Menú

Declaran el estado de emergencia en Nueva York ante la escasez de leche de fórmula: "Debemos actuar con urgencia"

El 40% de los minoristas se ha quedado sin existencias y el alcalde de la ciudad, Eric Adams, vigila para que no suban los precios.

El 40% de los minoristas se ha quedado sin existencias y el alcalde de la ciudad, Eric Adams, vigila para que no suban los precios.
Estantes vacíos en Walmart, que ha limitado a 5 las unidades por niño que un cliente puede comprar en un día. | EUROPA PRESS

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Eric Adams, ha declarado el estado de emergencia por la escasez de leche de fórmula infantil en la metrópoli. Un desabastecimiento que en estos momentos se da en todo el país y que ha sido causado fundamentalmente por la ruptura de la cadena de suministros, tras el cierre del principal laboratorio estadounidense.

Esta situación ha obligado a los establecimientos que venden este producto a limitar la cantidad que puede comprar cada persona. No obstante, la llegada -este domingo- de 35 toneladas procedentes de Alemania ha aliviado levemente la tensión entre los padres de los pequeños que se alimentan a base de este tipo de leche.

"La escasez de fórmula infantil en todo el país ha causado un dolor y una ansiedad inimaginables para las familias de Nueva York, y debemos actuar con urgencia", ha declarado Adams en el comunicado, recogido por la cadena CNN. El alcalde estima que más del 40% de los minoristas se han quedado sin existencias y los precios oscilan entre los 12 y los 20 euros por lata.

Ante esta crisis, el primer edil ha decretado el estado de emergencia que les ayudará "a tomar medidas enérgicas contra cualquier minorista que busque capitalizar esta crisis subiendo los precios de este bien esencial". El objetivo es evitar a la disparidad. "Nuestro mensaje para las madres y las familias que luchan es simple: nuestra ciudad hará todo lo que esté a su alcance para ayudar durante este período desafiante", ha añadido.

Crisis en todo EEUU

El cierre de una enorme planta de laboratorios Abbott en el mes de febrero es una de las causas de la crisis de suministros en EEUU -el principal productor del país- por una investigación por una posible infección bacteriana relacionada con la muerte de varios bebés tras consumir su leche de fórmula y que todavía no ha concluido.

Tras cerca de tres meses con problemas de desabastecimiento, el presidente estadounidense, Joe Biden, acabó -el pasado miércoles- invocando una ley de Producción especial para incrementar el suministro de leche de fórmula infantil, por la que autorizada al Departamento de Defensa a usar aviones comerciales para que sea transportada por aire desde el extranjero siempre que cumpla con los estándares federales. Es lo que la Casa Blanca ha llamado operación ‘Fly Formula’.

El primer avión con 35.000 kilos de fórmula para bebés destino a Estados Unidos partió este sábado desde la base aérea de Rammstein, en Alemania, y ha llegado a su destino este domingo. Un primer paso de este plan de emergencia aprobado para intentar resolver la situación de escasez. En las últimas horas, el presidente ha anunciado los preparativos de un segundo vuelo para transportar la fórmula especial para bebés de Nestlé a Pensilvania.

Hasta ahora, EEUU no compraba leche de fórmula en otros mercados debido a los altos aranceles que gravan su importación y también a que la mayoría de las marcas no cuentan con la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), sin la cual no pueden vender sus productos en territorio estadounidense. En consecuencia, las importaciones no llegan al 2%.

Temas

En Libre Mercado