no acepta las subvenciones

Ryanair rechaza la oferta de la Generalidad y se marcha de Reus y Gerona

La compañía irlandesa rechaza la subvención de la Generalidad por considerarla insuficiente.

LIBRE MERCADO

Los 7,5 millones de euros que estaba dispuesto a pagar el Gobierno catalán no han sido suficientes para retener a la aerolínea irlandesa Ryanair en Gerona. Las negociaciones entre la Generalidad y la compañía se dan por concluidas y Ryanair se marcha definitivamente del aeropuerto catalán, según informa el diario La Vanguardia.

Ryanair consideró insuficiente la oferta de la Administración catalana a cambio de que volviese a situar Vilobí por encima de los cuatro millones de pasajeros el año que viene y le respondió con una contraoferta que la Generalidad ha rechazado: 15 millones de euros por cada tres millones de pasajeros que pasen por las instalaciones de Vilobí d'Onyar o la marcha definitiva.

Aunque las negociaciones se consideran rotas la única posibilidad que baraja el Gobierno catalán para que la irlandesa continúe operando en Gerona, sería que Ryananir redujese la cuantía exigida en la subvención, una situación improbable dada la firmeza de su postura.

El otro desencuentro con la Administración lo ha confirmado en rueda de prensa, el vicepresidente de la aerolínea, Michael Cawley, explicando que el "continuo incumplimiento" de los acuerdos por parte de la Generalidad y las instituciones tarraconenses les ha llevado a tomar esta decisión.

La suspensión de los vuelos se limitará de momento a la temporada de invierno a la espera de retomar las conversaciones con el Gobierno y con la voluntad "de llegar a buen puerto"; en Reus, la aerolínea opera 28 rutas, cuatro domésticas y 24 internacionales, y el nuevo anuncio de repliegue llega después de que haya recortado de forma drástica su oferta desde el aeropuerto de Gerona.

Cawley ha negado que el abandono de la base de Reus sea una amenaza de cara a las negociaciones del convenio para el Aeropuerto de Gerona, donde el contrato entre la aerolínea y la administración expira este año. "Son cosas totalmente independientes, simplemente buscamos acuerdos de colaboración que funcionen, que en Reus no han funcionado", ha afirmado.

Cawley no ha querido especificar los términos de las conversaciones que se están llevando a cabo con el ejecutivo, por considerarlos "confidenciales". El vicepresidente ha recriminado de nuevo que les negara la cantidad acordada con el anterior Govern por la actual coyuntura económica y que, sin embargo, "al día siguiente le dieran 20 millones a Spanair, una empresa en quiebra".

Acceda a los 13 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular