Menú

La UE emprende ahora la campaña contra el vino y la cerveza: "Los sulfitos podrían ser un problema"

Después de lanzar el aviso reconocen que "faltan datos" por lo que no se han podido confirmar efectos nocivos para la salud.

Después de lanzar el aviso reconocen que "faltan datos" por lo que no se han podido confirmar efectos nocivos para la salud.
Alamy

La UE empieza una nueva campaña. Y ahora contra el vino. La encargada de lanzar la carga de profundidad ha sido en esta ocasión la European Food Safety Authority, quien, sin tener datos concluyentes -como ella misma reconoce- afirma que "según una evaluación actualizada del dióxido de azufre (E220) y de los sulfitos (E221-228) realizada por los expertos de la EFSA, la ingesta alimentaria de sulfitos podría suponer un problema de seguridad para quienes consumen gran cantidad de alimentos que contienen estos aditivos". Y acto seguido confirma que, pese a la bomba de relojería soltada contra el mercado del vino, "la falta de información relativa a la toxicidad ha hecho que no se hayan podido confirmar los efectos nocivos para la salud".

Por si el campo tenía pocos problemas, llega la enésima campaña. Ahora contra el vino y los sulfitos.

"Los sulfitos podrían ser un problema de seguridad para quienes lo consumen en gran cantidad" ha señalado la European Food Safety Authority. Eso sí, inmediatamente después señala: "Pero faltan datos".

La pregunta del millón podría ser la de qué lleva a una organización así a lanzar un aviso de esta magnitud con "falta de datos", como ella misma reconoce. Pero la cuestión es que la alerta ya ha sido emitida.

La argumentación del organismo afirma que, "según una evaluación actualizada del dióxido de azufre (E220) y de los sulfitos (E221-228) realizada por los expertos de la EFSA, la ingesta alimentaria de sulfitos podría suponer un problema de seguridad para quienes consumen gran cantidad de alimentos que contienen estos aditivos". Y ello, pese a que la "falta de información relativa a la toxicidad ha hecho que no se hayan podido confirmar los efectos nocivos para la salud".

Sus datos señalan que "el sulfito está presente de forma natural en nuestro organismo así como en alimentos, como manzanas, arroz, cebollas y coles, y en bebidas, como el vino"; que "los sulfitos se añaden como conservantes y antioxidantes (por ejemplo, para evitar el pardeamiento) a una serie de alimentos, como frutas y hortalizas desecadas, productos a base de patata, cerveza y bebidas a base de malta, vino y zumo de frutas. También pueden utilizarse para detener la fermentación en curso durante el proceso de vinificación"; y que en palabras del Dr. Maged Younes, presidente de la Comisión Técnica de Aditivos y Aromas Alimentarios de la EFSA: «No disponemos de datos suficientes relativos a la toxicidad como para determinar un nivel de ingesta diaria admisible (IDA). Para colmar esta laguna, calculamos márgenes de exposición (ME) teniendo en cuenta las ingestas alimentarias y la dosis asociada a los efectos neurotóxicos en los ensayos realizados con animales».

Pero, pese a esa falta de datos reconocida, el Dr. Matthew Wright, presidente del grupo de trabajo de la EFSA sobre el dióxido de azufre y los sulfitos, ha señalado que los "ME que calculamos eran inferiores a 80 para los grandes consumidores en todos los grupos de población, excepto los adolescentes. Esto significa que las ingestas estimadas para estos consumidores pueden superar lo que se consideraría seguro, hasta un 12,5 % en el caso de los niños (de 3 a 10 años) y hasta un 60 % en el caso de los adultos.»

La EFSA añade que "la Comisión Técnica encontró pruebas de efectos adversos para la salud en el sistema nervioso central, como una respuesta retardada de las células nerviosas a los estímulos, un signo temprano de disfunción del sistema nervioso". Pero, de nuevo, los científicos de la EFSA también reiteran "su recomendación anterior de seguir investigando la hipersensibilidad o la intolerancia entre algunos consumidores sensibles debido a la falta de información".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro