Menú

Teresa Ribera distribuyó un argumentario interno para defender la acusación alemana contra la fresa española

"El Ministerio no valora las iniciativas del Parlamento de un Estado Miembro, ni opina sobre si es conveniente que se produzca en periodo electoral".

"El Ministerio no valora las iniciativas del Parlamento de un Estado Miembro, ni opina sobre si es conveniente que se produzca en periodo electoral".
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, este lunes 5 de junio. | Europa Press

La delegación del Bundestag que este domingo inició su inspección a España para comprobar el impacto del cultivo de la fresa en el Parque de Doñana decidía, de pronto, este pasado lunes, suspender la visita por "respeto". La realidad tenía más que ver con la repulsa social. Pero lo cierto es que la visita fue animada por dos mensajes –uno de Pedro Sánchez y otro de su ministra Teresa Ribera dando por buenas las acusaciones lanzadas desde Alemania contra la fresa de Huelva.

La campaña interna de Ribera, de hecho, llegó a tal punto que elaboró un argumentario para defender el ataque a la fresa. Entre las frases de ese catálogo de frases para atacar a la fresa se encontraba que "el Miteco [Ministerio de Transición Ecológica] no valora las iniciativas del Parlamento de un Estado Miembro de la UE, ni opina sobre si es conveniente o no que dicha visita se produzca en periodo electoral" y que "el Miteco se ratifica en su posición: exige la retirada inmediata de la ley que seca Doñana y planteará un recurso suspensivo ante el Tribunal Constitucional si la proposición de ley se aprueba". Traducido: Ribera argumentó para no repeler la visita y para defender el argumento estrella contra la fresa.

Ese argumentario contenía más puntos. Por ejemplo, que "la visita es iniciativa del Parlamento alemán, el Bundestag, que es quien la ha impulsado y organizado de forma autónoma", que "el Bundestag solicitó al Miteco un encuentro con el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, como autoridad medioambiental del Gobierno […]" y que "corresponde al Bundestag informar sobre el resto de encuentros que mantendrán sus parlamentarios con los responsables de la Junta de Andalucía y otras las autoridades u organizaciones que puedan trasladarles la grave situación que atraviesa Doñana". O, dicho de otra manera, se asumió que no había que cuestionar a Alemania el ataque a los agricultores.

Las frases fueron totalmente expresas: "El Miteco no valora las iniciativas del Parlamento de un Estado Miembro de la UE, ni opina sobre si es conveniente o no que dicha visita se produzca en periodo electoral". Y "el Miteco se mantiene firme en sus argumentaciones". ¿Y cuáles son esas argumentaciones?

  • La primera, que el "Miteco respalda y defiende a todos los agricultores legales, que ahora se ven amenazados por una crisis reputacional generada por la política temeraria de Moreno Bonilla. No se debe criminalizar a los freseros". No se les debe "criminalizar", pero el Ministerio vuelve a asumir por buena la acusación. Y, ante la imposibilidad de saber quiénes asumen agua filtrada de Doñana, el ataque recae sobre todos.
  • La segunda, que "Moreno Bonilla ha puesto en riesgo a los freseros. Es injusto que las comercializadoras hagan pagar a los freseros las irresponsabilidades cometidas por el presidente de la Junta".
  • Tercero, que "los freseros tendrán a su lado siempre al Gobierno de España".

Pero, atención, de nuevo, vuelve a aceptar la acusación alemana en todo el resto de argumentos: 1) "El Miteco advirtió verbalmente y por escrito a la Junta de Andalucía del riesgo que implicaba impulsar una proposición de ley en contra de la legislación española y Europea". 2) "La Comisión Europea advirtió a la Junta de Andalucía verbalmente y por escrito de que esa proposición de ley va en contra de la legislación europea y que, por lo tanto, se tomarán todas las medidas necesarias para frenarla de ser aprobada en el Parlamento andaluz". 3) "El Miteco se ratifica en su posición: exige la retirada inmediata de la ley que seca Doñana y planteará un recurso suspensivo ante el Tribunal Constitucional si la proposición de ley se aprueba". Y 4) "Moreno Bonilla sabía que ponía en riesgo al sector de la fresa por un puñado de votos. Ya en la anterior ocasión (2021) en que planteó una iniciativa similar para aumentar las hectáreas de regadío en la Corona de Doñana, las comercializadoras de fresas amenazaron con un boicot. Sabía que volvería a suceder. Su conducta es temeraria: pone en riesgo a los freseros por su empeño en secar Doñana".

Un argumentario que sirvió a los diputados alemanes para sentirse autorizados.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro