Menú

Rajoy niega presiones para pedir ya el rescate financiero

Rajoy desmintió presiones para pedir ya el rescate financiero. Mucho más que venga en camino un segundo. Menos firme fue sobre la subida del IVA.

0

El Gobierno “está empeñado en hacer las cosas bien por encima de la prima de riesgo”, pronunció Mariano Rajoy, al término de un G-20 del que España ha logrado que varios de los asuntos llevados a debate queden incluidos en su hoja de conclusiones. Así, el presidente intentó desinflar el globo de las informaciones y rumores según las cuales se le urgió -en especial desde el lado alemán- a que pida sin demora el rescate financiero para evitar especulaciones en los mercados.

Rajoy, que intentó echar el freno ante tal frenesí informativo, negó que sufriera ningún tipo de presión de puertas para adentro: “Tengo que desmentirlo. Nadie ha plantado eso”, zanjó contundente. Misma respuesta, pero más molesto, dio cuando le abordaron sobre una posible segunda ayuda. “Los primeros interesados de que se solucione lo antes posible somos nosotros”, añadió, si bien se mantuvo en su discurso inicial, que pasa porque antes de poner ninguna cifra encima de la mesa escuchará el veredicto de las auditoras extranjeras contratadas para analizar al dedillo los balances de la masa bancaria. Y tan decisivos informes serán entregados, si nada cambia, el próximo jueves 21. Esto es, España podría pedir formalmente el rescate esta misma semana, con o sin presiones.

Mientras, expuso el presidente -con muestras de cansancio tras dos jornadas muy intensas, cargadas de reuniones-, el Ejecutivo negocia con la Unión Europea el memorándum para que fluya la línea de crédito. Rajoy insiste en que el Estado no debería de verse involucrado a pesar de que FROB canalizará las ayudas para rebotarlas, a un interés mayor, a las entidades enfermas. Todo lo demás, insistió, es ruido mediático: “Aquí nadie ha hablado ni una sola palabra de este asunto -las presiones-. Nosotros somos los más interesados”, apostilló en comparecencia de prensa, que en España -a consecuencia de la diferencia horaria- se demoró más allá de la una de la madrugada.

Integración fiscal y unidad bancaria

En cuanto a la cumbre en sí, España sale satisfecha porque, además de ser escuchada, muchos de los puntos llevados a debate han sido aceptados. Y esto, entiende el Ejecutivo, es muy positivo de cara al decisivo Consejo Europeo que se celebra la próxima semana. Rajoy sacó pecho de ello: “El G-20 ha apoyado las propuestas de España de más unión bancaria e integración fiscal”, anunció, no sin recordar que en el marco de las conclusiones también se da “la bienvenida” a la recapitalización de la banca patria.

En otras palabras, el Gobierno cree que este espaldarazo es el mejor ejemplo de que tanto la UE como el resto de foros internacionales están del lado de España, a pesar de que “los ataques” de los mercados den otra imagen. De hecho, Rajoy quiso quitarle hierro a la debilidad de la prima de riesgo y el bono español a diez años, una vez la instantánea bursátil del día cambia sin que se hayan tomado decisiones decisivas -como una inyección del Banco Central Europeo-. Como prueba las últimas 24 horas, habida cuenta de que este martes todos los indicadores fueron a mejor.

El encuentro con Barack Obama

A puerta cerrada, el presidente fue aún más claro; reclamó romper el vínculo "entre el riesgo bancario y riesgo soberano, que ha resultado ser tremendamente dañino", o lo que -en otras palabras- significa proteger a los Estados como tal de la tormenta de los mercados. Así lo expuso ante el plenario del G-20, como también en la cita más decisiva de Los Cabos, la que reunió los cuatro grandes -Alemania, Italia, Francia y España- además de los líderes comunitarios -Herman Van Rompuy y José Manuel Durao Barroso- y los invitados David Cameron -Inglaterra está fuera de la unidad monetaria- y el estadounidense Barack Obama.

Un ministro económico hacía una radiografía de situación, en conversación informal con este diario: "Se ha colocado toda la subasta de deuda aunque más cara y ha habido el triple de peticiones. Somos un país solvente y fiable, y necesitamos un calendario de integración financiera para que se serenen los mercados a medio plazo. Obra, no compromisos", expuso. Y esa agenda es la que se ha empezado a labrar en Los Cabos, ya que varios puntos en la carta de salvación que Rajoy remitió a Bruselas no solo se han llevado a consideración, sino que se han aprobado. Barroso, con quien el presidente habló largo y tendido en el plenario, dijo en la víspera que la unión bancaria será un hecho en breve.

No descarta que vaya a subir el IVA

Pero, además de las negociaciones en sí, el jefe del Ejecutivo también fue abordado por una medida que afectaría de forma inmediata a los bolsillos de los españoles en caso de ser tomada: la subida del IVA. Pocos días antes, el sábado, dijo en San Sebastián que no se planteaba aplicar las recomendaciones -en realidad exigencias- del Fondo Monetario Internacional, que le instaba a elevar los tributos así como otras medidas drásticas como la bajada de sueldo de los funcionarios.

En México, Rajoy ni mucho menos fue tan lejos; de hecho, no lo descartó. “Tomaremos todas las decisiones oportunas y una vez las tomemos informaremos. Lo que no tiene sentido es tomar debates sobre decisiones que aún no se han tomado”, fueron sus palabras textuales. Ya lo avanzó este diario la semana pasada: el Gobierno trabaja con una inminente subida del IVA, una vez lo considera una opción que permite conseguir liquidez rápidamente.

Ahora bien, el mensaje que quiso colocar es que todo está controlado: “Más que preocuparnos por el día a día -es decir, la prima de riesgo-, hay que hacer un esfuerzo para hacer las cosas bien”, promulgó, no sin incidir en que “esta situación se va a superar” si el país sigue la senda en la buena dirección. Y eso a pesar de que, cuando subió al atril, ya conocía el aterrador augurio de The Daily Thelegraph según el cual España sufrirá un rescate puro, que no financiero, ante la imposibilidad de controlar la crisis de deuda.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation