El Gobierno establece un impuesto del 0,03% para los depósitos bancarios

Además, el Ejecutivo prohibirá a los bancos trasladar a los clientes la rebaja de las comisiones de las tarjetas de crédito.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto a Ana Pastor y Fátima Báñez
Libre Mercado

El Gobierno ha aprobado este viernes un decreto-ley de impulso económico que fija en el 0,03% el impuesto a los depósitos bancarios en el conjunto de España, un tributo con el que contaban algunas comunidades autónomas y que el Ejecutivo extendió a todo el territorio español en 2013, pero que hasta ahora contaba con un tipo del 0%.

Así lo adelantó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, al término de la reunión del Consejo de Ministros, que ha dado luz verde a este decreto-ley y a otros normas de carácter económico para, según la ministra, impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El Gobierno introdujo en el proyecto de ley de los Presupuestos Generales de 2013 un impuesto a los depósitos bancarios a tipo cero para desactivar este mismo tributo en las tres comunidades que lo estaban aplicando (Extremadura, Andalucía y Canarias), y posteriormente anunció que se establecería un tipo muy reducido en el conjunto de España para compensar la recaudación de estas tres regiones, gravamen que hasta este mismo viernes no se había fijado.

Según el Gobierno, la creación del nuevo impuesto estatal, que lo deben pagar las entidades financieras, pretende que los depósitos de los bancos reciban un tratamiento tributario homogéneo y el sistema financiero no pierda eficiencia. El objetivo es, por tanto, "potenciar y garantizar" la unidad de mercado, según indica el Ejecutivo.

Menos comisiones en las tarjetas de crédito

Por otro lado, el Ejecutivo ha anunciado un paquete de normativas para elevar la competitividad de las empresas entre las que se encuentran medidas de apoyo al comercio. Una de las principales, es la limitación hasta un máximo del 0,3% las comisiones que se cobran a los comercios por las compras de los clientes con tarjeta.

Así, las comisiones de las tarjetas de crédito tendrán un límite del 0,3% sobre el valor de la transacción y las de débito del 0,2%. En la actualidad, las tasas medias de intercambio por operaciones de compra en una misma red, según los últimos datos del Banco de España del cuarto trimestre de 2013, en el tramo de cero a cien millones suponen un porcentaje en crédito del 0,74% y en débito del 0,3% por transacción.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado que el anteproyecto de ley "prohibirá expresamente " que los bancos le trasladen a sus clientes el coste de las limitaciones de las comisiones.

En Libre Mercado