MADRID O BARCELONA, CIUDADES ELEGIDAS

Así será Eurovegas, la mayor inversión privada de la historia de Europa

Parece un sueño imposible, pero es una realidad cada día más cercana: el macroproyecto Eurovegas abrirá sus puertas en España en 2016.

Adelson y parte de su equipo, durante su visita a Barcelona . | EFE

Lo que está por decidir es si será en Madrid o Barcelona, aunque el millonario propietario de Las Vegas Sands, la empresa que va a desarrollar esta fenomenal inversión, aseguraba esta misma semana en una amplia entrevista en Forbes que ya tiene "los acuerdos necesarios con los gobiernos para garantizar el éxito" de la operación.

La decisión, según ha podido confirmar Libertad Digital de dos fuentes distintas, ya se circunscribe sólo a si el gran proyecto se desarrollará en Madrid o en Barcelona: las opciones en otros países de Europa barajadas al inicio del proyecto se han descartado y también otras posibilidades que se habían contemplado en nuestro país, como Valencia.

Una gran empresa

La fuerte personalidad de Sheldon Adelson, el multimillonario que dirige Las Vegas Sands y posee la mayor parte de sus acciones, ha causado que la propia empresa quede un tanto fuera de foco y, sobre todo, que se olvide que se trata de una de las mayores compañías del mundo del entretenimiento y, sin duda, la más grande en el ámbito de los casinos.

Así, Las Vegas Sands tiene en estos momentos un valor en bolsa cercano a los 40.000 millones de dólares. Una comparación útil para que se hagan una idea más ajustada de lo que eso significa nos la ofrecen las dos siguientes compañías más importantes del mundo de los casinos: MGM y Wynn, cuya capitalización bursátil conjunta es... la mitad de esos 40.000 millones.

Otro aspecto que hay que resaltar es que se trata de una compañía que, obviamente, está sometida al control de la SEC, el organismo regulador de los mercados bursátiles americanos, pero quizá todavía más importante: también está sometida al sin duda más férreo control de la Comisión del Juego de Nevada, el más que estricto organismo que controla la actividad de los casinos instalados en Las Vegas y que, en el caso de las grandes multinacionales, incluso controla las actividades que estas compañías desarrollan fuera de EEUU.

Así será Eurovegas

Hasta ahora han aparecido muchas informaciones sobre el proyecto, no pocas de ellas contradictorias entre sí, por lo que este periódico se ha puesto en contacto con una de las personas que mejor conoce el proyecto en nuestro país: el presidente de PromoMadrid, Jesús Sanz.

PromoMadrid es una empresa pública destinada a la promoción económica de la Comunidad de Madrid en el exterior y ha sido a través de ella como se han mantenido las relaciones habituales con Las Vegas Sands. Jesús Sanz nos confirma algunos datos alrededor del proyecto que ya se habían hecho públicos, aunque habitualmente se han reflejado en los medios sin demasiada exactitud.

Por ejemplo, la magnitud total del proyecto ha transcendido, pero quizá no con todos los detalles: una vez terminado (allá por 2022) tendrá doce hoteles de al menos 3.000 habitaciones cada uno, todos de cuatro o cinco estrellas. Esto supondría una docena de edificios de unas 40 alturas.

Para que nos hagamos una idea del tamaño de cada uno de ellos estableceremos algunas comparaciones: el conocido Gran Hotel Bali de Benidorm, el más alto de Europa, tiene 776 habitaciones; el que es probablemente el mayor hotel de Madrid, el Auditorium, "sólo" tiene 869; por último, el que pasa por ser el mayor establecimiento hotelero de nuestro país, el Lopesan Costa Meloneras de Gran Canaria, tiene 1.136 habitaciones, es decir, poco más de una tercera parte.

Además de los hoteles habrá un gran centro de convenciones y otros equipamientos: por supuesto no menos de media docena de grandes casinos, pero también teatros, dos campos de golf (quizá más, dependiendo del espacio disponible) y un gran pabellón deportivo.

