Menú

El petróleo canario que España no puede buscar por ley y que puede acabar en manos de Marruecos

Las únicas prospecciones en las islas, en 2015, fracasaron. Marruecos sigue buscando.

Entrevista a Manuel Regueiro sobre las posibles prospecciones cerca de Canarias La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Las únicas prospecciones en las islas, en 2015, fracasaron. Marruecos sigue buscando.
El Rowan Reinassance, el gigantesco barco que intentó encontrar petróleo en Canarias | Repsol

En otoño de 2014, Repsol desplazó hasta aguas canarias frente a Fuerteventura y Lanzarote el Rowan Renaissance, un enorme barco para realizar sondeos exploratorios con más de 200 tripulantes a bordo. Sus trabajos, sin embargo, sólo duraron unos pocos meses: en enero de 2015, la compañía anunció que dejaba las prospecciones ante la escasa calidad y cantidad de lo encontrado en el primer pozo perforado, a pesar de que tenía concesiones para varios sondeos más. Culminaban así catorce años de intentos de la compañía, ante las administraciones y los tribunales, de explorar la prometedora plataforma canaria marroquí. En las pocas semanas que duraron los trabajos, se sucedieron las protestas ecologistas, con manifestaciones e incluso un incidente con un barco de Greenpeace, y el rechazo de los políticos locales.

Las de 2015 fueron las únicas prospecciones que se han realizado en aguas españolas en Canarias. Mientras, Marruecos "lleva 50 años" haciendo prospecciones en tierra pero sobre todo en el mar, incluidas las aguas frente al Sáhara, según recuerda a LD Ángel Cámara, decano del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas. Hace sólo unos días, el país anunció prospecciones en aguas marroquíes próximas a las islas. Después, se conoció que detrás estaba la empresa británica empresa británica Europa Oil & Gas, que aseguraba que allí se escondía un yacimiento "seguro" de mil millones de barriles de petróleo. No ha sido la única empresa que ha intentado explotar la zona de la mano de Marruecos: Exxon, Mobil y otras grandes compañías han intentado encontrar petróleo y hace poco más de un año Rabat firmó un acuerdo con la israelí Ratio Petroleum para explorar unas aguas que también esconden un tesoro en forma de minerales estratégicos.

El barco que intentó encontrar petróleo en las islas

Entre tanto, las autoridades españolas dejaron morir el único gran intento hasta ahora de encontrar hidrocarburos bajo las aguas canarias y unos años después, en 2021, el Gobierno dio un paso más y prohibió la "exploración, permisos de investigación y concesiones de explotación de hidrocarburos en todo el territorio nacional", especificando que estaban incluidas las aguas territoriales. Así lo señala la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que también veta expresamente la extracción de uranio y la facturación hidráulica o fracking.

El petróleo que podría haber en Canarias

El único gran estudio hasta la fecha sobre el potencial en hidrocarburos en España y en las islas es el que elaboró en 2012 la Aciep (Asociación Española en Compañías de Investigación, Exploración y Producción de Hidrocarburos) en colaboración con la empresa Gessal. Dicho informe señalaba que el 60% de los recursos prospectivos de petróleo convencional y más del 50% de los recursos de gas convencional españoles correspondían a las islas, con estimaciones que hablaban de 1.200 millones de barriles y otros 226 BCM de gas (miles de millones de metros cúbicos de gas).

El Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas señaló en su día en un extenso informe sobre las prospecciones en las islas que se trataba de una cuenca que "debe ser explorada por su potencial, por su madurez exploratoria, por disponer de las tecnologías adecuadas y por el bien de los canarios". Sobre los riesgos, tras analizar la tecnología disponible y las características del territorio, señalaban que la perforación de los sondeos en las aguas de las Islas suponen un riesgo perfectamente asumible". Y apuntaban otro riesgo, "real y permanente para las islas" y "considerablemente mayor que perforar sondeos": "el continuo paso de tanqueros con petróleo, procedentes del oeste africano y medio oriente, con una media de 6.000.000 de barriles/día, y destinados a Europa, que navegan entre el continente africano las dos islas del Este, Lanzarote y Fuerteventura".

Cámara recuerda en LD que presentaron dicho informe en Tenerife y que incluso se lo hicieron llegar al entonces ministro de Industria José Manuel Soria. En él, los ingenieros de minas sostenían, frente a las quejas desde algunos sectores del archipiélago, que "turismo y petróleo son totalmente compatibles" citando ejemplos como Italia, Dubai, Brasil o Noruega. Y señalaban el potencial en empleo y en recursos si los sondeos tenían éxito y encontraban, "de acuerdo a las hipótesis que se están considerando, sobre 500 millones de barriles de crudo con una producción estimada de 100.000 barriles por día".

Las prospecciones, apuntaban, "tendría un efecto inducido en la generación de empleo local" y destacaban, además, cómo las Canarias son un "corredor natural" en la navegación entre los yacimientos de la costa oeste africana y los europeos del mar del norte. En las islas, afirmaban, se podría crear "una masa de profesionales con gran proyección" para "labores de mantenimiento y repuestos". "Podría ser el embrión para el desarrollo de una industria especializada en el sector energético", apuntaban.

¿Acabará en manos de Marruecos?

Por el momento, los hipotéticos beneficios se han perdido y los riesgos que se temían entonces, en cambio, persisten si Marruecos termina encontrando petróleo y perforando pozos en las inmediaciones de las islas. Además, como recuerda Cámara, si los marroquíes localizan un yacimiento, "probablemente obtendrán algún petróleo que pertenezca al petróleo" de las aguas canarias. La misma consideración hizo hace unos días Manuel Regueiro, presidente del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos, que hace unas semanas elaboró una nota muy crítica lamentando la renuncia de España a explorar sus propios hidrocarburos y minerales críticos. "Las marcas territoriales son rayas de los hombres, pero la geología es otra cosa", señaló en La Noche de Dieter, "si se produce un desastre ambiental afectaría a Canarias, pero si es un éxito, el dinerito irá al bolsillo de nuestros colegas marroquíes".

Cámara señaló que en efecto el yacimiento que pueda encontrar Marruecos, en su caso más cerca de la plataforma continental y a una profundidad de unos dos mil metros, "podría seguir" hacia aguas españolas. "Si es un yacimiento compartido", el país podría extraer un petróleo que perteneciera a ambas partes, una situación que, comenta, ya se produce en otras zonas como Oriente Próximo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador