Menú

El campo explota y exige la dimisión inmediata de Teresa Ribera por apoyar la campaña contra la fresa española

Aunque parezca inaudito, Sánchez y Ribera asumen como cierto que la fresa de Huelva tiene algún problema ecologista.

Aunque parezca inaudito, Sánchez y Ribera asumen como cierto que la fresa de Huelva tiene algún problema ecologista.
La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, durante un acto de campaña del PSE-EE en Irún (Guipúzcoa) | Europa Press

El primero en atacar al campo español fue el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien no dudó en respaldar el boicot alemán a la fresa española. Sánchez subrayó el "riesgo" que suponía "para las economías locales" del entorno del Parque de Doñana la proposición de ley de la Junta de Andalucía que quiere regularizar regadíos en la comarca del Condado de Huelva.

Pero, por si era poco insensato un mensaje que no tardaron en usar desde Alemania, ha aparecido la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y ha conseguido ser más explícita. Se ha puesto aún más de parte de una campaña que amenaza con boicotear los productos agrícolas españoles en todo el extranjero y ha pasado a divulgar lo siguiente:

"Alerta entre los consumidores alemanes que amenazan con un boicot a las fresas españolas. Es imprescindible despejar ya cualquier duda. Juanma Moreno debe retirar de inmediato la ley de regadíos que amenaza Doñana". Traducido, Sánchez y Ribera asumen como cierto que la fresa de Huelva tiene algún problema ecologista. El campo se ha cansado ya y la Junta Directiva de ASAJA ha pedido la dimisión inmediata de la vicepresidenta tercera del Gobierno por sus mensajes alentando al boicot de las fresas de Huelva.

Por increíble que parezca, todo vale para el Gobierno de Pedro Sánchez con tal de intentar conseguir cuatro votos, aunque sea a costa del campo español y, en este caso concreto, de la fresa.

Una legislatura atacando al campo

"Una vez más, un destacado miembro del equipo de Gobierno de Pedro Sánchez inflinge un duro e injustificado ataque al sector agrario de nuestro país y el propio presidente sorprende sumándose a la campaña de desprestigio", señala ASAJA. La frase puede aludir al mensaje de Sánchez, o a los de Luis Planas con su PAC imposible de aplicar por los eco regímenes, o a los mensajes de Alberto Garzón contra la carne, o a los del Gobierno entero elevando los costes fiscales, sociales, energéticos, burocráticos o de cualquier estilo, o a los de los ministros de Podemos contra las granjas o a cualquier otro. Porque lo cierto es que es complicado encontrar una legislatura con más golpes al campo.

"Resulta inaudito que desde el propio Gobierno de la Nación se esté continuamente lanzando mensajes en contra de un sector económico de vital importancia como es el sector agrario español", añade ASAJA. La asociación del campo recuerda que "la primera obligación de un gobernante es estar al lado de los ciudadanos que representa y salvaguardar y defender sus intereses. Esta ha sido la última agresión de este Gobierno que, recordemos, no duda en desprestigiar el trabajo de los agricultores y ganaderos españoles, siempre que tiene oportunidad".

Ataques de Garzón y Yolanda Díaz

Para ASAJA es "digno de mención el ataque a los ganaderos de este país que protagonizó el ministro de Sanidad, Alberto Garzón, en un medio británico como The Guardian al asegurar que España exporta "carne de mala calidad". Los profesionales del campo destacan también como "celebres las palabras de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, que en una circular remitida a los inspectores de trabajo les instaba a que buscaran casos de "explotación laboral" o incluso "esclavitud" entre los empresarios agrarios". Y ahora "es la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, la que apoya una campaña ciudadana germana para que los supermercados de Alemania no vendan fresas de Huelva".

Este apoyo de la vicepresidenta al boicot de productos españoles "es de todo punto inadmisible y constituye una clara agresión hacia miles de productores y sus familias que trabajan duro todo el año para sacar adelante sus explotaciones, generar riqueza y contribuir al desarrollo de las exportaciones del país" aclara ASAJA.

El sector productor de fresa y otros frutos rojos contribuye a las exportaciones del sector agroalimentario con más de 600 millones de euros anuales y da trabajo, de manera directa, a 100.000 personas. Las producciones de frutos rojos de Huelva están reconocidas a nivel mundial y garantizadas como fruta de calidad, segura y saludable que se produce de forma homologada como "sostenible", con las técnicas más eficientes y de máximo aprovechamiento de riego, reducción de plásticos y conservación del medio ambiente, según los cánones más exigentes de la nueva era ultraecologista.

"Desde ASAJA instamos al presidente del Gobierno y a todo su gabinete a que no utilicen al sector agrario como arma arrojadiza en la confrontación política y se abstengan de infringir más perjuicios a los productores. Las consecuencias de este tipo de declaraciones pueden ser desastrosas para un sector que pasa por momentos de graves dificultades e incertidumbres (sequía, inestabilidad de los mercados, falta de rentabilidad de las explotaciones, bajos precios en origen, altos costes de producción y normativas lesivas)", concluye la asociación del campo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro