Menú

Rajoy se alinea con Merkel e insta a Grecia a cumplir sus compromisos

El presidente admite que Grecia es un problema: "No quieren pagar su deuda ni cumplir sus compromisos y, además, quieren más dinero".

53
El presidente admite que Grecia es un problema: "No quieren pagar su deuda ni cumplir sus compromisos y, además, quieren más dinero".
Rajoy, este viernes en La Moncloa, con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

El Gobierno requiere de Grecia un plan "completo, integral y definitivo" que sea discutido en el marco de las instituciones comunitarias, pero con independencia de ello deja claro que los Estados tienen "una responsabilidad" que es la de cumplir con los compromisos adquiridos con anterioridad. "Con independencia de quien gobierne", incidió Soraya Sáenz de Santamaría al término del Consejo de Ministros. Esto es, frente los matices de Francia o Italia, España se alinea claramente con Alemania.

Por varias veces, la vicepresidenta requirió al Ejecutivo de Alexis Tsipras que cumpla con lo ya acordado y dé a conocer lo antes posible su hoja de ruta económica. "Una vez se conozcan los planes de Grecia, y si están en línea o no con los de la UE, se fijará la posición", destacó Santamaría, que recordó que España es parte implicada en tanto en cuanto aportó 26.000 millones de euros para ayudar al Gobierno heleno.

Durante toda la semana, Rajoy ha lanzado a través de varios de sus ministros -desde Cristóbal Montoro a José Manuel García Margallo- la idea de que el proyecto comunitario se verá muy dañado en caso de que no se cumplan las reglas de juego. "Con independencia de quien gobierne, se tienen que cumplir los compromisos", avisó una vez más Santamaría, que -eso sí- no dio por rota la comunicación con Tsipras pese a que éste no haya incluido al país en su gira. "Los contactos se mantienen con normalidad", precisó.

El propio Rajoy, en un encuentro sin cámaras con jóvenes empresarios en Barcelona, reconoció que Grecia es "un problema" y que atiende con inquietud el devenir de los acontecimientos. "No quieren pagar su deuda ni cumplir sus compromisos y, además, quieren más dinero", fue el resumen que hizo. De ahí que, en plena campaña electoral, se arriesgara a apoyar a Antoni Samarás, el anterior primer ministro griego -que forma parte del PP europeo-, a pesar de que todas las encuestas auguraban su fracaso.

En privado, las fuentes consultadas admiten el frente común con Angela Merkel, la canciller alemana, en defensa del control del gasto. "Nosotros queremos a Grecia en el euro, eso por supuesto. Pero lanzar el mensaje de que se cambian las reglas porque en un país gobierna otro partido es algo muy peligroso", en voz de un ministro consultado. En palabras de Montoro, "la deuda hay que pagarla, hay que afrontarla y obviamente para eso hay que crecer", a lo que desde Moncloa se añade que la austeridad no está reñida con a favor del crecimiento.

España no es Grecia

Con el cambio en su política, el Gobierno ya no ve ninguna de las semejanzas a las que se refirió Rajoy en Atenas, con Samarás aún al mando. Y de ahí que, tal y como apuntara Luis de Guindos hace unos días, la vicepresidenta recordara que "España nunca ha pedido un rescate" y ello "ha marcado una distancia importante". En otras palabras, se mantendrá la senda porque, a ojos gubernamentales, está dando claros resultados positivos.

Además, y por si cupieran dudas, Santamaría aprovechó una pregunta sobre el CIS -que da a Podemos como segunda fuerza política si hoy se celebraran elecciones- para asegurar que Rajoy utilizará "la estabilidad política" para continuar con su programa de reformas, en el que incluye la reducción del déficit público. "Queda mucho tiempo por trabajar y cosas por las que seguir trabajando", dijo. El Gobierno espera crear un millón de empleos entre 2014 y 2015.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation