Menú

La Bolsa salva los muebles en un 2012 marcado por las dudas sobre España

Pese a la complicada situación económica el selectivo ha logrado cerrar por encima de los 8.000 puntos.

0
Pese a la complicada situación económica el selectivo ha logrado cerrar por encima de los 8.000 puntos.

El agravamiento de la crisis económica, el déficit y las dudas sobre la economía española han marcado el año bursátil. La crisis financiera mundial ha cumplido cinco años este 2012 y, al contrario que en otros países, en España la incertidumbre económica no se ha solventado.

La crisis de deuda soberana y la recesión económica han acentuado la incertidumbre sobre las entidades bancarias españolas y las dudas sobre la capacidad de reconducir las cuentas públicas. Con todos estos ingredientes, el Ibex 35 ha enlazado su tercer año consecutivo de pérdidas, lo que le ha llevado a fijar su nivel más bajo desde 2003. En concreto, el principal selectivo de la bolsa española ha perdido un 4,66% en 2012, hasta situarse en los 8.167 puntos básicos.

El Ibex se deja un 4,66% en 2012

La bolsa española ha sido un fiel reflejo de la situación económica por la que ha atravesado el país durante este año. La volatilidad ha marcado un ejercicio en el que, pese a la difícil situación, ha sido mejor de lo esperado. El comportamiento del principal índice bursátil español y del resto de la Bolsa se podría dividir en dos partes. Durante los primeros seis meses de 2012, la tendencia fue muy negativa, con el Ibex cayendo un 30%, pero a partir de julio, cambió de rumbo al son del mercado de deuda pública, llegando a recuperar la práctica totalidad de las pérdidas registradas en la primera mitad del año.

Por su parte, el volumen de negociación ha caído un 26% con respecto al mismo periodo del año anterior. La causa principal de este descenso la encontramos en la prohibición de las ventas a corto por parte de la UE y que ha sido recientemente ampliada en España. Así, el volumen de negociación registrado en 2012 en la Bolsa española hasta noviembre ascendió a 630.000 millones de euros. Mientras, la capitalización del mercado español se situaba al cierre de noviembre ligeramente por encima de los 900.000 millones de euros, un 6% menos que al cierre de 2011.

Evolución del Ibex 35

La deuda soberana marca el año

El mercado de deuda pública española ha estado sometido a mucha tensión durante todo 2012 y ha marcado el año en el resto de mercados financieros. El bono español a 10 años, que iniciaba el ejercicio con tipos del 5,06%, se encarecía más de 2,5 puntos en poco más de medio año, hasta alcanzar el 24 de julio su nivel máximo desde el nacimiento de la moneda única, tras situarse en el 7,53%, poniendo a España al borde del rescate soberano. Este varapalo, que situó a la prima de riesgo por encima de los 600 puntos, desencadenó la solicitud de ayuda financiera a Europa por parte del Gobierno para recapitalizar las entidades bancarias en dificultades y finalizar así la reconversión del sector.

Con el euro en mínimos del año y la debilidad económica extendiéndose por Europa, los expertos europeos exigían que el Banco Central Europeo interviniese en los mercados comprando deuda. El punto de inflexión se produjo el 26 de julio cuando Mario Draghi, el presidente del organismo, daba un golpe encima de la mesa y aseguraba que haría "todo lo necesario para preservar el euro". Estas palabras tuvieron un efecto inmediato en los mercados españoles.

En septiembre, el BCE reiteraba su postura con el anuncio de un plan de intervención en los mercados secundarios de deuda de países en dificultades previa petición de ayuda a los fondos de rescate y sometimiento a su condicionalidad, lo que ayudó a seguir calmando los mercados de deuda.

Ibex 35 y prima de riesgo española

Ya en octubre se producía la entrada en vigor del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el nuevo instrumento permanente de rescate y apoyo a la estabilidad financiera de la zona euro, con una capacidad financiera de hasta 700.000 millones de euros. Las medidas y decisiones adoptadas y la estabilización de la actividad económica mundial conseguían atenuar las tensiones en los mercados de deuda soberana y las primas de riesgo de los países en dificultades como Italia y España se reducían de forma significativa.

Finalmente, la prima de riesgo de España ha logrado cerrar el año por debajo de los 400 puntos básicos, en 395,3. El rendimiento del bono español a diez años repuntaba ligeramente hasta el 5,199%, en tanto que la rentabilidad del bono germano del mismo plazo se situaba en el 1,316%.

Empresas marcadas por la crisis

Los resultados de las compañías cotizadas han reflejado el deterioro de la demanda interna en España, el aumento de las coberturas de activos dañados para sanear sus balances y el incremento de los costes financieros. La presión sobre los resultados ha sido especialmente intensa en las entidades bancarias, según el informe anual de la Bolsa de Madrid, obligadas por las sucesivas reformas financieras a redoblar sus esfuerzos para provisionar los activos dañados.

Los resultados de las compañías cotizadas hasta el tercer trimestre de 2012 han cedido  un 37% y las ventas aumentaron un 7,5%. Es reseñable el esfuerzo realizado por muchas empresas españolas por avanzar en su expansión internacional. Las ventas en el exterior adquieren cada vez mayor relevancia y están compensado el estancamiento sufrido por la facturación interior. En el primer semestre de 2012, la facturación exterior de las cotizadas españolas aumentó casi un 16% para alcanzar un 59,63% del total.

Ganancias en el resto de bolsas

Para el resto de los mercados financieros del mundo, 2012 ha sido un año moderadamente positivo. Los índices de ámbito mundial sumaban ganancias del 11% hasta noviembre, retomando así la senda de recuperación bursátil que comenzaba con sustanciales ganancias en 2009 tras el primer impacto de la crisis, continuaba en 2010 y se quebraba en 2011. La volatilidad en los mercados bursátiles también se ha reducido de manera importante, aunque permanece alta en mercados sometidos a tensiones como la Bolsa española.

Los índices de Europa continental volvían a mostrar la intensa divergencia entre el centro y la periferia, aunque con castigos inferiores a los del año 2011. El Dax alemán ha ganado un 29,06%, el FTSE MIB de Italia un 7,84%, el FTSE 100 de Londres un 5,84%, mientras que el Cac 40 ha logrado una subida del 15,13 este año. Por su parte, el Euro Stoxx 50 -índice de referencia europeo- ha ganado un 13,63% en 2012. Los índices norteamericanos Nasdaq y S&P 500 han logrado unas ganancias del 14,42 y 11,52%, respectivamente. El índice Nikkey ha logrado una subida del 22,94%.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD