Menú

Bruselas aviva el pesimismo sobre la economía española con el peor recorte del PIB

La Comisión Europea recorta hasta el 4% su previsión de crecimiento de España en 2022 y dispara las expectativas de inflación al 6,3%.

La Comisión Europea recorta hasta el 4% su previsión de crecimiento de España en 2022 y dispara las expectativas de inflación al 6,3%.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen | EFE

Nuevo varapalo de Bruselas a España. La Comisión Europea calcula que la economía española crecerá apenas un 4% en 2022, lo que supone un recorte de un 1,6% en comparación con la estimación que hizo en febrero. Se trata de la previsión más pesimista para España entre los principales organismos y casas de análisis.

Para 2023, Bruselas estima un repunte del PIB de España del 3,4%, hasta un punto porcentual menos de lo previsto a principios de año y el pasado noviembre, lo que retrasará la recuperación de los niveles económicos prepandemia hasta mediados de 2023, según ha señalado en su análisis la Comisión Europea. Así, con este nuevo tijeretazo, se confirma que nuestro país seguirá a la cola de la recuperación en Europa.

La estimación de crecimiento del 4% para 2022 también se sitúa 0,3 puntos porcentuales por debajo de las previsiones de crecimiento presentadas por el Gobierno hace dos semanas y que ya supusieron una rebaja del crecimiento para 2022 desde el fantasioso 7% que prometían Sánchez y Calviño al 4,3%. En Libre Mercado ya advertimos que los nuevos números del Gobierno también eran demasiado optimistas.

La Comisión Europea ha destacado que el turismo ha sido el motor de la economía española desde el verano de 2021 y que el crecimiento económico se acelerará a partir del tercer trimestre del 2022 gracias a las inversiones en el marco del Plan de Recuperación y a la recuperación del consumo, que a su vez se verá aupado por la recuperación del mercado de trabajo y los niveles de ahorro derivados de la pandemia.

Nefastas previsiones de inflación

Bruselas ha duplicado también la previsión de crecimiento de los precios en España para 2022 hasta 6,3% una cifra ligeramente por encima con los niveles de la zona euro y por debajo de la media comunitaria del 6,8%.

"Se prevé que la inflación alcance su punto máximo a mediados de 2022 y una media del 6,3% en 2022", ha señalado el Ejecutivo comunitario en su análisis, en el que ha apuntado a un deterioro del poder adquisitivo de los españoles por el alza de precios, lo que propiciará que el consumo se mantenga en niveles inferiores, todavía, a los de la pandemia.

Bruselas señala que el alza de los precios de la energía en España ha sido más rápida que en otros países de la zona euro, lo que puede tener consecuencias en sectores como el transporte, la construcción o la industria electrointensiva y, en paralelo, podría afectar al consumo privado.

Para 2023, la inflación en España se contraerá hasta el 1,8%, lo que supone en todo caso, 0,7 puntos porcentuales más que lo proyectado en febrero, y por debajo de la media de la eurozona y de la Unión Europea, en donde se situará en el 2,7% y el 3,2%, respectivamente.

España lidera el paro y la deuda

El mercado laboral se mantendrá "fuerte", según las previsiones de Bruselas que sitúa la tasa de desempleo en España en su nivel más bajo desde 2008, en el 13,4% para 2022 y el 13% para el siguiente ejercicio. Unas proyecciones por encima de lo estimado por el Gobierno, que prevé que la tasa de desempleo caerá al 12,8% este año y el 11,7% en 2023. Sin embargo, España seguirá liderando el paro europeo.

En lo que respecta a los niveles de deuda de España, la Comisión Europea ha estimado que situará en el 115,1% del PIB en 2022, y el 113,7% del PIB en 2023, por encima de la media comunitaria y de la zona euro y el tercer país con niveles más altos sólo por detrás de Grecia y Portugal.

Para el presente ejercicio, el Ejecutivo comunitario estima que el déficit público debería reducirse aún más por el crecimiento económico hasta el 4,9% en 2022 y el 4,4% en 2023. Aún así advierte de que la indexación de las pensiones puede derivar mayores gastos si continúa el periodo inflacionario.

La inversión repuntará en el 2022 un 8,3% y un 5,8% para el siguiente ejercicio, en niveles muy por encima de la media comunitaria y de la eurozona que rondarán el 3,1% para el presente ejercicio y el 3,6% para 2023. En este sentido, Bruselas advierte de que la crisis de las materias primas podría afectar a las inversiones verdes y digitales del Plan de Recuperación.

Temas

En Libre Mercado