoja de ruta, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Pacto Verde, Frans Timmermans, insistió en esta idea y añadió que el Ejecutivo comunitario es un "firme defensor" de construir "mejores interconexiones" entre España y el resto de Europa.

"Si queremos tener éxito en crear un mercado de gas natural licuado (GNL), tenemos que aprovechar todo el potencial de las terminales de GNL en la península ibérica. Y para eso, este gas tiene que encontrar su camino hacia el resto de Europa", señaló.

"Si tomas una visión del Mediterráneo, teniendo en cuenta lo que pasa en el Magreb, la conexión a través de España y Portugal es incluso más importante para Europa. Los interconectores son esenciales también en nuestro futuro sistema basado en hidrógeno", insistió.

Temas

En Libre Mercado