Para poner todo esto en marcha será necesario invertir la astronómica cantidad de 17.000 millones de euros, lo que lo convertirá en "la mayor inversión privada de la historia de Europa", según recalca Sanz.

Eso sería, por supuesto, una vez se complete el proyecto, que se desarrollará en tres fases: la primera, con un plazo de ejecución asombrosamente corto y que contaría con cuatro hoteles, estaría lista en 2016; la segunda llegaría en 2019, con cuatro establecimientos más; la última completaría la docena en 2022.

Referente para Europa

El aspecto de Eurovegas que más impacto ha tenido en los medios han sido los casinos, pero en los negocios de Sheldon Adelson el juego es sólo una parte de un pack, que tiene muchos más ingredientes, especialmente el turismo de congresos e incentivos, que es un elemento sustancial. De hecho, esa fue la gran revolución que Adelson aportó al modelo de negocio de Las Vegas y que el magnate resume en una frase en la entrevista de Forbes ya citada: "Llenar con hombres de negocios entre semana y con turistas el fin de semana".

Así, Eurovegas podría tener, si finalmente se decide instalarlo en Madrid, un poderoso aliado en IFEMA, con la que se esperan grandes sinergias. De hecho, según los planes que el propio Adelson ha transmitido a la Comunidad de Madrid, se crearían infraestructuras para congresos y reuniones de empresa, pero no para ferias, pues para eso ya están las de la institución ferial madrileña.

Algunas cifras

El impacto económico del proyecto ha sido otro de los datos que más interés han despertado. Algunas cifras son realmente impactantes, sobre todo en la situación actual de la economía española. Así, según los cálculos desarrollados por la Comunidad de Madrid, Eurovegas podría suponer la creación de 260.000 puestos de trabajo entre directos e indirectos.

En términos de riqueza económica los datos no son menos impactantes: si la decisión final favorece a Madrid podría significar un crecimiento del PIB de la comunidad de un 4,5% por ciento. Para el conjunto de España, y es de suponer que esto vale tanto si la elegida es Madrid como si lo es Barcelona, el impacto de Eurovegas podría suponer un incremento del 0,9% del PIB nacional.

Y es que, según las proyecciones de Las Vegas Sands, el complejo atraería a cinco millones de visitantes extranjeros, lo que en el caso de Madrid supondría duplicar el número de turistas foráneos que la región recibe actualmente, además de que no sólo tendría su propia capacidad de atracción sino que sería un complemento perfecto a la oferta turística y cultural que ya tiene Madrid. Jesús Sanz resume este impacto con una frase muy gráfica: "Eurovegas cambia la dimensión de la economía madrileña".

Qué no es Eurovegas

La magnitud del proyecto, sus especiales características y el aura mítica y no siempre positiva de Las Vegas han hecho aparecer muchas informaciones a su alrededor no siempre exactas y, en algunas ocasiones, interesadamente tergiversadas.

Por ejemplo, desde PromoMadrid se desmiente tajantemente que Las Vegas Sands haya presentado entre sus exigencias una larga serie de exenciones fiscales o un estatuto laboral especial para el complejo: "No pide un paraíso laboral ni una isla fiscal", desmiente con rotundidad Jesús Sanz.

Sí es cierta, por el contrario, otra de las reivindicaciones del magnate Adelson que han llegado a la prensa: que se pueda fumar en los casinos. Esto, al fin y al cabo, no haría sino repetir lo que ya ocurre en la propia Las Vegas, donde está prohibido fumar en todos los recintos comunes como los restaurantes, pero no en los propios casinos. "Y eso que Estados Unidos nos llevan mucha ventaja en lo que a legislación contra el tabaco se refiere", recuerda Sanz.

Del mismo modo, serían necesarios algunos cambios en la legislación urbanística, pero no es algo que deba sonar tan extraño, tal y como nos recuerda el presidente de PromoMadrid: "Es un proyecto singular que, por tanto, tiene necesidades singulares, pero no es la primera vez que ocurre algo así. Ya se ha hecho en París con Euro Disney, en Cataluña para instalar Port Aventura, e incluso se hizo en Aragón para el proyecto que surgió en Los Monegros".

Por cierto, que planes fracasados como aquél o el que se pensó en Ciudad Real son otra de las rémoras de Eurovegas en la opinión pública, que recuerda esos proyectos y cree que éste podría correr una suerte parecida. Por eso es tan importante recordar una diferencia fundamental: en aquellos casos se trataba de promotores que tenían que captar posteriormente inversores; ahora "promotor e inversor son la misma empresa", tal y como asegura Jesús Sanz.

Hay al menos tres desmentidos importantes más que remarcan desde la Comunidad de Madrid: el primero, que Las Vegas Sands haya pedido dinero público o avales de algún tipo, lo que es "rotundamente falso". Probablemente, la única ayuda que pedirá la compañía son 25 millones de euros (de un total de 17.000) del Banco Europeo de Inversiones.

El segundo, que se esté pidiendo suelo público y gratuito: no sólo eso sino que Adelson y sus empresas tendrán que entenderse directamente con los propietarios, ya que la Comunidad de Madrid no está ni haciendo de intermediario ni mucho menos acumulando suelo para el proyecto.

Y el tercero, que es la conclusión de los anteriores: si llegase a Madrid, Eurovegas no le costaría ni un euro al contribuyente de forma directa. Obviamente, sería necesario reforzar algunas infraestructuras, pero los terrenos que se están barajando ya están razonablemente bien comunicados y, por tanto, las inversiones no serían muy cuantiosas.

Por ejemplo, el área de Valdecarros -que, según ha podido saber Libertad Digital de una fuente de toda confianza, es a priori la preferida por Las Vegas Sands- ya tiene muy cercana una estación de Metro y está también junto a infraestructuras viarias como la M50, la M45 y la M31, además de estar no muy lejos de la propia M40.

¿Madrid o Barcelona?

Como les comentábamos al principio de este reportaje la decisión de dónde se instalará Eurovegas se tomará entre dos ciudades españolas: Madrid o Barcelona. Ubicaciones fuera de nuestro país como Grecia o Italia (el clima era un requisito imprescindible) han sido ya descartadas y también otras que en principio se estudiaron dentro de España.

En este contexto, y esperando que la decisión se tome en un plazo máximo de un trimestre, las autoridades madrileñas son optimistas: especialmente después de que el propio Adelson haya asegurado a Forbes que ya tiene "todos los acuerdos necesarios" para que el proyecto salga adelante.

Y es que mientras el magnate tenía la primera reunión con autoridades catalanas la pasada semana, su proyecto llegó a Madrid nada más y nada menos que en 2007 y, tal y como ha asegurado Esperanza Aguirre, las reuniones a máximo nivel han sido no menos de media docena.

El proyecto, eso sí, pasó casi tres años en stand by por los problemas que atravesaron las empresas de Adelson, pero en la primavera de 2011 ha vuelto a retomarse con fuerza y, desde entonces, Madrid ha visto cómo equipos de Las Vegas Sands pasan por España con asiduidad e incluso hay empleados que ya casi están el 100% de su tiempo en nuestro país.

No obstante, Barcelona ofrece, sobre todo, una ventaja esencial sobre Madrid, que es la cercanía al mar, aunque esto puede relativizarse un tanto: la costa está mucho más cerca de Madrid que de Las Vegas. A cambio, varios son los puntos en los que la capital juega con ventaja respecto a la ciudad condal: la disponibilidad de espacio es mayor y también Barajas parece lograr más puntos que El Prat gracias a su mayor capacidad de expansión. Además, el segundo aeropuerto de Madrid, proyectado al sureste de la capital, sería idóneo también para varios de los emplazamientos barajados.

La respuesta a la ubicación definitiva llegará en los próximos meses, pero sea en Madrid o en Barcelona la buena noticia es que España va a acoger un proyecto de ocio y turismo que será de referencia en toda Europa y que tendrá una gigantesca capacidad para generar riqueza y empleo.

Acceda a los 78 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular