Menú

La mujer de Sánchez defiende la invasión de Molinos de Teruel: "Tiene cabida con los intereses" del territorio

Begoña Gómez ha tomado postura en la polémica por el despliegue de aerogeneradores en Teruel.

Begoña Gómez ha tomado postura en la polémica por el despliegue de aerogeneradores en Teruel.
Aerogeneradores | Pixabay/CC/Alpecris

La mujer del presidente, Begoña Gómez, está de promoción. Vende sus asesorías ecosostenibles en Linkedin para que la gente salve "el planeta" mientras aprende a sortear los costes verdes que introduce su propio marido, Pedro Sánchez. Pero tiene tiempo para todo. De hecho, convalida esta función con sus alianzas con directivos marroquíes, con una cátedra regalada por la Universidad Complutense, incluso con la dirección de masters universitarios en los que ella es la única que no tiene titulación universitaria oficial y, ahora, por lo visto, también se ha convertido en consultora decisiva en materia de invasión de áreas de monte con molinos para la generación de electricidad: Begoña Gómez ha tomado postura en la polémica por el despliegue de aerogeneradores en Teruel y lo ha hecho para afirmar que "el proyecto tiene cabida con los intereses" del territorio. Todo ello, tras un riguroso estudio del proyecto y de la zona, es de suponer.

Begoña Gómez no se esconce. Acaba de atravesar una fuerte polémica levantada por las alianzas que ella ha mantenido e impulsado desde el Africa Center con directos marroquíes, mientras el teléfono presidencial de su marido era espiado con Pegasus, mientras todas las sospechas apuntaban a Marruecos y mientras Sánchez regalaba el Sáhara a Rabat. Pero ahora, la segunda dama -la primera es la reina Letizia- salta a las redes y vuelve al protagonismo con declaraciones sobre todo tipo de materias. Y una de esas materias ha sido nada menos que el brutal despliegue de molinos en Teruel.

"Yo siempre parto de un principio y es que cuando vas a un territorio tienes que identificarte con él, por un lado, y, por otro, hablar con la ciudadanía, hacer consulta ciudadana para saber cuáles son sus aspiraciones" ha contestado recientemente a la pregunta directa de cómo ve esa invasión de aerogeneradores por parte del Diario de Teruel. "A partir de ahí hay que conjugar lo que tú propones con lo que el territorio necesita" y, atención, porque tras semejante concreción y acumulación de datos técnicos, la mujer del presidente sentencia: "Ahí yo creo que siempre habrá un punto de intersección donde pueda convivir tanto el proyecto como las necesidades del territorio".

Molinos sí. En resumen. ¿Cuántos, cómo, dónde, por qué? Eso ya es otro cantar.

Pero Gómez prosigue: "No tenemos que llegar a los sitios e imponer nada, porque la imposición no es buena, hay que ofrecer y en ese ofrecimiento llegar a encontrar ese punto de encuentro", sigue respondiendo. Y hasta se abre a un referéndum: "Cada vez hay más consultas ciudadanas respecto a los recursos, porque quien conoce mejor los recursos que tiene el territorio son los que viven en él, creo que hay un punto de democratización sobre los procesos económicos a integrar en la zona", concluye en sus explicaciones recientes al Diario de Teruel.

Hay que recordar que el pasado 8 de agosto el Boletín Oficial del Estado recogía el anuncio para información pública – un paso previo a su autorización administrativa – de una serie de proyectos de energía eólica en Teruel, en la zona más montañosa de esta provincia.

Hasta el momento los habitantes de la zona habían oído hablar de un proyecto eólico de grandes dimensiones, pero poco o nada se sabía de él. Cuando han salido a la luz los datos del boletín oficial la sorpresa ha sido mayúscula: la propuesta tiene un tamaño descomunal, afectando hasta una docena de pueblos de la zona.

Son, concretamente, Alba, Albarracín, Almohaja, Bronchales, Blancas, Ojos Negros, Orihuela del Tremedal, Peracense, Pozuel del Campo, Ródenas, Villafranca del Campo, Villar del Salz y Santa Eulalia del Campo.

Y el proyecto eólico supone la implantación de nada más y nada menos que 149 gigantescos aerogeneradores, además de todas las infraestructuras asociadas: cientos de kilómetros de pistas de acceso y, sobre todo, líneas de alta tensión que podrían requerir hasta un millar de torres de 45 metros de altura.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador