Menú

El campo negoció directamente con los diputados alemanes para frenar la inspección a la fresa ante la inacción de Ribera

Interfresa remitió a los diputados alemanes una misiva en la que se defendía la sostenibilidad del sector de la fresa en el Parque de Doñana.

Interfresa remitió a los diputados alemanes una misiva en la que se defendía la sostenibilidad del sector de la fresa en el Parque de Doñana.
La gestión de la fresa está avalada por las certificaciones internacionales más exigentes. | Alamy

Una delegación del Bundestag inició el pasado domingo una inspección a España para comprobar el impacto del cultivo de la fresa en el Parque de Doñana. El lunes se suspendía la visita ante la ola de repulsa social. Pero, mientras sucedía toda esta polémica, ocurrieron dos cosas más: la primera, que la inspección fue jaleada por dos mensajes –uno de Pedro Sánchez y otro de su ministra Teresa Riberadando por buenas las acusaciones lanzadas desde Alemania contra la fresa de Huelva. La segunda, que ante la falta de defensa del Gobierno español, fueron las propias asociaciones de agricultores las que se pusieron en contacto con los diputados alemanes para pedirles que frenaran en su objetivo. Así, fueron los propios agricultores y no el Gobierno quien salió en defensa de la fresa española. Las cartas que hoy publica Libertad Digital fueron remitidas a los diputados para frenar el ataque.

"Estimado Sr. diputado: Me dirijo a usted en nombre de Interfresa, la Asociación Interprofesional de la Fresa, principal representante de los productores y comercializadores del sector de los frutos rojos en España, con motivo de su visita anunciada a España en relación a la situación del Parque Nacional de Doñana", comenzaba una de esas misivas.

"Hemos conocido de su intención de visitar Huelva, y en aras de nuestro total compromiso con la transparencia, nos ponemos a su disposición y le invitamos a conocer de primera mano las compañías y fincas de producción del sector aprovechando su visita", señalaba la carta. Los agricultores dieron por hecho que vendrían, pero intentaron, al menos, hacer llegar la versión que el Gobierno de Pedro Sánchez no quiso defender. La misiva, en un tono diplomático, buscaba explicar la utilización política que se estaba haciendo de la acusación a la fresa de ser culpable de estar secando Doñana: "Estamos orgullosos de la confianza sostenida de los consumidores alemanes, que han hecho de su país nuestro principal mercado, confiando en la calidad y responsabilidad medioambiental de nuestro producto". El texto añadía: "Esa gestión está avalada por las certificaciones y protocolos internacionales más exigentes en sostenibilidad y uso de agua. De hecho, las fresas y frutos rojos exportados cuentan con la certificación internacional Spring de GLOBALG.A.P. que exigen las principales cadenas de supermercados de Alemania para una gestión legal y responsable del agua en los cultivos".

Por todo ello, los agricultores se ofrecían a "en el transcurso de esa visita" dar la "oportunidad de conocer de primera mano la gestión sostenible y responsable del agua en nuestros cultivos y nuestro escrupuloso cumplimiento de la legalidad española y comunitaria". "De la misma manera les invitamos a contactar a las propias cadenas de supermercados de su país para conocer el detalle de estas certificaciones", añadía. "Atendiendo su interés, reiteramos nuestra invitación formal a visitar nuestro trabajo para que conozca de primera mano el sector español de la fresa y los frutos rojos y nuestro continuo compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad", concluía la carta.

El Gobierno defendió la visita

La reacción de los diputados alemanes fue cancelar la inspección de la delegación del Bundestag para comprobar el impacto del cultivo de la fresa en el Parque de Doñana por, según afirmaron, "respeto". Un respeto y defensa que reclamaron las propias asociaciones agrarias. No el Gobierno que, directamente y como ha publicado Libertad Digital, elaboró un argumentario para defender el ataque a la fresa.

Entre las frases de ese catálogo de frases para atacar a la fresa se encontraba que "el Miteco [Ministerio de Transición Ecológica] no valora las iniciativas del Parlamento de un Estado Miembro de la UE, ni opina sobre si es conveniente o no que dicha visita se produzca en periodo electoral" y que "el Miteco se ratifica en su posición: exige la retirada inmediata de la ley que seca Doñana y planteará un recurso suspensivo ante el Tribunal Constitucional si la proposición de ley se aprueba".

Traducido: Ribera argumentó para no repeler la visita y para defender el argumento estrella contra la fresa.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro