Menú

La mayoría de analistas augura recesión en EEUU

Aunque el PIB crece, las previsiones para los próximos trimestres no son nada halagüeñas en materia de empleo y consolidación económica.

Ángel Martín
0

Los últimos datos de crecimiento y empleo en Estados Unidos parecen invitar al optimismo a primera vista. El PIB se aceleró un 2,5% en el tercer trimestre -tras crecer solo el 1% en el segundo trimestre-, y en octubre la tasa de desempleo bajó una décima, hasta el 9%, gracias al crecimiento del empleo en el sector privado.

Sin embargo, el crecimiento del PIB sigue estando apoyado en el consumo, mientras que la inversión privada no consigue repuntar de forma sostenida. Como puede verse en el siguiente gráfico, sin la contribución positiva del consumo, el crecimiento del PIB en el tercer trimestre del 2011 habría sido ridículo.

Asimismo, la recuperación del empleo sigue siendo muy débil -de lejos la peor evolución post-recesión desde la Segunda Guerra Mundial- y el único sector que ha conseguido crear empleo en los últimos tiempos ha sido el de la minería.

Las perspectivas económicas de la economía norteamericana en el futuro próximo no son nada halagüeñas, según la mayoría de expertos. Así lo constata la encuesta trimestral sobre perspectivas económicas que realiza la Kauffman Foundation a los 200 blogueros económicos más reputados del país.

Aunque los resultados de las encuestas anteriores no son exactamente comparables con ésta, sí se observa que los blogueros son bastante más pesimista hoy que a principios de 2011. Un 96% de los encuestados cree que las condiciones generales son débiles, y un 40% piensa que la economía estadounidense ya está en recesión o al borde de ella.

Respecto al mercado laboral las cosas no se ven mucho mejor, y tan solo el 50% cree que habrá crecimiento en el empleo en los tres próximos años. Por otro lado, más de la mitad pronostican un aumento de la inflación, y el 43% consideran que el déficit público (anual) aumentará en los próximos tres años frente a sólo el 28% que predice una reducción.

La recuperación del mercado inmobiliario estadounidense, tras desplomarse en los últimos años, tampoco se ve con optimismo. Tan sólo el 4% de los expertos consultados cree que este mercado se estabilizará -volviendo a tasas de apreciación de los precios y de ejecuciones hipotecarias según la media histórica- en los próximos doce meses; la mayoría percibe un horizonte temporal de cuatro años como mínimo.

Asimismo, el 35% de los blogueros señaló que las cosas están peor de lo que indican las estadísticas oficiales, lo que denota cierto escepticismo de los blogueros hacia la relevancia y significado de los datos oficiales macroeconómicos.

El adjetivo más utilizado para describir la situación económica fue el de "incierta", tal y como se ha señalado desde Libre Mercado. Como muestra la figura siguiente, otros adjetivos muy recurrentes para referirse a la economía fueron los de débil, frágil, vulnerable, precaria, sin empleo (jobless), aunque también hay otros más optimistas como mejor o en crecimiento (growing).

Sin embargo, se observa cierto optimismo respecto a la evolución de los mercados bursátiles. Así, el 41% piensa que la bolsa subirá en los próximos tres años, mientras que sólo el 15% mantiene perspectiva de bajadas.

En lo que se refiere a las políticas económicas, casi dos tercios de los encuestados señaló que la intervención del Gobierno en la economía es excesiva, pese a la extendida creencia en Europa del "liberalismo salvaje" americano. Como señalan los analistas de Kauffman, este resultado es digno de mención, dado lo equilibrado y no-partidista de la muestra de blogueros seleccionados.

La medida para estimular la economía que más aceptación generó entre los expertos fue la de "eliminar restricciones sobre quienes pueden ser inversores "acreditados para invertir en start-ups (empresas de nueva creación con alto potencial de crecimiento, normalmente en sectores de alta tecnología). También hubo acuerdo casi generalizado respecto a la idea de permitir más áreas del país para que puedan ser exploradas y perforadas con el fin de explotar gas y petróleo y aliviar las presiones en el sector de materias primas.

Los blogueros también fueron preguntados por cuestiones relativas a la política monetaria y cambiaria. En concreto, a la cuestión de qué objetivo debería fijarse la Reserva Federal, tan sólo el 10% respondió que debería centrarse en un objetivo estricto de inflación, mientras que el 35% prefería un objetivo más flexible, como la llamada Regla de Taylor. Pero la respuesta más aceptada, por el 37% de los encuestados, fue la de establecer un objetivo de crecimiento del PIB nominal (Nominal GDP target) para la política monetaria, es decir, olvidarse de la inflación y centrarse exclusivamente en la actividad económica.

También opinaron sobre los efectos de los programas de Quantitative Easing (QE) de la FED. Buena parte de ellos rechazó la idea de que el QE simplemente inyectó fondos en la economía que fueron a parar a los mercados financieros y de materias primas. Por el contrario, sostienen que la expansión monetaria ha tenido efectos (pequeños) sobre los tipos de interés y la oferta de dinero.

Por último, respecto a qué debería hacer EEUU con el tipo de cambio de China, resulta llamativo que el 39% de los blogueros consultados respondiera que esta cuestión es "irrelevante". No obstante, otro 37% apoyó la propuesta de insistir a China en que fortalezcan su moneda (el yuan), para que así el dólar sea más barato relativamente y haga más fácil exportar a los norteamericanos.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco