Menú

Lo que Mafo esconde

Cuando el gobernador era Jaime Caruana, el Banco de España trató de que se produjera un ‘aterrizaje suave’ de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, llegar Mafo al banco y poner fin a esa política sensata fue todo uno.

Emilio J. González
0

El Banco de España ha sido, tradicionalmente, uno de los supervisores del sistema crediticio de más prestigio internacional. The Economist, incluso, llegó a calificarlo como el mejor supervisor del mundo después de la forma en que había evitado que los bancos y cajas de ahorros españoles se vieran inmersos en los problemas con que se encontró buena parte de la banca europea, al estallar la crisis financiera internacional, como consecuencia de sus inversiones en derivados y productos estructurados cuyo subyacente lo constituían activos ‘tóxicos’. Hoy, sin embargo, esta institución es una de las más desacreditadas del planeta, debido a su gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Mafo lleva tiempo intentando ocultar los graves errores que ha cometido durante su mandato en relación con la crisis del sistema crediticio español. Ningún supervisor que se precie hubiera permitido en ningún momento que nuestros bancos y cajas de ahorros alcanzaran los niveles de riesgo a que llegaron debido a la concentración en su balance de créditos hipotecarios y de préstamos a promotores, y mucho menos aún cuando un simple análisis revelaba que, en cuanto los tipos de interés empezaran a subir, la burbuja inmobiliaria iba a estallar, provocando los problemas que ha provocado. Ningún supervisor que se precie tampoco hubiera permitido que el crédito para hipotecas y para promotores creciera casi un 1.000% entre 2000 y 2007, por los peligros que ello suponía para el sistema financiero y para la propia economía española. De hecho, cuando el gobernador era Jaime Caruana, el Banco de España trató de que se produjera un ‘aterrizaje suave’ de la burbuja inmobiliaria a través de las circulares sobre regulación monetaria y solvencia. Sin embargo, llegar Mafo al banco y poner fin a esa política sensata fue todo uno, sin que nadie haya conseguido saber por qué, puesto que cuando el PP quiso que Mafo compareciese en el Congreso de los Diputados para pedirle explicaciones de cómo se había podido llegar a la situación de crisis del sistema financiero español, los socialistas vetaron su comparecencia.

Ahora descubrimos que, además de los errores que Mafo se calla en relación con la gestión de la crisis del sistema financiero español, el Banco de España resulta que aprobó el plan de saneamiento de Bankia cuando la realidad es que la entidad estaba quebrada a causa de los problemas de Bancaja, una de las cajas de ahorros que pasó a formar parte de ella. Algo parecido sucedió cuando Cajastur absorbió la Caja de Castilla-La Mancha para evitar su desaparición: la entidad asturiana denunció que el Banco de España le había ocultado información sobre la realidad patrimonial de la caja manchega. De ello se deduce que Mafo intentó promover fusiones de cualquier forma para tapar sus errores, de la misma forma que dio el visto bueno al plan de saneamiento de Bankia cuando no debía haberlo hecho. ¿Cuándo se le van a pedir a este señor las responsabilidades pertinentes? ¿Cuándo vamos a conocer la verdadera realidad que trata de ocultar como sea? 

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation