Menú

Ribera aparta a las nucleares de las negociaciones sobre el futuro energético de España

El sector nuclear no ha sido invitado a dialogar en el Ministerio sobre el futuro energético de España.

El sector nuclear no ha sido invitado a dialogar en el Ministerio sobre el futuro energético de España.
Central nuclear de Trillo | C.Jordá

España tiene que enviar a Europa como muy tarde el próximo 30 de junio la versión actualizada del PNIEC 2021-2030, el documento que recoge la estrategia energética de España y que contemplaba, entre otras cosas, el calendario de los primeros cierres de las centrales nucleares. En esa revisión tenían puestas sus esperanzas los que piden al Gobierno que dé marcha atrás en sus planes de clausurarlas. Sin embargo, nada indica que vaya a haber una marcha atrás: públicamente, desde el Ministerio han insistido en que el plan sigue en marcha y que apostarán por las renovables. Y en sus gestos, también demuestran su intención de orillar al sector.

Entre las reuniones y movimientos en torno a la revisión del PNIEC, destaca este jueves una cita convocada por el Ministerio a puerta cerrada con el sector energético para abordar la revisión de los objetivos de España. Pues bien: según reveló este miércoles el presidente de Foro Nuclear, el colectivo que agrupa a la industria, el Ministerio que dirige Teresa Ribera no "les ha llamado". A su asociación no llegó invitación alguna, insistió Araluce, que explicó que "esto es lo que hay" y que aunque a él le gustaría "mantener un diálogo mucho más abierto y franco, un debate desapasionado, simplemente técnico", sobre el futuro de las nucleares, eso no será, de momento, posible. Desde el Ministerio, se han limitado a trasladar a LD que se trata de "un encuentro de trabajo interno del ministerio con el sector" de la energía, sin precisar quiénes son los participantes.

Sus declaraciones llegaban el día en que Foro Nuclear presentaba las cifras de las centrales: con el 6% de la potencia instalada, los reactores españoles generaron un 20,25% de la energía eléctrica en nuestro país. Araluce destacó además que las nucleares produjeron en España un tercio de la electricidad generada sin emisiones de CO2 lo que las convierte, a su juicio, "en una herramienta maravillosa" para la "emergencia" climática que dice defender el Ministerio. Fuentes de la asociación insistieron a LD en que están dispuestos a hablar y a dialogar, pero no les llaman. Mientras desde el Ejecutivo se defiende la idea de que es la industria quien quiere parar, desde la industria dicen que quien "define la política energética es el Gobierno", y "si dice que paremos, paramos". Las empresas, como insistieron este miércoles, están dispuestas a seguir si se abre un diálogo sobre la rentabilidad en el futuro y sobre la carga impositiva, el "mayor gasto" en las centrales.

A esta exclusión se suma otro gesto que también llamó la atención en el sector: esta semana se celebra en la Real Academia de Ingeniería de España unas jornadas sobre "el papel de la energía nuclear en la transición energética española". A las jornadas han acudido los actores más relevantes de la industria, la supervisión y la investigación nuclear, entre ellos el presidente del Consejo de Seguridad Nuclear, el presidente de la Sociedad Nuclear Española así como representantes del CIEMAT, dependiente del CSIC; de ENUSA, empresa pública que trabaja fabricando combustible nuclear y de ENRESA, encargada de la gestión de residuos. Sin embargo, como se apuntó durante las jornadas y fuentes de la Academia confirmaron a LD, se invitó al Ministerio pero ni la ministra ni otros cargos que hubieran podido acudir en representación decidieron asistir.

Un año de margen para decidir

Entre tanto, el "punto de no retorno" para el cierre nuclear se acerca: Almaraz es la primera central en el calendario con una fecha de cierre programada para 2027 y a finales de 2024, como señaló Araluce, debería comenzar con los preparativos para la clausura lo que implica también dejar de tomar decisiones para su continuidad, como son el acopio de combustible, la formación de los empleados con licencia de operación o la contratación de materiales o mantenimientos preventivos.

Sobre un hipotético giro en caso de cambio de gobierno, el presidente de Foro Nuclear señaló que "el que venga" tendrá "que pararse a pensar si las paramos o no". "Tendrá un año, más o menos, para decidir si mantiene el plan", recalcó, recordando que en 2025 está prevista otra revisión del PNIEC.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios