Menú

El PSOE se 'podemiza' y la factura la pagaremos todos

PSOE y Podemos coinciden en buena parte de sus propuestas electorales en materia económica, lo cual se traducirá en más impuestos y déficit.

0

Si por algo son bien conocidos los políticos colectivistas y socialistas es por hacer campañas "sociales" con cargo a la cuenta bancaria del ciudadano. Pero no se lo dicen. Disfrazan el despilfarro con algún adjetivo que suene bien y lo venden con un sonoro "pagarán los ricos".

El PSOE y Podemos, en plena campaña, están haciendo exactamente lo mismo. O, mejor dicho, dicen que hacen lo mismo, porque la realidad es que en sus programas electorales se esconden medidas donde afirman abiertamente que, bajo un Gobierno de Sánchez y/o Iglesias, preparen sus bolsillos pues el saqueo será monumental.

Ya llevamos advirtiendo varios meses de la podemización del PSOE. La lectura en profundidad de las propuestas electorales de ambos partidos, al menos en materia económica, no deja lugar a dudas. Y, para demostrarlo, nada como acudir a nuestros lectores. Voy a enumerar una serie de medidas electorales. Le pido que intente adivinar si pertenecen a PSOE, Podemos o a ambos. Empecemos:

  • Incremento del tipo marginal del IRPF a los tramos más elevados y aparición de nuevos tramos impositivos.
  • Incremento del Impuesto de Sociedades, mayor tipo efectivo para grandes empresas y penalizaciones tributarias para sectores estratégicos (como, por ejemplo, la banca).
  • Ingreso mínimo vital/renta básica universal.
  • Aumento del tipo impositivo al ahorro hasta equipararlo con el de las rentas al trabajo.
  • Revalorización de las pensiones con respecto al IPC.
  • Derogación de la reforma laboral.
  • Nacionalización de agentes en sectores clave (banca, telecomunicaciones, electricidad, etc).
  • Eliminación de las deducciones a los planes de pensiones privados.
  • Creación de nuevos impuestos (tasa Google, tasa Tobin, etc.).
  • Subida del SMI sin tener en cuenta al resto de agentes sociales (patronal y sindicatos, principalmente).

La tozuda realidad es que 8 de las 10 propuestas están en ambos programas electorales. Con mayor o menor grado de ambición, pero figuran de forma concreta. La reflexión, a la luz de tal aberración económica, es: si Podemos era realmente peligroso en 2015, ¿por qué ha dejado de serlo? O, mejor dicho, ¿por qué no va a serlo ahora PSOE? La respuesta es sencilla: lo es. Y, para solucionarlo, acuden a los mantras más usados por la izquierda en todos los lugares del mundo. A saber:

"Sólo pagarán impuestos los ricos"

Es la gran falacia de los intervencionistas -y la más repetida-. En España hay unos 90.000 ricos. Y, sin embargo, de aplicarse el programa de Sánchez y/o Iglesias:

- El aumento de tipos al ahorro para equipararlos a los del trabajo es una factura con la que cargarán 12,7 millones de personas. Esto supone un 33% de la población mayor de 18 años en España. La recaudación por rentas del ahorro en 2016 (último año disponible) fue de casi 15.000 millones.

profi1.jpg

- En cuanto a la eliminación de las deducciones a los planes de pensiones privados que propone la formación de Pablo Iglesias, ésta afectaría a 2,8 millones de familias, que tendrán que asumir mayor carga impositiva por un valor medio de 1.706 euros. Esto, que para la izquierda es un logro, en realidad es un lastre para los más mayores. El 72% de las declaraciones que se desgravan por planes de pensiones tributa en tramos imputados entre 12.000 y 72.000 euros.

profi2.jpg

- La "progresividad en la cuota de autónomos" es, en realidad, una subida encubierta que afecta a 2,2 millones de trabajadores por cuenta propia.

- Y en cuanto a los nuevos tributos, sobre la Tasa Google ya hemos hablado en esta columna. Solamente queda comentar que casi 15 millones de personas hacen compras por internet, según el INE. Y sobre la tasa Tobin -que también la hemos comentado aquí-, la inversión en renta variable (bolsa) supone un 20% de la inversión total de las familias. Todo ello, por no hablar de los impuestos medioambientales, cuyo globo sonda fue el impuesto al diésel, que supone 200 euros por familia y coche al año.

"Cumpliremos con los Presupuestos"

Supongamos, por un momento, algo notablemente improbable: que las estimaciones presupuestarias del socialismo se cumplen. Solamente habría dos medidas capaces de incrementar la recaudación tributaria acudiendo solamente a los ricos: la subida del IRPF a las rentas más altas con la creación de nuevos tramos y el incremento del Impuesto de Sociedades. La recaudación máxima por la subida del tramo más alto marginal de IRPF ascendería a 781 millones de euros:

profi3.jpg

Nada que ver con el incremento de recaudación que reflejan sus programas ni con el salvaje aumento del gasto público que proponen -tan sólo la renta básica de Podemos costaría más de 72.000 millones de euros al año-. Así pues, el incumplimiento de los compromisos presupuestarios estaría garantizado.

Y por si la falacia de "sólo pagan los ricos" no es suficiente, los intervencionistas son capaces de patearse Europa entera para incumplir la senda de reducción de déficit que ellos mismos han propuesto. Hace tres meses, Pedro Sánchez presentó unos Presupuestos con un objetivo de déficit de 1,3%, seis meses antes de 1,8% y ahora habla del 2% del PIB. El baile está asegurado, y, sobre todo, los problemas de financiación para el país, que, de nuevo, saldrán del bolsillo de todos los españoles.

No en vano, organismos internacionales como la Comisión Europea, el FMI o la AIReF ya han dado varios toques al Ejecutivo por un objetivo déficit que ven complicado de conseguir, a la vista de la evolución de los últimos meses.

"Evitar una España en blanco y negro"

Esta última afirmación hace especial gracia, puesto que ha sido el PSOE el que ha forzado la marcha de un centro Google en España con más de 1.300 empleados de alto valor añadido y no ha sido capaz de atajar el conflicto taxi-VTC, en el que realmente nos jugamos adoptar un papel aperturista con respecto a la innovación en el mundo digital.

La "España en blanco y negro" es la que engaña a sus conciudadanos por un puñado de votos. La que se expone, propone y abre el país a inversión extranjera es la España futurista y realmente progresista. Las cuentas de Sánchez no salen. Prepárese para rascar el bolsillo si sale elegido en la urnas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco