Menú

El cohete de Sánchez: más pobre, endeudado, poco productivo y lleno de parados

Frente al optimismo exacerbado de Sánchez, hay indicadores sobre el desempeño económico nacional que desmontan la euforia del Gobierno.

Frente al optimismo exacerbado de Sánchez, hay indicadores sobre el desempeño económico nacional que desmontan la euforia del Gobierno.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. | Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sigue burlando de los españoles. "Este año tengo que decir que la economía española ya no va como una moto, ahora va como un cohete" ha llegado a afirmar el líder del PSOE esta semana. La frase también ha sido secundada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que no hay que olvidar que es la encargada de los Presupuestos Generales del Estado.

Antes de ir al fondo del asunto, lo primero que llama la atención es que tanto Sánchez como sus ministros usen este tipo de expresiones tan poco rigurosas para referirse a la riqueza del país y/o a la evolución de la economía española. El año pasado, la economía española iba "como una moto" y ahora le ha tocado el turno al "cohete". Cabría preguntarse si al año que viene, cuando el Ejecutivo se disponga a analizar las cifras de empleo o de PIB, vislumbrarán la nave espacial.

Eso sí, frente al optimismo exacerbado de Sánchez, hay indicadores sobre el desempeño económico nacional que desmontan la euforia del Gobierno en esta materia. Vamos a repasar la realidad del "cohete" de Sánchez.

PIB y renta

Sánchez ha sacado pecho de que esta semana Bruselas haya mejorado el crecimiento de España para este año al 2,1%, por encima de la previsión del Gobierno. Aunque este ritmo de crecimiento podría resultar aceptable, ¿es tan excepcional para calificarlo de "cohete"? Cabe recordar que, cuando España creció un 3,8% en 2015 o un 3% tanto en 2016 como 2017, los socialistas no se refirieron a la situación del país en esos términos tan festivos.

Además, dejando a un lado que el líder del PSOE presume de PIB omitiendo la tasa crecimiento acumulada desde 2019 y sin recordar que nuestro país fue el que más se hundió de Europa en 2020 y uno de los que más tardó en recuperar el PIB perdido por la pandemia, una realidad muy preocupante es que España sigue por debajo de la media de la UE en poder adquisitivo y sin recuperar el nivel prepandemia.

Y es que, España alcanzó en 2023 un producto interior bruto (PIB) per cápita equivalente al 89% de la medida de la UE (100), según Eurostat. Esta decadente situación también está por debajo del nivel del 91% de 2019 y, lo más grave: está muy lejos del 105% del máximo registrado en 2006.

pib-percapita-recorte.jpg

La pobreza, disparada

Una de las cifras que más debería lamentar un gobierno socialista es las de la pobreza. Y este indicador ha empeorado en 2023 hasta un nuevo máximo histórico: el 8,9% de la población sufre "carencia material y social severa", casi el doble desde 2019, cuando arrancó la pasada legislatura de Sánchez. Estamos hablando de más de 4,2 millones de personas en dificultades

Nuevo récord de deuda pública

Esta misma semana hemos conocido que la deuda pública sumó 10.401 millones de euros en marzo, lo que hizo que marcara un nuevo récord histórico superando los 1,61 billones de euros. Aunque es una auténtica tragedia que una economía se endeude más de lo que es capaz de producir, en el Ejecutivo no dudan en seguir aumentando los pasivos del Estado dejando una herencia envenenada a las generaciones futuras.

deuda-marzo-2024-recorte.jpg

De hecho, en el Gobierno no quieren ni oír hablar de la deuda en términos absolutos, y sólo presumen cuando la ratio de la deuda respecto al PIB disminuye en alguna ocasión, como por ejemplo, a cierre de 2023 (el pasado mes de marzo volvió a subir). Sin embargo, usando la propia comparativa que al Ejecutivo le viene bien, España cerró el ejercicio de 2023 con la cuarta cifra de deuda sobre PIB más alta de los países de la UE.

Nuevo récord en gasto en pensiones

El gasto en pensiones también continúa su escalada sistemática. El pasado mes de abril,las arcas del Estado abonaron el récord de 12.710 millones de euros, un 6,2% más que en igual mes de 2023. Nunca antes se había gastado tanto en pensiones en un mes.

Que cada vez haya más jubilados (por el aumento de la esperanza de vida) y que los que entran en el sistema cada vez cobran más (han cotizado más) son algunos de los motivos que explican esta escalada en el gasto, pero no son los únicos.

Y es que, el Gobierno de Pedro Sánchez, con Escrivá a la cabeza, ha planeado reformar el sistema de pensiones sin reducir en ningún momento el gasto y encomendándose sólo a subir los impuestos a los trabajadores vía cotizaciones sociales. Sin embargo, ese aumento de los impuestos al trabajo no será suficiente para cuadrar las cuentas del sistema, como también le ha afeado hasta Bruselas al Gobierno.

Inflación

Curiosamente, el Gobierno ya ha dejado de comparar la inflación de España con la del resto de Europa. Como el año pasado, el IPC no subía tanto por el efecto escalón, Sánchez presumía del "éxito de país" frente a sus vecinos europeos.

Sin embargo, ahora que la inflación se está acelerando otra vez en España (estamos en el 3,3%), mientras la media europea se sitúa en el 2,4%, el silencio reina en el Ejecutivo. Además, lo verdaderamente dañino de este asunto es que la inflación acumulada en los últimos tres años (abril de 2021) es del 16,5%, que es el poder adquisitivo que han perdido los ciudadanos durante ese tiempo.

Liderando el desempleo europeo

Aunque el Gobierno presume de empleo, España ostenta el sonrojante título de liderar el ranking de paro de la UE, con una tasa del 11,7%, lo que supone casi el doble que la media. Además, nuestro país también tiene la mayor tasa de paro juvenil de la UE, con un 27,2%.

Bien es cierto que, el pasado mes de marzo el paro oficial cayó hasta las 2.666.500 personas, su cifra más baja desde septiembre de 2008, y que la afiliación superó los 21 millones de personas. Hasta ahí, los resultados son buenos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Gobierno ha venido engordando artificialmente las cifras de afiliación con empleo público, mientras que maquilla el paro con los indefinidos inactivos, que no trabajan y no cuentan como parados, y la calidad del empleo con esta misma fórmula, que convierte por arte de magia empleos temporales en indefinidos que duran lo mismo.

Caída de la productividad

La baja productividad es una de las principales debilidades de la economía española. Aunque esta problemática lleva enquistada en nuestro país desde hace años, lo cierto es que desde que Pedro Sánchez llegó al gobierno la productividad nacional se está alejando cada vez más de los países desarrollados.

cepyme-productividad-18-23.jpg

Aunque la medición de la productividad no es sencilla, un reciente estudio de Cepyme revela que España fue el país de la OCDE que sufrió una mayor caída de su productividad entre los años 2018 y 2023. En el gráfico anterior se observa que la productividad nacional (medida en PIB por trabajador) cayó un 3,8% en ese periodo frente al aumento del 4,6% de la productividad del conjunto de la OCDE.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro