Menú

Ni el cambio de metodología del INE consigue maquillar la inflación: la subyacente desbocada en el 7,5%

El IPC sube en enero hasta el 5,9% interanual y la subyacente está desbocada en el 7,5%, todo, pese al cambio de metodología del INE.

El IPC sube en enero hasta el 5,9% interanual y la subyacente está desbocada en el 7,5%, todo, pese al cambio de metodología del INE.
Supermercado Eroski. | Europa Press

El Gobierno de Sánchez y Podemos sigue empeñado en controlar las estadísticas. No en vano, el INE anunciaba este mes un cambio metodológico en sus cálculos del IPC en los que las encuestas estadísticas de precios pasan a un segundo plano para emplear como primer material de análisis los datos que ofrece Contabilidad Nacional (y que emana de los distintos ministerios).

Pues bien, después de publicar el dato adelantado sin apenas cifras correspondientes al mes de enero, el INE ha publicado el dato definitivo del IPC correspondiente al mes de enero de 2023 y que refleja una inflación todavía fuera de control. El IPC escala al 5,9% en tasa interanual, y la inflación subyacente se coloca en el 7,5%. Desde que se invirtió la curva, la inflación subyacente (que refleja la inflación estructural de nuestra economía sin los precios energéticos y de alimentos no elaborados, más volátiles que el resto) no ha dejado de subir y colocarse en niveles insostenibles. Sube, en concreto, cinco décimas superior a la del mes anterior y la más elevada desde diciembre de 1986. Con este dato, la subyacente supera al índice general en más de 1,5 puntos.

ipc-enero-2023.png
Datos de IPC e Inflación Subyacente en enero de 2023

Otro de los datos que preocupa y mucho, es el de la inflación que sufren los alimentos y que continúan muy por encima del 15% (el 15,4%). Y eso que las ministras Calviño y Montero se empeñaron la semana pasada en convencernos de que cuando ellas van a hacer la compra al supermercado observan bajadas en los precios.

Lo que sí parece haber permitido el cambio metodológico a la ministra de Economía y vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, presuma ahora de que los precios de los alimentos han bajado ligeramente de diciembre a enero, merced a las tímidas bajadas del IVA de determinados alimentos que llevaron a cabo en el mes de diciembre y que entraron en vigor en enero. Dice el informe del INE que los alimentos afectados por la rebaja del IVA bajaron sus precios un 1,6%, especialmente las frutas. Un efecto que, sin embargo, no se deja notar en la cesta de la compra, ya que el resto de alimentos y productos sube un 1,4%.

¿Bajan los precios? No

Es decir que, ni siquiera la moderación de la inflación en tasa intermensual entre diciembre y enero (que baja el 0,2%) no significa que bajen los precios, lo que significa es que los precios suben un 0,2% menos de lo que estaban subiendo en diciembre. Además, este valor es tan pequeño que no evita que en tasa interanual el IPC siga en niveles insostenibles rozando el 6%.

Por mucho que insista la vicepresidenta Calviño, los precios de los alimentos crecieron en enero un 15,4% en tasa interanual.

Cambio metodológico

Los datos del INE, incluyen por primera vez, los cambios metodológicos introducidos por este gobierno para que pesen más en el indicador las ponderaciones que proceden de Contabilidad Nacional (con datos proporcionados por el Gobierno), así como los mercados libres del gas y la electricidad.

Desde el Ministerio de Asuntos Económicos se ha destacado que la tasa interanual del IPC sólo ha aumentado dos décimas en enero, "a pesar de la subida de los precios de los carburantes" y tras la retirada de la bonificación de 20 céntimos con carácter general.

Economía espera que la inflación subyacente refleje en los próximos meses el descenso de la inflación general y de los costes energéticos y de otras materias primas.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro