Menú

Apagón nuclear en Alemania: "Otros países estarían felices de tener esta central, nosotros la destruimos"

Faltan unos días para que Alemania apague sus últimas centrales nucleares.

Faltan unos días para que Alemania apague sus últimas centrales nucleares.
Vista del reactor Isar 2, en Alemania | Cordon Press

El próximo 15 de abril las últimas tres centrales nucleares alemanas, Isar 2, Emsland y Neckarwestheim 2, se apagarán para siempre. La fecha de clausura era, en principio, diciembre de 2022, pero la invasión rusa de Ucrania y el posterior corte del gas ruso desembocaron en una breve prórroga de tres meses ante los temores de desabastecimiento energético. Los Verdes accedieron a regañadientes mientras los liberales reclamaron un replanteamiento de la estrategia de cierre. Pero en principio, ya no habrá vuelta atrás y en unos días el país consumará su adiós a la energía nuclear a espaldas de lo que está ocurriendo en otros puntos del mundo.

Como otros países europeos, Alemania apostó fuertemente por la energía nuclear en los años 70 y llegó a construir más de 30 reactores en su territorio. Tras el desastre de Chernóbil, el gobierno socialdemócrata ordenó el abandono de la energía nuclear en diez años, y aunque el gobierno de Angela Merkel llegó al poder con la promesa de revertir la decisión, tras el accidente de Fukushima retomó los planes de abandonar la energía nuclear al tiempo que se encomendaba a la dependencia del gas ruso. En 2010, el país contaba con 17 reactores nucleares que proporcionaban más de un cuarto de la electricidad consumida en el país. En 2022, los tres reactores aún en marcha generan un 6%.

Entre los reactores que serán apagados la semana que viene está Isar 2, con una potencia de 1410 MWe. La central, situada en Baviera, es propiedad de la energética E.ON y lleva en marcha desde 1988, el mismo año en que entró en funcionamiento Emsland y un año antes de que se pusiera en marcha Neckarwestheim 2. La fecha prevista de cierre de las tres centrales, antes de Fukushima, era 2034, 2035 y 2036. Ahora, serán clausuradas en pocos días, tras 35 años de vida útil.

Desde el sector acatan la decisión recordando datos como que Isar 2 fue calificada como la planta nuclear más productiva del mundo en diez ocasiones y señalando que se trata de una decisión política, no técnica. Destacan, según recoge la agencia alemana DPA, que en estos años de actividad no se han registrado incidentes.

central-nuclear-isar2-alemania2.jpg

Lo mismo subrayan varios de los 450 trabajadores de la central bávara, que en un reciente reportaje en la televisión pública alemana admitían su desolación ante el próximo cierre de una central que está en perfectas condiciones. "Otros países estarían felices de contar con un reactor tan moderno y valorado, y nosotros lo destruimos", subrayaba un operario. Similar valoración hacía un supervisor de la central que trabaja allí desde el comienzo: "Ahora debemos destruirla. Pero no porque no funciona, sino porque alguien así lo ha decidido". Ambos insisten en la seguridad de la central y en que está en perfecto estado: "Este también es nuestro hogar. ¿Creen que lo pondríamos en peligro?", dicen a los críticos.

Aunque la decisión esté asumida, algunas voces políticas siguen criticando el rumbo emprendido. El Gobierno bávaro, de la CDU, lamenta que se vaya a perder "un trozo de historia" de la región. Desde el FDP insisten en lamentar el cierre nuclear, que consideran un "error estratégico" ante una situación energética aún incierta.

Reclaman una especie de prórroga vitalicia en una batalla que esta vez perderán: la ministra de Medio Ambiente, Steffi Lemke, confirmó hace unos días en una entrevista que los planes de cierre no se han movido. Lemke, de Los Verdes, alegó para justificar la medida que los riesgos de la energía nuclear son "inimaginables" y que las amenazas para el suministro energético se habrían disipado. La apuesta de su gobierno sigue siendo "más energías renovables". Señaló que son "el mejor modo de estabilizar los precios". Por el momento, no obstante, la crisis desatada por la guerra de Ucrania ha llevado al país a quemar más carbón.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro