Menú

La última profecía fallida de Nadia Calviño con la inflación

El IPC es uno de los indicadores donde más han fallado los pronósticos gubernamentales, con la ministra de Economía, Nadia Calviño, a la cabeza.

El IPC es uno de los indicadores donde más han fallado los pronósticos gubernamentales, con la ministra de Economía, Nadia Calviño, a la cabeza.

Nuevo golpe del Instituto Nacional de Estadística (INE) a los vaticinios del Gobierno. La inflación ha alcanzado los temidos dos dígitos y ha cerrado el mes de junio en el 10,2%, su nivel más alto desde abril de 1985. Así lo ha avanzado este miércoles el INE, cuyo presidente, Juan Manuel Rodríguez Poo, ha presentado esta semana su dimisión forzado por las presiones del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Desde hace meses, las desavenencias del ​​​​Gobierno con el INE han ido en aumento por una sencilla razón: las estadísticas de esta institución han puesto en evidencia el mal desempeño económico del Ejecutivo. Y es que, desde que se desatara la pandemia, el INE ha tumbado la gestión económica de Sánchez y ha hecho trizas sus previsiones económicas en reiteradas ocasiones.

Respecto al IPC, se trata de uno de los indicadores donde más han fallado los pronósticos gubernamentales, con la ministra de Economía, Nadia Calviño, a la cabeza. Tanto es así, que desde que la escalada de precios comenzara a dar las primeras señales de alerta en la economía, Calviño no ha parado de equivocarse con la evolución de la inflación.

Por ejemplo, en septiembre de 2021, cuando el IPC cerraba en el 4%, la que se erigía como la ministra más preparada del Ejecutivo aseguraba que "la inflación no me preocupa a corto plazo" porque "no es exorbitante". En noviembre de 2021, cuando el IPC terminaba el mes en el insólito 5,5%, Calviño seguía asegurando que la subida de la inflación respondía a un "fenómeno transitorio"... Ahora, ha quedado más que demostrado que no había atisbo de transitoriedad en la subida de la inflación, como defendió hasta la saciedad el Ejecutivo de Sánchez y su número uno en materia económica.

Sin embargo, hasta la metodología que tiene el INE para calcular la inflación (la misma de todos los meses) ha sido puesta en duda, lo que escandalizó al organismo a principios de año.

La última profecía de Calviño

La última de la profecías fracasadas de Calviño sobre el futuro de la inflación en España ha vuelto a confirmarse hoy. La escalada de la inflación, que ha roto la barrera del 10% en junio, contrasta con las afirmaciones de la ministra, que aseguraba en abril que la subida de precios había alcanzado su pico en marzo y que su previsión era que el IPC "vaya desacelerándose" en los próximos meses. Ya en mayo, en una intervención telemática en la XXXVII Reunión del Cercle d'Economia, Calviño siguió manteniendo que España "ha dejado atrás el pico" de la inflación. De nuevo, ha vuelto a errar.

Como se observa en el gráfico, el IPC de mayo superó al de abril, lo que demostró que la tendencia en la desaceleración de los precios avanzada por Calviño no existe. Ahora, el 10,2% supera al "pico" que la ministra señaló en marzo.

ipc-junio-2022.png

Aunque el dato de inflación de junio ya es suficientemente alarmante, si tenemos en cuenta que la inflación subyacente sigue al alza y sin freno (que es la variable que excluye a los alimentos no elaborados y la parte energética, es decir, los componentes más volátiles del IPC) vemos que el incremento generalizado de los precios en todas las actividades económicas del país se ha cronificado.

Por tanto, esto demuestra no sólo los desaciertos del Gobierno con sus pronósticos, sino también la ineficacia de sus medidas para contener lo precios, como la subvención a la gasolina.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador