50 euros menos al mes

La independencia costaría 700 euros al año a los pensionistas catalanes

La Seguridad Social en Cataluña tiene un déficit de 1.131 millones anuales: las cotizaciones no son suficientes para pagar a los jubilados.

Artur Mas, en uno de sus actos de campaña | EFE
R. Regidor /

Los excedentes de cotización a la Seguridad Social de Canarias, Madrid y Baleares pagan en este momento el déficit que arrojan las pensiones en Cataluña, País Vasco y el resto de autonomías, según reflejaban los datos de la Seguridad Social hechos públicos hace un mes. Es decir, Cataluña necesita al resto de España para poder pagar sus pensiones. Y es que, desde el año 2010 inclusive, las cotizaciones sociales que se recaudan en esta región no son suficientes para pagar a sus pensionistas.

Así se puso de manifiesto en plena ofensiva independentista del presidente de la Generalidad. Artur Mas, que ahora está preocupado por los escándalos de corrupción que le salpican, se la juega en estas elecciones que él mismo transformó en un plebiscito. El próximo 25 los catalanes acudirán a las urnas y los nacionalistas aseguran que elegirán algo más que a su futuro presidente de comunidad.

Mas ya ha hecho pública su intención, en caso de ganar las elecciones, de convocar un referéndum para preguntar a los ciudadanos de esta comunidad si quieren la independencia. Ello conllevaría, entre otras cosas la caída del PIB catalán un 20%. Pero además, desde el punto de vista de los pensionistas, y según un informe realizado por Convivencia Cívica Catalana al que ha tenido acceso Libertad Digital, la independencia podría suponer una caída en sus ingresos de unos 700 euros anuales.

Necesita a España

Hace unos días, la Generalidad sacaba a relucir un informe en el cual aseguraba que la comunidad aportaba al Estado más de lo que recibía en materia de Seguridad Social. La realidad es bien distinta ya que, Cataluña, pese a ser un "aportador neto" a la balanza fiscal, tiene actualmente un saldo negativo. En materia de Seguridad Social, desde 2010 necesita al resto de España para poder hacer frente a sus pensiones. De hecho, esta tendencia es creciente. Durante 2010, la aportación total de Cataluña a la Seguridad Social fue de 18.422 millones de euros, pero sus pensiones costaron 18.842 millones. El desfase se acentuó en 2011, el último ejercicio cerrado, cuando los ingresos por cotizaciones de Cataluña ascendieron a 18.257 millones y los gastos fueron de 19.388 millones.

La Seguridad Social en Cataluña, por tanto, es deficitaria en 1.131 millones de euros anuales. Es decir, las cotizaciones sociales pagadas por los afiliados catalanes son insuficientes para pagar las pensiones y demás prestaciones. Este déficit, según el estudio de Convivencia Cívica Catalana, se debe principalmente a tres motivos:

  • La relación entre ocupados y pensionistas de Cataluña
  • La pensión que cobran los pensionistas catalanes
  • El número de pensionistas de la comunidad

Menos de dos cotizantes por pensionista

Uno de los indicadores económicos que mejor muestra la situación de un sistema de pensiones de reparto, como es el nuestro, es la tasa de dependencia. Es decir, el ratio de afiliados a la Seguridad Social que pagan con sus prestaciones las pensiones y prestaciones que se pagan en ese momento. Esta medida es fundamental para conocer la sostenibilidad del sistema y en Cataluña es más desfavorable que en el resto de España. Mientras en el resto de España esta proporción está situada en el 2,19, en Cataluña se ve reducida al 2,07.

Los expertos hablan de condiciones óptimas de remplazo cuando el ratio es 3, no obstante por encima del 2 siguen siendo viables. Si profundizamos más en este radio y consideramos en vez de a los afiliados sólo a los ocupados (los que realmente están trabajando) según la última EPA, la tasa de dependencia disminuye aún más en Cataluña y cae hasta el 1,79. En la Comunidad de Madrid este mismo ratio se eleva hasta el 2,7.

Pensiones un 4% más elevadas

Además, hay que tener en cuenta que la pensión media que cobran los pensionistas catalanes es un 4,1% más elevada que la que cobran el resto de pensionistas españoles. Según la Secretaría de Estado de la Seguridad Social, la pensión media mensual en Cataluña es superior a la del resto de España en 34 euros mensuales.



Por todo esto, en el último ejercicio publicado, 2011, en Cataluña se gastaron en pensiones y otras prestaciones 19.388 millones de euros mientras que las cotizaciones sociales pagadas por cotizantes catalanes sumaron sólo 18.257 millones.

La comunidad con más pensionistas

En Cataluña hay 7.539.618 personas, a principios del mes de octubre, y se contabilizaron un total de 1.609.456 pensiones contributivas (casi el 18% del total). Es la comunidad que más pensionistas tiene seguida de cerca por Andalucía (1.424.153 pensiones) y la Comunidad de Madrid que paga 1.017.662 y tiene 6.489.680 habitantes. El informe de Convivencia Cívica Catalana desvela que el número de pensionistas en Cataluña es sustancialmente superior al correspondiente a su población.

Asimismo, en Cataluña reside sólo el 15,98% de la población española, pero, sin embargo, se cobran el 17,96% de todas las pensiones que paga el Estado. Este elevado porcentaje de pensiones en relación con su población está directamente relacionado a la debilidad de su ratio de dependencia de afiliados con respecto a pensionistas. Como consecuencia de este patente debilitamiento del sistema de pensiones catalán en los últimos dos años, un sistema únicamente catalán de Seguridad Social produciría instantáneamente una reducción de las pensiones y demás prestaciones pagadas en dicho porcentaje.

Según este informe, esto significaría que la cuantía media mensual de un pensionista catalán bajaría en 50,2 euros, pasando de los 861,5 euros actuales a 811,3 euros. En términos anuales, las pensiones disminuirían en torno a 703,5 euros.

Lo más popular