Menú

Renfe también pide prohibir los vuelos cortos en plena explosión de la liberalización de los trenes

La operadora pública, que asegura haber rebajados sus billetes más de un 30%, pide también que se generalicen los peajes en las autopistas.

La operadora pública, que asegura haber rebajados sus billetes más de un 30%, pide también que se generalicen los peajes en las autopistas.
Un tren AVE de Renfe. | Europa Press

La liberalización del transporte ferroviario en España sigue su curso. Tras el proceso que eliminó el monopolio de Renfe en 2020 e introdujo competencia en la alta velocidad por medio de las operadores Ouigo e Iryo, ahora Adif anuncia una nueva fase de la liberalización del sistema ferroviario.

Esta segunda fase tendrá el objetivo de extender las reformas introducidas en ciertas rutas de alta velocidad hacia otras líneas que aún no están liberalizadas, y podrá suponer la entrada de nuevos actores en el mercado. Hasta la fecha, esta entrada de competencia ha fomentado una disminución considerable de los precios en rutas como Madrid-Barcelona.

"La liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril es un proceso imparable e irreversible en nuestro país", apuntó el pasado lunes la presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, durante su anuncio de la continuidad del proceso de liberalización. La directiva ha señalado, en este sentido, que Adif tiene la "obligación de consolidar la liberalización" y continuar con esta "dinámica" abriendo "nuevas oportunidades" a empresas ferroviarias "más allá de los tres corredores que tenemos actualmente".

Menos cánones y menos aviones

En el transcurso del evento organizado por la CNMC, en el que Adif ha anunciado sus nuevos planes, las principales compañías del sector han aprovechado para hacer balance respecto a proceso de liberalización, así como para exponer sus quejas y preocupaciones.

Es el caso, por ejemplo, de Ouigo e Iryo, que han pedido revisar de manera "urgente" la política de cánones exigidos por Adif, por considerarla obsoleta y encarecer los viajes, lo cual estaría provocando un exceso de oferta respecto a la demanda de los viajeros. En este sentido, Libre Mercado ya apuntó a este como uno de los problemas a los que se enfrentan los operadores. Estos peajes, que la entidad pública cobra por utilizar su infraestructura, recorta los márgenes de las compañías y dificulta la posibilidad de establecer precios más bajos que atraigan a la demanda. Así, una rebaja de los cánones del entorno del 15% podría incrementar la demanda un 35%, según KPMG.

Además, Ouigo ha señalado que el sector ferroviario ha perdido competitividad en comparación con el transporte por carretera "porque las autopistas son gratuitas y el carburante ha recibido ayudas hasta 2022, lo que constituye una subvención oculta al coche individual, que es nuestro primer competidor", ha advertido la directora general de Ouigo en España, Helene Valenzuela. Iryo, por su lado, ha criticado que "cuando el 50-70% de los costes son los cánones y la energía, claramente no es sostenible para el negocio".

Y, por su parte, Renfe ha aprovechado para pedir directamente al Gobierno que implante peajes masivos en las carreteras así como acometer la prohibición de los vuelos cortos que tengan una alternativa ferroviaria inferior a dos horas y media. De esta forma, la operadora pública quiere incentivar la demanda de transporte mediante tren e incrementar así su dominio frente a la liberalización del sector.

Asimismo, la directora general de Renfe Viajeros, Sonia Araujola, ha reconocido que la liberalización ha trasladado la presión competitiva al precio. En concreto, Renfe asegura haber registrado bajadas de entre el 30% y el 40% en sus precios, y ha indicado que ahora es el momento de buscar consolidar el "punto de equilibrio" para el precio, para que, además de atractivo para el público, resulte rentable para la compañía.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro