Menú

Cómo las subidas de gasto e impuestos de PSOE y Podemos agravan la subida del IPC

Así lo ponen de manifiesto las investigaciones internacionales y los estudios ceñidos al caso español.

Así lo ponen de manifiesto las investigaciones internacionales y los estudios ceñidos al caso español.
Los ministros de Hacienda, María Jesús Montero (i); Justicia, Pilar Llop (2i); Exteriores, José Manuel Albares (2d) y Trabajo, Yolanda Díaz (d) en el palco de autoridades | EFE

El libro Austeridad, de Alberto Alesina, Carlo Favero y Francesco Giavazzi, es algo así como la biblia de los ajustes fiscales. Los autores de la obra, publicada en español por Deusto en 2020, han analizado más de doscientos planes de estabilización desarrollados en quince economías de la OCDE desde la década de 1970 hasta la actualidad.

La conclusión central de Alesina, Favero y Giavazzi es que los ajustes por la vía del gasto logran estabilizar la economía con mucho más éxito que los planes basados en subir impuestos. La austeridad pública (recortes presupuestarios) puede resultar expansiva, porque genera más confianza entre los agentes económicos y reduce la incertidumbre sobre la situación fiscal. En cambio, la austeridad privada (subidas de impuestos) resulta contractiva, porque deprime más aún la producción y termina enquistando los escenarios de crisis, lo que complica a su vez la reducción del déficit y la deuda.

Pero, ¿qué hay de la inflación? A la hora de justificar las continuas subidas de impuestos que viene adoptando el gobierno de PSOE y Podemos, la izquierda política y mediática de nuestro país ha insistido en que su estrategia económica contribuye a moderar la subida de los precios. De igual modo, se argumenta que rebajar gasto y contener las subidas de impuestos sería un error en medio de la crisis inflacionista, porque contribuiría a aumentar la inflación.

Sin embargo, la evidencia recogida por Alesina, Favero y Giavazzi pone de manifiesto que la respuesta de la inflación ante ambos tipos de austeridad ha tendido a ser neutral. Así, si se baja el gasto para poder bajar también los impuestos, el comportamiento de la inflación es prácticamente el mismo que si se suben los impuestos para hacer frente a la crisis fiscal. De hecho, la caída de la inflación es más acelerada bajo escenarios de austeridad pública que en medio de planes de austeridad privada.

Lo vemos en el siguiente gráfico:

austeridad-inflacion-privada-publica-alesina.png

En el caso concreto de España, José María Rotellar ha repasado en Libre Mercado algunas de las principales decisiones fiscales de las últimas décadas y ha puesto de manifiesto cómo las rebajas de gasto e impuestos han tendido a moderar la inflación, mientras que la apuesta por subir impuestos para apuntalar gasto la ha enquistado.

impuestos-rotellar-1.jpg?_ga=2.48695334.1224116273.1664989989-19271026.1656698666

En este sentido, Rotellar subraya que, "subiendo impuestos, el gobierno presiona los precios al alza y obliga al BCE a hacer un mayor ajuste de su política monetaria. Si rebajase los tributos, ayudaría a controlar la inflación y las decisiones de política monetaria serían también menos abruptas, si bien parte de esa urgencia es consecuencia del error de las autoridades monetarias que retrasaron muchos meses su actuación".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios