Menú

Escándalo en el sector estadístico por la intención de Sánchez de controlar el INE

Asociaciones de estadísticos y casas de análisis se llevan las manos a la cabeza con la nueva cacicada que pretende Sánchez.

Asociaciones de estadísticos y casas de análisis se llevan las manos a la cabeza con la nueva cacicada que pretende Sánchez.
Juan Manuel Rodríguez Poo, presidente del INE | INE

La Fiscalía, el Tribunal de Cuentas, El Tribunal Constitucional, el CGPJ, Indra, y ahora también el Instituto Nacional de Estadística. El Gobierno de Pedro Sánchez y Podemos, apoyado por separatistas y proetarras, está decidido a terminar con cualquier atisbo de control a la acción del Gobierno.

Fresca en la memoria sigue esa entrevista en la que Sánchez presumió ante el periodista de RNE Íñigo Alfonso, de controlar la Fiscalía. El pasado jueves conocimos la operación, el golpe de mano, que dio el Gobierno para controlar la multinacional Indra de la mano de Prisa y la SEPI. Esta pasada semana además el PSOE alteraba una ley que ellos mismos habían promulgado este mismo año para asegurarse la mayoría en el órgano de gobierno de los Jueces, el CGPJ, que explotaba contra el Gobierno por maniobrar para tomar el control del Tribunal Constitucional.

Y es que el control del Gobierno ya es obsceno en instituciones como el CIS, donde su presidente José Félix Tezanos ya hace y deshace como quiere en los barómetros previos a las elecciones. Tampoco se corta a la hora de pronunciarse a favor del Gobierno de Sánchez y contra gobiernos incómodos para el todopoderoso inquilino de la Moncloa, como la presidenta de la Comunidad de Madrid.

A por el INE

Pues bien, parece que el Gobierno tiene la vista puesta en una de las instituciones que últimamente le estorba. Desde el Ejecutivo están empeñados en transmitir un gran desempeño económico de España, con buenos datos de empleo y crecimiento y minimizando efectos nocivos para la economía como la deuda, el gasto público disparado o la inflación que erosiona sin remedio el poder adquisitivo de los españoles. Y es que la inflación se nota y mucho en el bolsillo del votante.

Pues bien, todos estos datos, que elabora el Instituto Nacional de Estadística parece que incomodan a Sánchez que tiene previsto cesar a su actual presidente, Juan Manuel Rodríguez Poo, para poner a otro Tezanos.

Al menos así se ha transmitido desde la semana pasada en distintos medios de comunicación.

Fuentes del Ministerio de Economía, ni confirman ni desmienten a Libre Mercado la información, pero este mismo lunes la Asociación de Estadísticos Superiores del Estado, ha decidido posicionarse antes de que se ejecute el cese: "Un eventual cese del Presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del Instituto, motivado por el hecho de que las cifras publicadas por el INE de algunas estadísticas relevantes como las anteriormente citadas, no están en sintonía con las previsiones económicas del Gobierno", advierte la asociación.

Desde algunos organismos independientes y privados de análisis con los que se ha puesto en contacto Libre Mercado confiesan en privado y of the récord que si el Gobierno ejecuta este cambio será un nuevo paso en su estrategia de control institucional y será un escándalo si, además, colocan a un exsecretario de Estado, tal y como reflejan algunas informaciones.

Otra de estas fuentes, perteneciente en este caso a un think tank privado, destaca el " enorme riesgo de politización de la gestión de las estadísticas oficiales" y directamente lo calificaba de "golfada", por no existir precedentes.

La Asociación de Estadísticos Superiores del Estado manifiesta en su comunicado lo siguiente:

Antes las noticias aparecidas en diversos medios de comunicación por las que se informa de la intención del Gobierno de relevar al Presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), D. Juan Manuel Rodríguez Poo, la Asociación de Estadísticos Superiores del Estado (AESE) manifiesta lo siguiente:

1. Desde la aprobación de la vigente Ley 12/1989 de la Función Estadística Pública, hace más de 30 años, ningún Presidente del INE fue cesado sin mediar un cambio de Gobierno.

2. En diferentes ocasiones a lo largo de los años, se han producido debates públicos sobre diversos aspectos de algunas estadísticas del INE (su metodología, las cifras publicadas, etc.). Por supuesto, estos debates son perfectamente legítimos y sirven para contrastar los diversos enfoques posibles para la medición de un hecho social o económico. Lo que supone una novedad sin precedentes, es que desde el propio Gobierno y, en particular desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, se cuestionen las cifras de Estadísticas del INE tan relevantes como el IPC o el PIB, anunciándose hace meses desde el propio Ministerio la creación de una estadística no oficial (dado que no está incluida en el Plan Estadístico Nacional) denominada "Indicador Diario de Actividad" para contraponerla al propio PIB.

3. La metodología de las Estadísticas del INE es rigurosa, pública, está avalada por la Oficina de Estadística de la Unión Europea (EUROSTAT) y permite la integración y comparabilidad de las cifras en el ámbito europeo.

4. El Código de Buenas Prácticas de las Estadísticas Europeas está formado por dieciséis principios cuya aplicación es garantía de independencia profesional, rigor técnico, fiabilidad y confidencialidad estadística. En las revisiones que regularmente se realizan sobre el cumplimiento del citado Código en los distintos países (las denominadas Peer Review), se destaca, entre otros aspectos positivos, el alto nivel de credibilidad del INE entre sus usuarios.

5. En las circunstancias descritas, un eventual cese del Presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del Instituto, motivado por el hecho de que las cifras publicadas por el INE de algunas estadísticas relevantes como las anteriormente citadas, no están en sintonía con las previsiones económicas del Gobierno. Esto pondría en riesgo el elevado crédito del que goza en estos momentos la estadística oficial de España, tanto antes nuestros socios de la Unión Europea como ante los propios usuarios.

6. Desde la aprobación de la citada Ley de Estadística de 1989, la AESE ha solicitado reiterada e infructuosamente que se fije por ley el mandato temporal del Presidente del INE. Y ello con el fin de preservar su neutralidad operativa y para que esté al abrigo de las eventuales presiones de los intereses políticos, sociales y económicos. Este tipo de salvedad es recomendada tanto por el ya citado Código de Buenas Prácticas de las Estadísticas Europeas como por lo establecido en el Reglamento 759/2015 de la Unión Europea y del Consejo de 29 de abril de 2015. En España, este tipo de fijación de mandatos temporales no es novedoso ya que está establecido para el nombramiento de los máximos responsables de organismos del Estado que deben preservar su independencia funcional en el ejercicio de sus competencias (Banco de España, AIREF, Comisiones Nacionales, Agencia de Protección de Datos, Defensor del Pueblo, etc.).

En definitiva, un nuevo escándalo que, de confirmarse, mermaría el control efectivo e independiente de la acción de gobierno, ahora, manipulando la estadística a su favor.

El censo electoral

Pero este nombramiento no afecta únicamente a las estadísticas que elabora el instituto, sino que el presidente del INE, por su condición también desempeña los cargos de director de la Oficina de Censo Electroal, Vocal de la Junta Electoral Central, Presidente del Consejo de Empadronamiento, vicepresidente del Consejo Superior de Estadística, presidente de la Comisión Interministerial de Estadística, Presidente del Comité interterritorial de Estadística y Presidente del Consejo de Dirección del INE.

Por si fuera poco también representa a España en las conferencias internacionales y grupos de trabajo sobre asuntos estadísticos

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador