Menú

La inflación acumulada ya roza el 14% y el poder adquisitivo se reduce a niveles de 2015

El discurso de Calviño sobre la inflación ha quedado hecho trizas.

El discurso de Calviño sobre la inflación ha quedado hecho trizas.
Calviño, contra las cuerdas por la crisis inflacionista. | EFE

La vicepresidenta primera del gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, insiste en que la crisis inflacionista está en vías de resolución. Esta misma semana, la socialista gallega hizo las siguientes declaraciones en el Pleno del Congreso de los Diputados:

"¿Creo que la inflación ha empezado a moderarse? No es cuestión de fe o de creencias, los datos muestran una moderación de la inflación. Además, está previsto que la inflación siga moderándose en los próximos meses. Dicho esto, hemos bajado impuestos, como el IVA o los impuestos de la energía, y hemos aprobado medidas, como el tope del gas o las bonificaciones al transporte".

Lo cierto es que "los datos" a los que apela la propia Calviño cuentan una historia muy diferente. Si nos fijamos en el Índice de Precios al Consumo (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística, podemos comprobar que el coste de la vida se incrementó un 10,5% el pasado agosto, lo que supone el segundo peor resultado de los últimos cuarenta años.

Peor aún: si ignoramos el IPC general y nos fijamos en el desempeño de la inflación subyacente, cuyo cálculo deja a un lado los productos energéticos y alimenticios por su mayor volatilidad, encontramos que su desempeño es igualmente preocupante, puesto que se ha incrementado un 6,4% en agosto y encadena más de doce meses de subidas ininterrumpidas.

Ambos datos aparecen reflejados en el siguiente gráfico del Instituto Nacional de Estadística:

ipc-agosto-2022.png

Conviene recordar que, en el cuadro macroeconómico presentado en abril para el periodo 2022-2025, Calviño anticipó que el presente curso estaría marcado por una inflación del 6,1%. Más recientemente, Más recientemente, a finales del mes de julio, la vicepresidenta primera del gobierno y ministra de Asuntos Económicos actualizó el cuadro macroeconómico y situó el aumento de los precios esperado para 2022 en el entorno del 8%.

Sin embargo, las últimas previsiones disponibles, facilitadas por Funcas, elevan la previsión de inflación al 9,1%. De modo que el invierno será aún más difícil de lo que ya empieza a reconocer el propio Ejecutivo. Así pues, el discurso económico de Nadia Calviño ha quedado hecho trizas y su continua apelación a "los datos" resulta chocante, puesto que son precisamente las cifras oficiales las que ponen de manifiesto el continuo y galopante deterioro de la economía española.

Aislando la trampa del cálculo interanual

Es importante recordar que el cálculo de la evolución IPC toma en consideración los incrementos interanuales. Por este motivo, cuanto más se prolongue la crisis inflacionista, más probable será que el dato mensual de incremento de los precios refleje una aparente moderación. Para aislar este efecto estadístico, podemos tomar como referencia los precios de 2019 y compararlos con los actuales, registrando así el encarecimiento acumulado del coste de la vida bajo mandato de Pedro Sánchez.

Este ejercicio resulta demoledor para el gobierno de Sánchez, puesto que revela que la subida de precios observada durante el periodo 2019-2022 ya asciende al 14%. En la práctica, esto significa que una renta media tiene hoy un consumo neto similar al del año 2015, de modo que todas las mejoras salariales de los últimos seis años han quedado erosionadas por la crisis inflacionista.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro