Menú

Yolanda Díaz se revuelve contra la banca en plena opa del BBVA: exige un impuesto camuflado a las reservas obligatorias

Yolanda Díaz quiere elevar la reserva obligatoria de los bancos, sin remuneración, en el BCE.

Yolanda Díaz quiere elevar la reserva obligatoria de los bancos, sin remuneración, en el BCE.
Archivo

Yolanda Díaz se atreve con todo. Ahora ha pedido a su propio Gobierno la adopción de una medida cuya primera consecuencia sería la reducción del dinero disponible de la banca y la rebaja de sus ingresos. El plan: elevar la reserva obligatoria de los bancos, sin remuneración, en el BCE.

Sumar ha exigido a Pedro Sánchez "llevar a cabo, como miembro de la Autoridad Macroprudencial Consejo de Estabilidad Financiera (AMCESFI), las medidas oportunas para elevar los colchones de capital en un porcentaje proporcional a los beneficios extraordinarios que las entidades financieras han obtenido con la remuneración de sus depósitos en el Banco de España, con el fin de fortalecer la solvencia del sector, reducir riesgos macroprudenciales y promover la estabilidad financiera en el contexto actual de aumento de precios e inestabilidad económica". Lo cierto es que la medida supondría una reducción de los ingresos de las entidades financieras. Ingresos que se quedarían en el BCE.

Sumar también ha exigido, "en aras de alcanzar una mayor claridad y transparencia en la información que suministran las Administraciones Públicas a los ciudadanos, solicitar al Banco de España la publicación de la siguiente información:

a) La cantidad pagada por el Banco de España a las entidades de crédito en los años 2022 y 2023 en concepto de intereses abonados por sus fondos depositados en la facilidad de depósito, desglosado por entidades.

b) Justificación contable e importe de cada provisión o concepto dentro de cada provisión, dotado por el Banco de España con cargo a sus beneficios entre 2012 y 2023".

Para los de Yolanda Díaz, "las principales entidades financieras de nuestro país han sorprendido al público al anunciar sus impresionantes beneficios obtenidos durante el año 2023. Los resultados totales antes de impuestos ascendieron a 38.922 millones de euros, un aumento del 21,6 % con respecto al año anterior, marcando un récord histórico en los registros contables de los bancos". Para Sumar, la obtención de beneficios es mala. De hecho, piden que se recapitalicen los bancos mientras critican los beneficios, que son la mayor garantía de refuerza de cualquier empresa.

"Encabezando la lista de resultados se encuentra el Banco Santander con 16.459 millones de euros, seguido de BBVA con 12.419 millones, Caixabank con 6.924 millones, Sabadell con 1.891 millones y Bankinter con 1.229 millones", señalan los comunistas. "Estas cifras sin precedentes, junto con los beneficios del año anterior (32.000 millones de euros), equivalen a seis veces el presupuesto del Estado destinado a sanidad, agricultura o servicios sociales", explican. Aunque lo cierto es que, a lo mejor, deberían explicar como presupuestos elaborados con techos de gasto que rozan los 200.000 millones de euros sólo destinan esos importes a "sanidad, agricultura o servicios sociales".

Para los comunistas, "el principal motivo detrás de estos impresionantes beneficios bancarios radica en la aplicación de una política monetaria restrictiva por parte del Banco Central Europeo (BCE) para combatir los niveles de inflación superiores al 10 % en la Unión Europea". Lo cierto es que desde el covid y hasta hace menos de un año, no se recuerda una etapa de mayor facilidad financiera desde el BCE. Y si ha cambiado esa política ha sido exclusivamente por el descontrol de la inflación.

"En tan solo 14 meses, el BCE elevó los tipos de interés de referencia en diez ocasiones, pasando del 0% al 4,5%. Esta medida, inusual tanto por su velocidad como por su objetivo de detener una inflación impulsada por factores de oferta, ha tenido un impacto limitado según el informe anual del Banco de España del año 2022", añaden desde su versión.

Para Sumar, "este contexto de beneficios récord de la banca contrasta con la realidad de las personas que tienen hipotecas a tipo variable". Y el partido de Yolanda Díaz señala que "la propuesta de elevar las reservas no remuneradas no sería algo fuera de lo normal. Los bancos ya quedaron exentos en 2019 de pagar el tipo de interés negativo que entonces se cobraba por depositar dinero en los bancos centrales. La exención fue para una parte de los depósitos. De la misma manera hoy se podría dejar una parte de lo ingresado en la facilidad de depósito sin remuneración".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios