Menú

¿Quién es y qué propone Elly Schlein, la nueva enemiga de Meloni en Italia?

La joven política, ‘amiga’ de Yolanda Díaz, quiere instaurar un salario mínimo, vetar la extracción de hidrocarburos o aumentar los impuestos verdes.

La joven política, ‘amiga’ de Yolanda Díaz, quiere instaurar un salario mínimo, vetar la extracción de hidrocarburos o aumentar los impuestos verdes.
Elly Schlein, nueva secretaria general del Partido Democrático de Italia. | Europa Press

La política italiana ha dado un giro desde que la derechista Giorgia Meloni se convirtiese en octubre del 2022 en la primera ministra del país transalpino, y cuyo programa desgranamos por entonces en Libre Mercado.

Su victoria en las elecciones generales puso de manifiesto el declive de los partidos de izquierdas tradicionales. Así el Partido Democrático (PD) de Enrico Letta quedó en segunda posición con poco 5,3 millones de votos, un 13% menos que en los comicios anteriores, mientras que las encuestas de opinión han continuado restando apoyos al partido. Desde entonces, Letta ha continuado al frente de la formación socialdemócrata, hasta que el pasado mes de febrero tuvieron lugar unas elecciones primarias como punto final de una renovación ideológica y organizativa más amplia en el seno del partido.

Elly Schlein, candidata en las primarias, no fue la aspirante preferida en la primera votación interna, pero ganó en segunda ronda gracias a los apoyos obtenidos en la votación abierta a electores no registrados. Así, a sus 37 años, la política se convertía en la primera mujer y la persona más joven en encabezar el partido. "Hemos hecho una pequeña gran revolución", celebraba Schlein tras su elección.

Y es que la nueva secretaria del Partido Democrático, de padre estadounidense y madre italiana, había prometido a los electores un genuino cambio en el rumbo de la formación. Según ella, el PD se había convertido en un "partido patriarcal", que no sabía movilizar a los jóvenes y que, sobre todo, había adoptado una línea más bien cercana al centroderecha bajo el mandato de Mateo Renzi.

Este giro a la izquierda en la oposición italiana ha provocado un sentimiento de optimismo en los sectores mediáticos progresistas dentro y fuera del país mediterráneo. Así, periódicos como The Guardian comparan a Elly Schlein con la congresista norteamericana Alexandria Ocasio-Cortez, mientras que medios como Público se deshacen en elogios con la italiana, a la que incluso llegan a destacar como "seguidora de la reforma laboral de Yolanda Díaz", con quien se reunió recientemente.

Propuestas y pactos

La pregunta es, ¿a dónde quiere llegar la joven promesa de la izquierda italiana con su "gran revolución"? Pues todo apunta a que el viraje del PD colocará al partido en posición de robarle votos a los votantes más progresistas del Movimiento 5 Estrellas (M5S), e incluso de aspirar a un pacto con la fuerza de Giuseppe Conte. De hecho, la propia Schlein considera que sería "irresponsable" no intentar un entendimiento con el M5S. Y es que, por otro lado, el giro radical de los socialistas amplía las distancias y estrecha la capacidad de entendimiento con otras fuerzas del centro o del centroizquierda, como el actual partido de Mateo Renzi, Italia Viva.

En esencia, la línea ideológica de Schlein se enmarca cerca de los difusos planteamientos de la izquierda estadounidense: aboga por la justicia social, la corrección de las desigualdades de género o por intensificar la lucha contra el cambio climático. En este último punto, plantea una nueva "ley de descarbonización" y paralizar las perforaciones de hidrocarburos en el país, además de ser contraria a la energía nuclear.

A nivel económico, Elly Schlein tiene un especial interés por introducir cambios a nivel laboral. De hecho, la flexibilización en materia de empleo aprobada por el entonces primer ministro Renzi fue uno de los motivos por los que la joven izquierdista llegó a abandonar el PD en 2015. Así, una de las principales proposiciones de Schlein consiste en elevar la protección de los trabajadores a través, por ejemplo, de "fijar por ley un salario mínimo" en Italia, tal y como urgió en su primer cara a cara con Giorgia Meloni en la Cámara de Diputados. En este sentido, considera que "un salario por debajo de un cierto nivel ni siquiera puede llamarse empleo, sino explotación".

En la misma línea, la política italiana aplaude la disfuncional reforma laboral de Yolanda Díaz en España para "limitar los contratos temporales" o la discriminatoria ley rider aprobada en nuestro país. Aboga también por instaurar una semana laboral de 4 días, reforzar la sanidad y la educación pública, así como establecer un permiso paritario de maternidad y paternidad retribuido y no transferible de, por lo menos, tres meses de duración.

Por otro lado, Schlein quiere lanzar un plan fiscal ecológico para vincular los impuestos indirectos a las emisiones de CO2, así como trasladar los impuestos sobre el trabajo hacia otras rentas como los alquileres, además de elevar los impuestos de donaciones y sucesiones.

Y, por último, en cuanto a la política europea, la joven italiana es partidaria de expandir el poder de la UE, avanzando hacia el "proyecto federalista europeo" para que el bloque sea más "multilateralita, social y ecológico".

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro