Menú

España se desploma en creación de empleo: ocupa el último lugar de toda la UE con una destrucción del 1,1%

La media europea aguanta claramente mejor que España, donde el mercado laboral se ha convertido en una isla.

La media europea aguanta claramente mejor que España, donde el mercado laboral se ha convertido en una isla.
La ministra de Economía, Nadia Calviño, junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. | Europa Press

Por mucho que diga Pedro Sánchez, los indicadores económicos españoles han empezado a ocupar una misma posición en los ranking europeos: la peor de toda la UE. Así acaba de ocurrir con los datos de creación de empleo comparados de todos los Estados miembros, donde España se acaba de situar en la última posición con el mayor ritmo de destrucción de empleo de toda Europa en un momento en el que la media comunitaria es de creación neta de trabajo en el segundo cuatrimestre del año.

El dato sale de los indicadores oficiales de Eurostat. Y recoge el "crecimiento del empleo en la zona del euro y la UE". Allí, el servicio estadístico europeo ha plasmado los datos de empleo del segundo trimestre de 2022 con respecto al trimestre anterior. Y el resultado es una España en la última posición con un ritmo negativo —destrucción de puestos de trabajo— del 1,1%. Y tampoco le valdrá al Gobierno el argumento de que la crisis la pasan todos los países por igual. No es verdad: "El número de ocupados aumentó un 0,4% tanto en la zona del euro como en la UE en el segundo trimestre de 2022".

whatsapp-image-2022-09-14-at-191331.jpeg

El servicio estadístico destaca las diferencias entre unos y otros países: "En el segundo trimestre de 2022, Lituania (+3,1 %), Chequia e Irlanda (ambos +1,6 %) registraron el mayor crecimiento del empleo en comparación con el trimestre anterior". Sin embargo, "el empleo descendió en España (-1,1 %), Portugal (-0,7 %), Estonia (-0,6 %), Rumanía (-0,5 %) y Croacia (-0,4 %)".

"Sobre la base de cifras desestacionalizadas, Eurostat estima que en el segundo trimestre de 2022, 213,4 millones de personas estaban empleadas en la UE, de las cuales 164,1 millones estaban en la zona del euro", señala el documento europeo.

La media europea, de hecho, aguanta claramente mejor que España: "En relación con la pandemia de covid-19, el empleo de las personas en la eurozona se situó en 2,7 millones por encima del nivel del cuarto trimestre de 2019, y en 3,5 millones por encima de este nivel en la UE". Y "en el segundo trimestre de 2022, la productividad basada en personas aumentó un 1,5% en la zona del euro y un 1,8% en la UE en comparación con el mismo trimestre del año anterior".

Es más, "en función de las horas trabajadas, la productividad respecto al mismo trimestre del año anterior aumentó un 0,3% en la eurozona y un 1,0% en la UE".

Pero en España, el mercado laboral sí se ha convertido en una isla. Con una tasa de paro del doble de la media europea, sigue registrando malos datos: los oficiales y los reales. Y es que la verdadera fotografía realmente es peor de lo que muestra la estadística ofrecida por el Gobierno. Y no porque se haya calculado mal, sino porque la multiplicidad de cambios normativos introducidos durante la covid ha permitido innumerables coladeros de denominaciones técnicas que agrupan a colectivos enteros sin trabajo pero que no figuran en esta estadística.

El paro subió en agosto en 40.428 personas y volvió a situarse por encima de los 2,9 millones de parados en España. Pero la realidad tras ese dato oficial es aún peor. Sumados los colectivos de desempleados que la estadística saca del cómputo del aparato administrativo, el paro real en agosto llegó a casi 3,5 millones de personas. Y es que la estadística oficial ha vuelto a esconder casi 510.000 desempleados.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad