Menú

Las "paguitas" del Gobierno desmotivan a los trabajadores: "Prefieren seguir cobrando las ayudas"

Los empresarios se quejan de las dificultades para encontrar trabajadores: hay pocos candidatos, no van a las entrevistas o renuncian poco después.

Los empresarios se quejan de las dificultades para encontrar trabajadores: hay pocos candidatos, no van a las entrevistas o renuncian poco después.
Ofertas de empleo | LD/Twitter

Muchos empresarios se quejan de las dificultades que están teniendo para encontrar trabajadores: hay pocos candidatos, la mayoría no acude a las entrevistas y los que son contratados, renuncian a los pocos días. La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, asegura que la solución es subir los salarios, algo imposible para muchas empresas azotadas por una inflación desbocada. Además, en los casos que hemos analizado en Libre Mercado, el salario cumple con las condiciones del convenio. La explicación para los empresarios es otra: muchos parados no quieren renunciar a las ayudas del Gobierno de Sánchez, o prefieren trabajar en negro para no perder esas subvenciones.

David ofrecía un puesto de peón de pintor, con horario de lunes a viernes, 8 horas diarias y 1.300 euros al mes. "Solo pude hablar por teléfono con cuatro o cinco, de los cuales se interesaron tres. Finalmente, solo uno acudió a la entrevista", explica. La oferta ha estado publicada un mes, estaba dispuesto a negociar el salario y ni siquiera pedía experiencia previa: "El sueldo no era lo más importante para mí. Lo importante era encontrar a alguien con ganas de trabajar y comprometido, no pedía ni experiencia. Solo ganas y predisposición".

Finalmente ha contratado al único que acudió a la entrevista: "La gente no quiere trabajar. Está clarísimo. Es todo culpa de las paguitas de Sánchez porque esto antes no me pasaba. Llevo más de 20 años de empresario y no he visto cosa igual. Espero que con el chico que he contratado salga todo bien, porque no me veo con fuerzas de ir rogando a la gente para que trabaje".

Cobrar en B para no perder las ayudas

Àngela es supervisora en una empresa de limpieza de ámbito nacional. Buscan limpiadores para sustituciones por baja con posibilidad de continuidad en muchos casos. "Los horarios son diversos: desde las cuatro horas semanales hasta las cuarenta. El horario principalmente es de mañana, algún trabajador en turno de tarde o noche y un par en turno de fin de semana. El salario según convenio es de unos 1.310 euros brutos por las 40 horas semanales incluyendo el plus convenio y las pagas extras", explica.

"Este año está siendo peor que los anteriores. He hecho yo sola unas 50 entrevistas durante el mes de julio. Hay quien no se presenta y ni tan solo avisa, con la pérdida de tiempo que eso representa. En muchos casos no quieren el trabajo porque reciben ayudas y quieren cobrar en B, cosa que nosotros no hacemos. Creo que muchas veces no se presentan a las entrevistas porque se arrepienten de haber aceptado y porque prefieren seguir cobrando ayudas. Este tema está siendo muy perjudicial".

¿Por qué es difícil encontrar nuevos trabajadores?

La consultora de recursos humanos Human Selection ha confirmado a Libre Mercado que la situación para encontrar trabajadores se ha complicado desde hace un año en todos los sectores: "Si antes tardábamos en torno a un mes para seleccionar un nuevo empleado, ahora mismo estamos rondando los tres meses o incluso más en algunos sectores concretos".

Según la asesoría, los trabajadores están pidiendo un aumento de los salarios, así como una mejora de las condiciones como la posibilidad de teletrabajar, flexibilidad horaria o mayores coberturas, algo que no todos los empresarios pueden ofrecer debido al aumento de los costes, la inflación y la subida de impuestos. "Lo que están haciendo es bajar los requisitos al mínimo para poder encontrar gente. Piden menos experiencia, menos idiomas…".

"Casi tenemos que ir detrás de los trabajadores", explican. "El proceso de selección se amolda completamente a los candidatos, con entrevistas incluso en sábado y domingo. Muchas de ellas acaban directamente con la firma de un contrato para evitar que otra empresa robe al candidato". En otros casos, nos cuentan, hay que traer trabajadores de otros países para cubrir ciertos perfiles como el de informático o el de médico de clínica privada.

Y aunque ahora mismo los carteles de "Se busca personal" amarillean en los escaparates de muchos negocios a la espera de postulantes, la situación podría cambiar drásticamente a partir de septiembre. "Algunos empresarios están muy asustados con lo que pueda suceder tras el verano, cuando se prevé un empeoramiento de la situación económica. Algunas multinacionales han paralizado las contrataciones y únicamente captan el personal imprescindible. Muchos clientes, con una facturación ya resentida, también están limitando las contrataciones debido a la incertidumbre del panorama que se avecina".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador