Menú

El Gobierno pacta un alivio para los hipotecados que no contenta a Podemos

Ione Belarra, Yolanda Díaz y Echenique ya han dicho que no es suficiente. El Gobierno basa su acuerdo en el código de buenas prácticas.

Ione Belarra, Yolanda Díaz y Echenique ya han dicho que no es suficiente. El Gobierno basa su acuerdo en el código de buenas prácticas.
Nadia Calviño, tras la rueda de prensa e el consejo de ministros | EFE

Según algunas fuentes, el acuerdo ha llegado a toda prisa. Anoche Gobierno y patronales bancarias alcanzaban un acuerdo para aplicar el código de buenas prácticas cambiando algunos parámetros para facilitar el pago de las hipotecas a aquellas familias más vulnerables que vean incrementada de manera notable su cuota merced a la subida del euríbor.

En concreto, el acuerdo alcanzado y para el que Calviño espera que se unan los grandes bancos, establece que los deudores hipotecarios vulnerables son aquellos con rentas inferiores a 25.200 euros al año, tres veces el IPREM) se ampliará y reforzará el Código de Buenas Prácticas aprobado en 2012, de forma que podrán reestructurar el préstamo hipotecario con una rebaja del tipo de interés durante el periodo de 5 años de carencia (hasta euríbor -0,10%, desde el euríbor +0,25 actual).

Asimismo, se ampliará a dos años el plazo para solicitar la dación en pago de la vivienda y se contempla la posibilidad de una segunda reestructuración, en caso necesario. Al mismo tiempo, ha explicado Calviño, se garantiza que estas condiciones se mantendrán cuando los créditos se cedan a un tercero, por ejemplo, a un fondo de inversión.

Los hogares con renta inferior a 25.200 euros al año que dediquen más del 50% de su renta mensual al pago de la hipoteca pero que no cumplan el criterio actual del incremento de un 50% del esfuerzo hipotecario podrán acogerse al Código con una carencia de 2 años, un tipo de interés menor durante la carencia y un alargamiento del plazo de hasta 7 años.

Por otro lado, se propone un nuevo Código de Buen Gobierno que dé alivio a los deudores de clase media en riesgo de vulnerabilidad por el incremento de la cuota hipotecaria, facilitando a las familias una adaptación más gradual al nuevo entorno de tipos de interés.

Podrán beneficiarse de estas medidas los hogares con renta inferior a 29.400 euros anuales (tres veces y media el IPREM) e hipotecas suscritas hasta el 31 de diciembre de 2022 que tengan una carga hipotecaria superior al 30% de su renta y que haya subido, al menos, un 20%.

Las entidades financieras deberán ofrecer a todos estos casos la posibilidad de congelación durante 12 meses de la cuota, un tipo de interés menor sobre el principal aplazado y un alargamiento del plazo del préstamo de hasta 7 años.

Calviño ha apuntado además que "se eliminarán totalmente" las comisiones o los costes para la conversión de hipotecas de tipo variable a tipo fijo, por lo que es previsible, ha afirmado, que aumenten estas conversiones. Al tiempo, ha subrayado que se suprimirán durante todo 2023 las comisiones por amortización anticipada.

"Estamos dando un abanico de posibilidades, de medidas, para que cada familia pueda acceder a aquella que se adecúe más a sus circunstancias, siempre se vea afectada negativamente por esta subida de los tipos de interés", ha resaltado la vicepresidenta.

No contenta a Podemos

Sin embargo, ni la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ni la ministra de derechos sociales Ione Belarra (secretaria general de Podemos), ni el portavoz de la formación, Pablo Echenique, consideran suficiente el acuerdo alcanzado. También tachan de "obscenos" lo que considera que son beneficios extraordinarios de la banca y piden que los problemas de la crisis se repartan más equitativamente.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad