Menú

Sánchez oculta una inyección de 38.770 millones por la puerta de atrás de la Seguridad Social para evitar su quiebra

La partida destinada a evitar la quiebra del sistema de pensiones bate récords en los presupuestos de Sánchez para 2023.

La partida destinada a evitar la quiebra del sistema de pensiones bate récords en los presupuestos de Sánchez para 2023.
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá | EFE

Mientras Pedro Sánchez no deja de asegurar que las pensiones no tienen ningún riesgo de quiebra, no deja de inyectar dinero de forma opaca y por la puerta de atrás para evitar el impago de las prestaciones por jubilación. El próximo año esa partida batirá todos los récords imaginables: nada menos que 38.770 millones. Una inyección brutal para tapar un agujero descomunal y evitar que quede retratada la salud real de la Seguridad Social en las cifras de déficit oficiales.

Nada menos que 38.770 millones en transferencias corrientes. Ese será el chorreo de dinero que en 2023 llegue a la Seguridad Social sin dejar rastro en las cifras de déficit oficiales de la Seguridad Social. Un manguerazo de dinero necesario para evitar dos cosas: la primera, que haya impago de las jubilaciones ya el próximo año. Y la segunda, que la población sea consciente de que la Seguridad Social hace aguas mientras se sigue disparando el gasto de todo el aparato administrativo.

La cifra, de hecho, supera en un 7% los 36.227 millones en transferencias corrientes de 2022 y equivale ya al 25% de los 152.075 millones que se prevén ingresar el próximo año en concepto de cotizaciones.

Pero el Gobierno ni se inmuta en sus explicaciones oficiales. Los libros de Presupuestos recogen el dato de la megainyección de dinero por la puerta de atrás. Pero no le dan la más mínima importancia.

"El Presupuesto consolidado de ingresos no financieros de la Seguridad Social para el año 2023 asciende a 192.102 millones de euros", afirma en los Presupuestos el Gobierno. "La principal fuente de financiación aparece bajo el epígrafe de cotizaciones sociales, con un volumen para 2023 de 152.075 millones de euros, con un crecimiento sobre el ejercicio anterior de un 11,5 por ciento, lo que permite financiar un 74,5 por ciento del Presupuesto total", afirma el Gobierno en ese documento sin ni siquiera destacar la inyección brutal de dinero extra.

"Los ingresos no financieros de la Seguridad Social crecen más de un 10,5 por ciento gracias a las mayores cotizaciones sociales y por el actual marco de crecimiento económico", añaden. "Este crecimiento viene influido por la elevación de las bases máximas de cotización y por el actual marco de crecimiento económico", explican.

"Para el ejercicio 2023 los ingresos por cotizaciones de empresas y trabajadores ocupados reflejan las previsiones económicas. Las cotizaciones de desempleados y bonificaciones sociales que aporta el Servicio Público de Empleo Estatal, así como las de los beneficiarios de la prestación por cese de actividad a cargo de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social, ascienden a 8.427 millones de euros, lo que supone un decrecimiento del 3,7 por ciento con respecto al ejercicio anterior como consecuencia de la evolución del empleo para 2023", continúan detallando los libros de Presupuestos, dando la sensación de que todo fuera evolucionando de manera positiva.

"Las cotizaciones por cese de actividad de trabajadores autónomos ocupados se cuantifican en 386 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 5,6 por ciento con respecto a 2022 por la evolución del empleo. Como novedad en materia de cotización, con la entrada en vigor el 1 de enero de 2023 del Real Decreto-ley 13/2022, de 26 de julio, se establece un nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia o autónomos basado en los rendimientos netos", prosigue el documento.

"La reforma establece el despliegue progresivo en los próximos tres años de un sistema de quince tramos que determinará las bases de cotización y las cuotas en función de los rendimientos netos del autónomo, como transición al modelo definitivo de cotizaciones por ingresos reales que se producirá como muy tarde en nueve años", añade.

Y es que todo está diseñado en la explicación a dar la sensación de normalidad. Cuando la realidad es que ya, sin la inyección de casi 40.000 millones de euros al años, sería imposible cumplir con las obligaciones plenas en materia de pago de pensiones.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro