Menú

La industria de EEUU quiere construir 300 minirreactores nucleares y llevarse algunos a Europa

Estados Unidos tiene varios proyectos en marcha sobre minirreactores, algunos de los cuales podrían levantarse en Europa.

Estados Unidos tiene varios proyectos en marcha sobre minirreactores, algunos de los cuales podrían levantarse en Europa.
Proyecto del minirreactor Holtec SMR-160 | Holtec International

Estados Unidos es el país del mundo con mayor potencia en energía nuclear (tiene 94 reactores nucleares operativos) y pretende seguir siéndolo. En medio del terremoto energético actual, y mientras otros países han optado por cerrar centrales, el país ha elegido el camino contrario.

Por un lado, la administración ha optado por permitir que se alargue la vida de varias centrales más allá de los 40 años para los que fueron diseñadas, hasta los 60 e incluso 80 años. Su ejemplo es precisamente el que invocan quienes en España reclaman lo mismo para nuestro parque nuclear dado que las centrales españolas son de diseños similares. Por otro, el Gobierno ha optado por apoyar económicamente a los dueños de las centrales para evitar cierres anticipados por baja rentabilidad frente a otras energías o por el incremento en los costes de seguridad.

El país, además, tiene la vista puesta en el desarrollo de las minicentrales nucleares de nueva generación (Small Modular Reactors, SMR por sus siglas inglés). En una reciente conferencia ante sus asociados, la presidenta de la Asamblea de la Energía Nuclear, la patronal de la industria nuclear estadounidense, aseguró que aspiran a levantar en el país hasta 300 de estos minirreactores "en los próximos 25 años", que doblarán, dijo, la energía nuclear que produce ahora mismo Estados Unidos y que tiene un peso del 20% del total.

Ante sus socios, Maria Korsnick detalló los avances de algunos de los proyectos más prometedores de minirreactores, que por su tamaño más reducido y por la posibilidad de industrializar el proceso de montaje reducen plazos y precio y multiplican las posiblidades de instalación de plantas nucleares incluso en lugares remotos. Se estima que los primeros estén en marcha a finales de esta década o principios de los 30.

Rusia, Reino Unido, Canadá y sobre todo China han puesto sus ojos también en esta tecnología. Mientras, Estados Unidos está impulsando sus propios proyectos y a las empresas que los desarrollan y apoyando la posibilidad de que algunos de ellos acaben en territorio europeo. Es el caso de NuScale, uno de cuyos diseños de SMR ha recibido ya el visto bueno del organismo regulador de la energía nuclear estadounidense y que trabaja, además de en una futura planta en Idaho, en un reactor pequeño para alimentar a la industria metalúrgica en Polonia y en una planta con seis reactores en Rumanía. La semana pasada, en la cumbre del G-7, la Casa Blanca anunció que aportaría 14 millones de dólares para este proyecto.

Además de NuScale, casi una veintena de empresas están detrás de los proyectos de SMR estadounidenses. WestingHouse trabaja en un SMR de agua a presión cuya principal ventaja, afirman, será la seguridad: estará dotados de sistemas de seguridad pasivos y mejoras de diseño que minimizarán las posibilidades de accidente o fuga, afirman. Otro de los proyectos, el SMR-160 de Holtec, podrá levantarse en las regiones más áridas del planeta porque, defienden, reducirán al máximo la necesidad de agua para refrigerar el reactor. Entre las tecnologías sobre las que se trabaja están las ya conocidas y también otras innovadoras, como la prometida por Flibe para su reactor de sales fundidas y que utilizará torio como combustible, más eficiente, más abundante en la Tierra que el uranio y que generaría, defienden, menos residuos.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador