Menú

La lista de países que optan por "soluciones simplistas y populistas", según Diana Morant

El Gobierno no quiere ni oír hablar del debate que se abre en otros ejecutivos ni de la senda emprendida por otros países en materia nuclear.

El Gobierno no quiere ni oír hablar del debate que se abre en otros ejecutivos ni de la senda emprendida por otros países en materia nuclear.
La ministra Diana Morant | Europa Press

Este fin de semana, la ministra de Ciencia, Diana Morant, dejó clara la postura del Gobierno sobre la energía nuclear después de que Pedro Sánchez la denostara en el debate: "Claramente no creo que debamos apostar como país por la energía nuclear", dijo Morant, que achacó a los cambios en la taxonomía europea a una "necesidad de cubrir la falta de suministro de su principal fuente de energía por culpa de la guerra de Putin". "La ciudadanía que no se deje engañar por las soluciones simplistas y populistas que vienen al ataque. La nuclear no es barata y seguiríamos dependiendo de Rusia. Es mejor para nuestros ciudadanos y para nuestros bolsillos seguir con las energías renovables", aseguró en El Mundo.

España, con el Ejecutivo de Sánchez al frente, seguirá adelante pues con el plan de cerrar las cinco centrales nucleares que quedan, pero ese no es el rumbo que han tomado otros países, varios de ellos en Europa, algunos ante la crisis energética y otros años antes de que se desatara. Estos son algunos de los ejemplos más relevantes de países que han tomado una senda "populista" y "simplista", en palabras de Morant:

Estados Unidos: la mayor potencia nuclear del mundo tiene actualmente en funcionamiento 93 reactores en 55 centrales nucleares situadas en 28 estados distintos. El país ha apostado por alargar la vida de sus reactores (la media tiene 40 años) hasta los 60 e incluso los 80 años. También tiene la vista puesta en los reactores modulares pequeños (SMR) o minirreactores: hay decenas de proyectos en marcha y quieren construir algunos en Europa. La industria aspira a tener en marcha, dice, 300 de estos pequeños reactores en 2050. La administración Biden está apoyando económicamente algunos de ellos.

Japón: el accidente de Fukushima en 2011 detuvo la gran mayoría de centrales nucleares del país, donde sólo funcionan cuatro de las más de 30 que llegó a tener encendidos. Sin embargo, ante la magnitud de la crisis y en un país con una gran dependencia energética del exterior el Gobierno ha anunciado que planea elevar a nueve los reactores en marcha el próximo invierno. Sólo se reactivarán si las autoridades nucleares del país aprueban su puesta en marcha: "La principal prioridad es la seguridad", dijo al hacer el anuncio el ministro de Economía, Koichi Hagiuda.

Francia: nuestro país vecino tiene 56 reactores que suponen un 70% de la producción eléctrica total. En las últimas semanas ha sido noticia la parada simultánea de 30 de ellos, tres de ellos por problemas de corrosión, otros ocho para ser revisados y el resto por paradas ya planificadas relacionadas con la carga de combustible o tareas de mantenimiento. En cualquier caso, la apuesta del país sigue siendo la energía nuclear y esta primavera Macron anunció la futura construcción de otros seis reactores y la prolongación de la vida de diseño de los reactores hasta los 50 años.

Polonia: otros países han puesto la mirada en esta energía como vía de sacudirse su dependencia del carbón. Polonia ha planificado la construcción de seis reactores nucleares. El primero de ellos estará operativo en 2033 y se espera que estén todos en marcha en 2043.

Bélgica: como España o Alemania, Bélgica tenía ya previsto un calendario de cierre de sus centrales nucleares pero en marzo de este año decidió dar marcha atrás. Ante los altos precios de la energía, el Gobierno anunció que las plantas nucleares Tihange 3 y Doel 4 operarían diez años más de lo previsto, hasta 2035 en lugar de cerrar en 2025 como estaba planeado.

Holanda: el país, con sólo un reactor, se está planteando construir más plantas para reducir su alta dependencia del gas y el carbón y podría lanzar una consulta a la ciudadanía.

China: es el que más centrales está construyendo del mundo y aspira a construir más de 150 en los próximos 15 de ellos. Parte de ellos son reactores convencionales, otros de cuarta generación y también aspiran a seguir construyendo minirreactores (de hecho, ya tiene dos en marcha).

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro