Menú

Alemania entra en recesión técnica

La oficina alemana de estadísticas (Destatis) revisa a la baja el dato del PIB del primer trimestre y entra en terreno negativo.

La oficina alemana de estadísticas (Destatis) revisa a la baja el dato del PIB del primer trimestre y entra en terreno negativo.
Imagen de archivo: Ursula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea, con el canciller alemán Olaf Scholz | EFE

Ya está aquí. La temida y muy anunciada recesión ha llegado a Europa, y lo ha hecho precisamente en una de sus economías más pujantes, la alemana. Una economía que, sin embargo, con el suicidio energético al que sus mandatarios han condenado al país, ha sufrido una de las peores inflaciones de la UE.

Es precisamente eso lo que ha provocado que la oficina federal de estadística alemana, Destatis, haya revisado a la baja el dato del PIB alemán en el primer trimestre del año hasta meterlo en terreno negativo. Un -0,3% en lugar del estancamiento inicialmente previsto. Así, unido a la caída del 0,5% en el cuarto trimestre del año pasado, la economía alemana entra, oficialmente, en recesión técnica (dos trimestres consecutivos de decrecimiento).

Según explica la propia oficina, el lastre para la economía alemana de las fuertes subidas de precios, que se reflejó especialmente en el gasto en consumo final de los hogares, que disminuyó un 1,2% en el primer trimestre de 2023.

Esta mayor reticencia de los hogares a comprar se manifestó en el menor gasto en alimentos y bebidas, ropa y calzado en el primer trimestre de 2023 respecto del trimestre anterior, mientras que las familias alemanas compraron menos coches nuevos, lo que probablemente se deba, en parte, a la interrupción de las subvenciones para adquirir híbridos enchufables y la reducción de las subvenciones para vehículos eléctricos a principios de 2023.

De su lado, el gasto de consumo final del Gobierno también disminuyó considerablemente los tres primeros meses de 2023, con una contracción del 4,9% respecto al trimestre anterior.

Por el contrario, la Oficina destaca que la inversión aumentó desde el cuarto trimestre de 2022, con un aumento de la formación bruta de capital fijo en la construcción (+3,9%), en parte debido al buen clima durante el primer trimestre de 2023, mientras que la formación bruta de capital fijo en maquinaria y equipo también fue notablemente mayor a principios de año (+3,2%).

Asimismo, también se registraron contribuciones positivas del comercio exterior, ya que, en comparación con el cuarto trimestre de 2022, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron un 0,4%. Por el contrario, las importaciones cayeron un 0,9%, debido, en parte, a la reducción de las importaciones de combustibles minerales, como petróleo crudo y productos de petróleo, y productos químicos y productos químicos.

Mejores datos de empleo y horas trabajadas

Es paradójico que estos datos hayan sido cosechados con una importante mejora en el mercado laboral, donde están ocupadas 45,6 millones de personas (446.000 más respecto al mismo periodo de 2022) y prácticamente con el mismo número de horas trabajadas.

"Después de que el crecimiento del PIB entrara en territorio negativo a finales de 2022, la economía alemana ahora ha registrado dos trimestres negativos consecutivos", ha confirmado Ruth Brand, presidenta de la Oficina Federal de Estadística.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios