cierra plana el viernes

La Bolsa cierra su peor semana desde mayo de 2010 con pérdidas del 10,34%

En lo que va de año, el Ibex acumula pérdidas del 12,05%, tras marcar máximos negativos en los últimos días. Y la prima de riesgo, sigue disparada.

LIBRE MERCADO

En tan sólo cuatro días la bolsa española ha perdido más del 10%. En lo que va de año acumula pérdidas del 11,89% marcando casi cada día de esta semana máximos negativos y con la prima de riesgo disparada.

Lunes de alarma

Con el comienzo del mes de agosto lejos de apaciguarse la bolsa española registró este lunes la mayor caída tras trece meses, el 3,24% situándose en un mínimo anual de 9.300 puntos lo que logró encender las alarmas del mercado nacional. La sesión del lunes estuvo marcada por el acuerdo entre republicanos y demócratas para ampliar el techo de gasto y evitar in extremis, tenían de fecha límite hasta el martes, la suspensión de pagos de Estados Unidos.

En la eurozona la actividad fabril caía hasta niveles de octubre de 2009. A este pésimo dato se sumaba el del índice de actividad manufacturera de EEUU de julio que bajó de 55,3 a 50,9 puntos, nivel que no marcaba desde el mismo mes de 2009. Wall Street abrió con pérdidas contagiando a las bolsas europeas.

El principal indicador del mercado nacional, el IBEX 35, perdió 312,50 puntos, el 3,24% -la mayor caída desde el 29 de junio de 2010-, hasta 9.318,20 puntos, mínimo anual de cierre, con lo que las pérdidas de este ejercicio ascendían el lunes al 5,49%. En Europa, con el euro a 1,421 dólares, las principales plazas europeas bajaron: Milán, el 3,87%; el índice Euro Stoxx 50, el 2,88%; Fráncfort, el 2,86%, París, el 2,27%, y Londres, el 0,7%.

Martes de tensión

Se podría considerar a la semana bursátil la de los "mínimos" ya que este martes la situación en el parqué español, lejos de mejorar, registró otro mínimo anual tras el que se situaba en niveles de julio de 2010 tras perder el 2,18%. Vinieron mal dadas desde el comienzo de la sesión, cuando la prima de riesgo superó los 400 puntos básicos, nivel en el que se acometió el rescate de Grecia, Irlanda y Portugal.

Justificaba Salgado estas tensiones a la situación de la deuda de EEUU pero la aprobación por la Cámara de Representantes estadounidense del aumento del techo de gasto que evitará la suspensión de pagos de la mayor economía mundial, no relajaba a la bolsa española.

De esta manera, el indicador de referencia del mercado nacional, el IBEX 35, bajó 203,30 puntos, el 2,18%, hasta 9.114,90 puntos. Las pérdidas anuales ascendían entonces al 7,55%. En Europa, con el euro a 1,42 dólares, las principales plazas europeas también registraron números rojos bajaron: Milán, el 2,53%; Fráncfort, el 2,26%; el índice Euro Stoxx, el 1,87%; París, el 1,82%, y Londres, el 0,97%.

La prima de riesgo marcaba el máximo (por el momento) al cierre de la sesión desde que se creara el euro, cerró el martes a 386,7 puntos básicos con una rentabilidad del 6,282%.

El miércoles, pequeña tregua

El día 3 se convirtió en la cuarta jornada consecutiva de pérdidas, aunque menos acentuadas que las anteriores. El Ibex bajó el 0,85% lo que le arrastró a un nuevo mínimo anual en las cercanías de los 9.000 puntos. Desde el comienzo de la sesión se repetía el esquema del día anterior y la prima de riesgo alcanzaba precios desconocidos desde la creación del euro al avanzar a 407 puntos básico antes de la apertura bursátil.

La pesadilla llegó con más pérdidas de Wall Street y nuevas desfavorables sobre la economía estadounidense, como la caída de la actividad en el sector servicios en julio y de los pedidos de fábrica en junio. Además, aumentaban las reservas de petróleo y el precio del crudo Brent bajaba de 114 dólares.

Finalmente, el indicador de referencia de la bolsa española, el IBEX 35, perdió 77,20 puntos, el 0,85%, hasta 9.037,70 puntos, nuevo mínimo anual y nivel desconocido desde comienzos de julio del año pasado. Las pérdidas acumuladas en este ejercicio ascendían ya al 8,33%. Las principales plazas europeas presentaron el miércoles el mismo panorama que la española, bajaron: Londres, el 2,34%; Fráncfort, el 2,3%; París, el 1,94%; el índice Euro Stoxx 50, el 1,85%, y Milán, el 1,54%.

La prima de riesgo de España registró un leve descenso al cierre de la jornada del miércoles, hasta situarse en 385 puntos básicos, después de alcanzar por la mañana los 407,4 puntos básicos, su máximo intradía desde la creación del euro. La rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se moderó ligeramente, hasta el 6,255%.

Jueves de horror

La quinta sesión consecutiva de pérdidas de la bolsa española terminó con la mayor caída del año, el 3,89%, y con el descenso a niveles desconocidos desde hace catorce meses, por debajo de los 8.700 puntos.

Antes de la subasta de deuda española, en la que se colocaron 3.300 millones de euros, la bolsa bajó este jueves hasta 9.100 puntos, cota sobre la que se mantuvo hasta después del mediodía a pesar de que se conocían algunos resultados empresariales (Lloyds, Rio Tinto o Munich Re), mal recibidos por los inversores. La chispa que prendió la llama del horror de este jueves fue el anuncio del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, que reconoció que el crecimiento económico se estaba frenando y avanzó que celebrará una subasta para inyectar liquidez extraordinaria al sistema durante seis meses y sugirió que compraría deuda portuguesa e irlandesa, tras 18 semanas sin hacerlo.

Demás el presidente del BCE instó a los gobiernos de la eurozona a ampliar el fondo de rescate y avisó del posible contagio de la crisis de deuda a las economías del norte de Europa. Estas declaraciones no sentaron nada bien a los inversores y las principales plazas europeas bajaron: París cayó el 3,9%; Londres, el 3,43%; Fráncfort, el 3,4%; y el índice Euro Stoxx 50, el 3,28%.

El drama de una semana roja en la bolsa española culminó este jueves con el índice de referencia, el IBEX 35, perdiendo 351,20 puntos, el 3,89%, hasta 8.686,50 puntos, nuevo mínimo anual. Las pérdidas acumuladas en este ejercicio ascienden ya al 11,89%.

La prima de riesgo por su parte marcó un nuevo récord desde la creación del euro -el tercero de esta semana- al cerrar la jornada en 398,3 puntos básicos, con una rentabilidad del 6,284%.

El viernes, el Ibex logra cerrar plano

La bolsa española registró el la menor caída entre las principales plazas internacionales, el 0,18 por ciento, animada por el avance del sector financiero y la moderación de la prima de riesgo, que se situaba en 369 puntos al final de la jornada.

Cerró prácticamente plano tras un semana de infarto, el IBEX 35, perdió 15,30 puntos, el 0,18 por ciento, hasta 8.671,20 puntos. Ha sido la peor semana desde la primera de mayo del año pasado, cuando se rescató a Grecia, bajó el 9,96 por ciento. Las pérdidas acumuladas en este ejercicio ascienden al 12,05 por ciento.

Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones a diez años españolas bajaba 23 centésimas y se situaba en el 6,05 por ciento, mientras que la prima de riesgo bajaba hasta 369 puntos.

Ha sido un día marcado por la volatilidad tas la apertura de Wall Street que perdía un 4,3%. En Europa, con el euro a 1,417 dólares, las principales plazas europeas bajaron: Fráncfort, el 2,78 por ciento; Londres, el 2,71 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,68 por ciento; París, el 1,26 por ciento, y Milán, el 0,62 por ciento

 

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular