Menú

Golpe del Gobierno a las tabaqueras: tendrán que pagar la limpieza de las colillas de la calle

Desde el 6 de enero estas compañías deberán pagar el coste a los servicios municipales de limpieza.

Desde el 6 de enero estas compañías deberán pagar el coste a los servicios municipales de limpieza.
Alamy

El Ejecutivo quiere trasladar el coste de la limpieza de las colillas de cigarros a las compañías tabacaleras. Y es que, tal y como se recoge en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, ya se contempla que sean los productores de tabaco los que afronten el coste de la recogida de las colillas. Así las cosas, desde el 6 de enero serán estas compañías las que deberán pagar el coste a los servicios municipales de limpieza, pero no solamente eso, sino que también deberán costear el posterior tratamiento de estos desechos.

Otro aspecto que contempla esta ley es que los empleados de estas compañías tabacaleras estén obligados a concienciar al resto de la población para que no tire colillas en la vía pública. Un nuevo coste que, lo más probable, es que se traslade en el precio de la cajetilla que paga el consumidor final.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente, 4,5 billones de estas famosas colillas están contaminando suelos, mares, ríos, calles… un producto que, a su vez, contiene 7.000 productos químicos identificados como tóxicos. Por tanto, representa un problema para el medioambiente y para su posterior tratamiento cuando estas colillas son recogidas.

¿Cómo se facturará?

Lo cierto es que, aunque la Ley entró en vigor el 6 de enero, el reglamento de cómo se repercutirán estos costes en las compañías tabacaleras todavía no se ha publicado. Por tanto, no se sabe el cómo se trasladará. La estimación que ha hecho recientemente la Fundación Aquae, es que el coste por individuo en los municipios catalanes es de entre 12 y 21 euros al año. Siendo los costes más elevados en los municipios costeros.

Por otro lado, con la entrada en vigor de esta nueva normativa, además de este cargo para las empresas tabacaleras también se dejarán de comercializar en España los bastoncillos de algodón que contengan plástico, los cubiertos, los platos, las pajitas o los recipientes para bebidas hechos de poliestireno expandido. Todo ello para la conservación del medioambiente y fomentar el uso de otros productos menos dañinos y biodegradables.

En Libre Mercado

    0
    comentarios