Menú

La mala situación de la economía le puede costar a Sánchez más de 1 millón de votos el 23-J

La economía entra en campaña y puede condicionar el resultado. El 40% de los votantes del PSOE considera que la situación es "mala o muy mala".

La economía entra en campaña y puede condicionar el resultado. El 40% de los votantes del PSOE considera que la situación es "mala o muy mala".
Pedro Sánchez y Nadia Calviño | Flickr/CC/La Moncloa - Gobierno de España

¿Hasta qué punto la percepción de la coyuntura económica condiciona el voto en las urnas? Esto es lo que analiza y trata de responder el economista Santiago Calvo en el último informe publicado por el Instituto Juan de Mariana bajo el título Midiendo el voto económico en España: ¿el partidismo nubla la razón?

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sus ministros se han afanado desde el inicio de la campaña electoral en destacar la fortaleza y buena marcha de la economía española, hasta el punto de afirmar en varias ocasiones que "va como una moto".

Los datos, sin embargo, no dicen lo mismo. España se sitúa a la cola de la recuperación económica de Europa, lidera la tasa de desempleo y sufre la mayor caída de renta per cápita. Tanto es así que la percepción que tienen los electores sobre la situación real de la economía nacional dista mucho del discurso triunfalista que pretende vender el Gobierno.

Según muestran los barómetros fusionados del CIS desde enero a marzo de 2023, cerca del 66% de los encuestados indica que la situación de la economía española es mala o muy mala. Entre los votantes del PSOE, este porcentaje cae al 40%, mientras que en el resto de electores sube al 74%.

encuesta-ijm.png

Aunque el partidismo sigue siendo la variable más importante a la hora de decidir el sentido del voto, el informe concluye que la valoración de la situación económica juega un papel relevante. En concreto, una percepción "mala o muy mala" de la misma puede llegar a restar, en términos generales, hasta 8 puntos de apoyo al partido en el gobierno, según se desprende del análisis realizado en elecciones pasadas.

El estudio incluye también una prospección de lo que podría pasar en las generales del próximo 23 de julio, arrojando dos resultados clave. En primer lugar, que, "entre los que votaron al PSOE en 2019, tener una valoración mala o muy mala de la situación de la economía española reduce las probabilidades de que vuelvan a votar al PSOE en 16 puntos porcentuales".

Y, en segundo término, dado que un 40% de los votantes socialistas considera que la situación económica es "mala o muy mala", el apoyo electoral al PSOE podría llegar a reducirse en 6,4 puntos, desde el 28% obtenido en los comicios de 2019 hasta el entorno del 22%. Esto significa que la mala situación de la economía española le podría costar a Sánchez hasta 1,5 millones de votos, tomando como referencia las últimas generales.

El informe concluye que, aunque "el partidismo puede nublar la razón", "la incidencia del voto económico tiene mucha importancia". Y es que, si la situación económica no condicionara el voto, "los políticos serían libres para seguir cualquier tipo de política que elijan, sin tener en cuenta cómo benefician a la gente".

Así pues, todo parece indicar que la gestión económica llevada por el Gobierno en estos últimos cuatro años jugará su papel y, a la vista de la negativa percepción generales que tienen muchos votantes, socialistas incluidos, el triunfalismo de Sánchez tendrá un impacto nulo en las urnas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro