Menú

El 'Financial Times' desvela los líos financieros de la reforma del Camp Nou

En pleno Barçagate, a Laporta se le aparece un nuevo problema en el frente económico.

En pleno Barçagate, a Laporta se le aparece un nuevo problema en el frente económico.
Más problemas económicos para Laporta. | EFE

El FC Barcelona está en el ojo del huracán por las revelaciones acerca de los millonarios pagos que la entidad habría realizado durante años a uno de los jefes del colectivo arbitral español. Estos desembolsos coinciden con diversas temporadas en las cuales el equipo de la Ciudad Condal se benefició de la señalización de un abultado número de penaltis a su favor que contrasta con la escasa cifra de penas máximas en su contra. Han saltado, pues, todas las sospechas de corrupción, hasta el punto de que la Fiscalía ha denunciado al club por corrupción.

Pero los líos judiciales son solo una parte de la ecuación. Como ha explicado Libre Mercado, la institución deportiva que preside Joan Laporta lidia con otros problemas acuciantes. En el plano deportivo, por ejemplo, su liderazgo en La Liga contrasta con el ridículo cosechado en la Champions League y la Europa League, competiciones en las que el equipo que dirige Xavi Hernández fue eliminado a las primeras de cambio.

A estas circunstancias hay que sumarle el profundo desequilibrio que presentan las cuentas de la entidad. Todo apunta a que la temporada en curso se va a cerrar con unas pérdidas de 150 millones, puesto que los gastos han sido de 940 millones y los ingresos se han limitado a 790 millones. Peor aún, los ingresos que espera conseguir el Barça en el futuro están gravemente comprometidos por las "palancas financieras" que activó Laporta el pasado verano y que hipotecaron el 25% de los ingresos futuros por conceptos esenciales, como la venta de derechos de televisión.

Explosiva información del Financial Times

Por si no fuese suficiente, ahora es el Financial Times el que informa de nuevos problemas económicos para la entidad, esta vez relacionados con la reforma del Camp Nou. De acuerdo con la información que publica el salmón británico, la operación valorada en 1.500 millones de euros no ha podido cerrarse aún, puesto que las condiciones de financiación ofrecidas al equipo barcelonés no resultan asumibles para un equipo con una situación económica tan delicada.

A priori, el acuerdo para financiar el nuevo Camp Nou debió haberse cerrado el pasado mes de febrero. Sin embargo, cuando la agencia de calificación de deuda KBRA realizó un análisis de los pasivos del club, solo pudo otorgar una nota de rango BBB. Para que nos hagamos una idea, esto supone equiparar la solvencia del equipo a la de países como Georgia, Kazajistán o Perú.

La auditoría de KBRA afloró pasivos por valor de 200 millones de euros que no habían sido tenidos en cuenta hasta ahora a la hora de evaluar la capacidad de pago del club. Asimismo, el informe de la firma teutona de calificación de deuda considera que la inestabilidad en los mercados de divisas compromete los costes de la operación, puesto que parte de la financiación se obtendría en dólares y debería ser convertida después a euros, con el lógico sobrecoste.

Ante esta situación, Joan Laporta y su equipo directivo han optado por retrasar la operación y buscar otras opciones que permitan amortiguar el golpe. Al parecer, las condiciones disponibles en la actualidad recuerdan a los peores momentos de la crisis financiera de 2007, de modo que se hace preciso "buscar fórmulas que permitan optimizar los términos y la flexibilidad del esquema de financiación que se decida finalmente", según lo publicado por el FT.

El Barça insiste en que logrará resolver este escollo antes de que concluya el mes de marzo, pero los socios financieros que participan en la operación, como Goldman Sachs, JP Morgan o Key Capital, han preferido negarse a confirmar este extremo y no han querido hacer más declaraciones al diario británico.

El ‘Toque Midas’ de Florentino

Mientras el FC Barcelona sigue sumido en una espiral de pérdidas y endeudamiento que solo se ve agravada por los escándalos judiciales y los ridículos en las competiciones deportivas internacionales, el Real Madrid CF está abordando la transformación de su estadio de manera ágil y eficiente. Y es que el nuevo Santiago Bernabéu costará la mitad que el nuevo Camp Nou, se financiará con unos intereses extremadamente bajos y generará una lluvia de millones que permitirá recuperar la inversión de forma acelerada.

En cuanto al coste, el desembolso asociado a la transformación del espacio ubicado en la Castellana rondará los 800 millones, casi un 50% por debajo de los 1.500 millones que se va a gastar el FC Barcelona en la remodelación del Camp Nou. En lo referido a las condiciones de financiación, los plazos acordados permiten plazos de devolución cercanos a los treinta años con tipos de interés cercanos al 1,5%. Y, en lo referido a la generación de ingresos, lo cierto es que el acuerdo de explotación del nuevo espacio suscrito por los merengues con las compañías Sixth Street y Legends va a generar unos ingresos de 360 millones de euros, dejando el coste neto de la remodelación en el entorno de los 440 millones. Magia financiera en estado puro, cortesía de la gestión y la capacidad de negociación de Florentino Pérez y su equipo directivo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro