Menú

La bomba de relojería de la inflación subyacente que el Gobierno no quiere ver

El IPC armonizado de abril certifica que los precios siguen disparados con una inflación subyacente récord en el 4,4%.

La bomba de relojería de la inflación subyacente que el Gobierno no quiere ver
Los precios de los alimentos están disparados por encima de los dos dígitos | Alamy

La intervención sobre los precios del Ejecutivo ha sido el único dique de contención que ha encontrado el IPC en su rally alcista. Suficiente para que Calviño asegure que España ha dejado atrás el pico más alto de la inflación. Y es que después de rozar el 10% en marzo, el IPC de Abril se ha quedado, según el último dato confirmado del INE este viernes, en el 8,3%.

Sin embargo ha sido la intervención gubernamental la culpable de esta moderación y buena prueba de ello es que la inflación subyacente (calculada excluyendo los precios de la energía y los alimentos elaborados) sigue disparada y marcando máximos. Ha escalado hasta el 4,4%, su nivel más alto desde finales de 1995.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE) el IPC bajó un 0,2% en abril respecto al mes anterior y recortó su tasa interanual hasta el 8,3%. La explicación que ofrecen los expertos del instituto estadístico es que se han abaratado la electricidad y la gasolina.

Impuestos e intervención de precios

¿Está moderándose la subida de precios realmente? No. Si eliminamos de la ecuación la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual habría alcanzado en abril el 9,3%.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad y las variaciones sobre otros impuestos, el IPC interanual alcanzó en abril el 9,3%, un punto por encima de la tasa general del 8,3%. Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

Pero no queda ahí la cosa, según el INE, además de los precios de la energía, también influye en la moderación de la tasa interanual de inflación los precios de los carburantes para transporte personal. Es decir, la intervención de precios que hizo el Ejecutivo en las gasolineras para bonificar con 20 céntimos el litro de gasolina.

Si también eliminamos este efecto y tenemos en cuenta que el precio de los carburantes se ha disparado en España tras la subvención mientras baja en el resto de Europa, ¿se habría moderado el IPC? ¿el pico de inflación habría quedado atrás como defiende Calviño? Parece que no sería el caso.

¿Qué pasa realmente con los precios?

Así pues, si escuchamos a Calviño y sólo nos fijamos en los titulares del Gobierno sobre el IPC podríamos pensar que la subida de precios que todos notamos en el bolsillo se ha ralentizado. Pero no es así.

Si vamos al supermercado, los precios de los alimentos han subido en abril hasta un 10,1% interanual, cuando en marzo la subida estaba por debajo del 7%. Ha subido la carne, el pan, los cereales, las legumbres, las hortalizas, la leche, el queso y los huevos.

También pagamos más por calefacción, alumbrado o distribución de agua (un 35,2% más). Aquí es donde más se nota la moderación y es que en marzo ese encarecimiento de los precios eléctricos fue del 53,2% en marzo.

En el último año lo que más ha subido de precio han sido los otros aceites (+96,2%); los combustibles líquidos (+95,7%); los hoteles y hostales (+50,5%); el aceite de oliva (+42,5%) y la electricidad (+34,9%).

Por el contrario, lo que más se ha abaratado desde abril de 2021 son los peajes y aparcamientos (-20,4%); los equipos de telefonía móvil (-3,8%); los equipos audiovisuales (-2,7%); la ropa de niño y bebé (-2%) y los juegos y aficiones (-1,5%).

Por rúbricas, destacan los aumentos interanuales de los precios de la calefacción, el alumbrado y la distribución de agua (+35,2%); los aceites y grasas (+48,4%), los huevos (+21,6%), los cereales y derivados (+13,7%) y el transporte personal (+13,2%).

También registran alzas de dos dígitos las legumbres y hortalizas (+12,8%), la carne de ave (+12,7%), la carne de vacuno (+11,4%), la carne de ovino (+10,7%), el café, el cacao y las infusiones (+10,2%) y el pan (+10,1%).

Los alimentos y bebidas no alcohólicas han subido en tasa interanual un 10,1% (tres puntos más que en marzo)

¿Ha tocado techo?

Aún así, el Ejecutivo sigue manteniendo que la inflación ha tocado techo. Pero hay algunos indicadores que sugieren lo contrario. El principal, que los factores que moderan el IPC armonizado de Abril tienen que ver con la intervención de precios del Gobierno. Y lo segundo, que los precios industriales, avanzan subidas cercanas al 50% y no precisamente una retrocesión o frenazo en el alza de precios.

Temas

En Libre Mercado