Menú

La lucha contra el cambio climático aboca a Europa al desastre energético

La promoción de renovables pone en riesgo su propia viabilidad a largo plazo. Los países que apuestan por el apagón nuclear encarecerán su factura.

0
La promoción de renovables pone en riesgo su propia viabilidad a largo plazo. Los países que apuestan por el apagón nuclear encarecerán su factura.
Central Nucelar de Almaraz | Cordon Press

La "transición ecológica", el "compromiso con los objetivos del milenio", la "descarbonización" o "lucha contra el cambio climático", tan ampliamente aceptada, e incluso aplaudida, por una mayoría social, está dando sus frutos: cada día tenemos una energía más y más cara.

Lo que quizá muchos españoles no sepan es que, precisamente, por querer ser los más verdes de Europa, también somos de los que pagamos la energía más cara. Puntualmente podemos acusar de esta realidad a los precios del gas en el mercado mayorista y las tensiones que se están produciendo sobre esta materia prima, pero lo que subyace bajo esta realidad es un mix energético en España diseñado para el desastre.

Una de las principales características de este mix es que la energía nuclear está de retirada. Una energía limpia, segura y constante, que sirve de base para el sistema, está en retirada, de nuevo, con un amplio apoyo popular. Pero el debate no puede estar más de moda en días como este jueves en el que alcanzamos precios puntuales de la energía eléctrica de 316 euros el megavatio/hora.

Emmanuel Macron, presidente francés, anunciaba esta semana que nuestros vecinos galos van a desarrollar nuevos reactores nucleares. Francia es el país que más centrales nucleares tiene de Europa con 56 y ha anunciado la construcción de nuevos reactores mientras que en España insistimos en continuar con el apagón nuclear y cerrar todos los reactores entre 2027 y 2035.

La polémica se alimenta, además, porque, como publica este jueves el diario Expansión, Francia ha disparado a niveles récord la venta de energía nuclear a España. Es cierto que las interconexiones contemplan más actividad de la habitual, pero también es cierto que el saldo exportador diario sigue siendo prácticamente cero, que es como funciona la interconexión con Francia y otros países como Portugal y Marruecos.

Taxonomy

Pero es que en el seno de la UE, en su cruzada contra el CO2 y los combustibles fósiles, se mantiene otro debate paralelo con la energía nuclear. Las autoridades comunitarias quieren aprobar un documento conocido como Taxonomy que establezca las cualidades necesarias para considerar una actividad sostenible y qué industrias y empresas puedan tener acceso a fondos y condiciones flexibles de financiación acordes con los famosos objetivos del milenio.

El problema con el que se han encontrado los detractores de la energía nuclear es que los informes técnicos que se han pedido para determinar si las plantas nucleares de energía eléctrica cumplen con todos los criterios de sostenibilidad y cero emisiones de CO2, certifican que la energía nuclear es limpia y verde y cumple todos los criterios necesarios.

Así, países como Francia, Hungría, Chequia, Finlandia, Rumanía o Bulgaria ya han mostrado su intención de seguir ampliando su parque nuclear, frente a los habituales como Alemania, Austria, Luxemburgo, Países Bajos o España donde se mantienen planes para desmantelar las instalaciones existentes.

El gas, ¿también es una energía limpia?

La realidad sobre el Taxonomy y la negociación que subyace para su aprobación es que, aunque la ciencia diga que la energía nuclear es 100% libre de emisiones contaminantes, los países que presionan en contra, como España, tratan de evitar que la nuclear sea considerada verde por Europa. Y a esto se une el interés de algunos países como Polonia, en que se apruebe que los ciclos combinados, que queman gas, también pueden considerarse libres de emisiones. Fuentes diplomáticas polacas indicaban que el país necesita de esta energía para poder protagonizar esa transición energética que se está exigiendo a todos los países y no podrán hacer dicha transición si los fondos no fluyen al país para este tipo de energía.

Riesgo de invertir en energías renovables

Expertos en energía consultados por Libre Mercado advierten de que la política climática está provocando unos desequilibrios importantes en los resultados de las propias empresas.

Por un lado, advierten de que estas políticas están haciendo que muchas compañías abandonen la inversión en el sector de los combustibles fósiles, que se ha retraído un 25% en el último cuarto de siglo, con el riesgo que esto entraña para la producción de energía de base en países como España. Por otro lado, la súper promoción de las energías verdes puede llegar a ponerlas en riesgo. "Las empresas que están invirtiendo en la instalación de plantas renovables saben que esto tiene fecha de caducidad. Ya estamos viendo algunos días en los que la hora a la que más barata sale el precio de la electricidad es la una de la tarde, porque es la hora en la que está el pico de energía solar".

¿Vamos a un desastre energético?

Los expertos consultados insisten en que, si termina imponiéndose la tesis del apagón nuclear en el seno de la Unión Europea, continúa desincentivándose la industria de combustibles fósiles y la proliferación de energías renovables, a medio y largo plazo podemos encontrarnos con la extensión de un mix energético en Europa que tenga una muy frágil producción de energía eléctrica de base y una dependencia enorme de energía renovables que no siempre está disponible para ser consumida. Lo que podría traducirse en una energía eléctrica cara e inestable con unas tensiones sobre el suministro que podría ocasionar problemas en momentos de fuerte intensidad de la demanda.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia