Menú

Sánchez arriesgará 2.500 millones de los contribuyentes en avalar la compra de casas de los "jóvenes"

El Estado avalará el 20% de la adquisición de una casa a un perfil de comprador que no dispone de ahorros previos.

El Estado avalará el 20% de la adquisición de una casa a un perfil de comprador que no dispone de ahorros previos.
El presidente del Gobierno Pedro Sánchez se hace una foto con una simpatizante en un acto en Castellón. | EFE

El Gobierno ha puesto a funcionar a pleno rendimiento su máquina de prebendas electorales. En los últimos días, los anuncios del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se han enfocado en agasajar al votante juvenil con varias medidas que podrían salir muy caras a los contribuyentes si llegaran a materializarse.

Una de ellas es la línea de concesión de avales del 20% de la hipoteca para la compra de la primera vivienda habitual de "jóvenes y familias con menores a su cargo". En concreto, el Gobierno arriesgará 2.500 millones de euros de los contribuyentes para que un perfil de comprador que no dispone de ahorros previos adquiera una vivienda (lo habitual es que la banca no conceda créditos por encima del 80% si no es con aval).

Si al comprador finalmente le resulta imposible pagar el crédito, el Estado asumirá las pérdidas. Esta no es la primera vez que el PSOE obliga al contribuyente a subvencionar a los deudores a través del ICO. José Luis Zapatero fue uno de los pioneros, con su programa ICO Directo, y Sánchez aprobó en plena pandemia una línea de avales para empresas de 140.700 millones de euros.

Ahora, la novedad es que el aval estatal se destinará a la compra de casas por parte de unos compradores que tendrían mucho más difícil acceder al crédito privado, básicamente, porque los bancos desconfían de que puedan devolverlo. Regiones del PP, como la Comunidad de Madrid, Andalucía o Murcia también tienen en marcha planes similares.

Los requisitos

Los beneficiarios de estos avales estatales serán "jóvenes de hasta 35 años y familias con menores a su cargo sin límite de edad con ingresos individuales de hasta 37.800 euros brutos al año (4,5 veces el IPREM)". En el caso de que la vivienda sea adquirida por dos personas, el límite de ingresos se elevará al doble. Es decir, "los ingresos de los dos adquirientes no podrán superar en conjunto, la suma del límite establecido para cada uno".

La idea es todavía más atractiva para el deudor en función del número de hijos y de si familia es monoparental. Así, dicho límite se incrementará en 0,3 veces el IPREM (2.520 euros brutos anuales) por cada menor a cargo y, además, en el caso de familia monoparental el límite se podrá incrementar en un 70% adicional. El Gobierno calcula que podrá facilitar la compra de aproximadamente 50.000 viviendas.

El periodo para formalizar las hipotecas que se acojan a esta línea de avales estatales finalizará el 31 de diciembre de 2025, con posibilidad de prórroga de dos años en función de la demanda y las circunstancias económicas.

El préstamo a avalar con la Línea podrá ser de hasta el 100% del menor valor entre el de tasación y el precio de compra de la vivienda y el coste del aval otorgado por Mitma será asumido por la entidad de crédito. "En este punto, se abre la puerta a establecerse un límite máximo de precio de venta o tasación de la vivienda, que podría fijarse en función del ámbito territorial" explica el Gobierno. De no hacerlo, el Estado avalaría el 20% de una casa con un precio de 1 millón de euros, por ejemplo, lo que carecería de toda lógica.

El Ministerio compartirá hasta el 20% del riesgo de la totalidad del principal de cada hipoteca con la entidad de crédito en igualdad de condiciones. Si la vivienda a adquirir dispone de una calificación energética mínima D o superior, el Ministerio de Raquel Sánchez podrá avalar hasta el 25% del principal del préstamo.

El plazo del aval estatal será por un máximo de 10 años con independencia del plazo de amortización del préstamo y de la existencia o no de periodo de carencia.

Más ‘regalos’ juveniles

El Consejo de Ministros también aprobó ayer un acuerdo "para facilitar a los jóvenes de entre 18 y 30 años, ambos inclusive, viajar en transporte público este verano, tanto por España como por Europa" independientemente de que puedan pagárselo ellos mismos.

El descuento se aplicará sobre el precio de los billetes sencillos o de ida y vuelta que tengan fecha para viajar entre el 15 de junio y el 15 de septiembre de 2023. Los beneficiarios serán los jóvenes con nacionalidad española o jóvenes con nacionalidad de algún país de la Unión Europea con residencia legal en España, nacidos entre 1993 y 2005. Los potenciales beneficiarios deberán registrarse en la web de MITMA antes de realizar la primera compra.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro