Menú

Radiografía del fracaso de Yolanda Díaz: sólo dos de cada diez nuevos empleos son indefinidos a tiempo completo

La reforma laboral de Díaz ha cosechado uno de los suspensos más rotundos de la historia de la legislación laboral española.

La reforma laboral de Díaz ha cosechado uno de los suspensos más rotundos de la historia de la legislación laboral española.
Europa Press

En enero de 2021 se dio el banderazo de salida a la aplicación de la reforma laboral de Yolanda Díaz. Tuvo un periodo transitorio, hasta el 31 de marzo, para favorecer la adaptación a lo que se definió como la reforma contra la precariedad laboral. Pues bien, en enero ya se vio que el número total de contratos laborales firmados había caído en medio millón y que la duración media de los temporales había pasado en ese mes de 60 días a 43. Y ahora, un año después de la plena implantación de la reforma que Díaz vendió como la panacea contra la temporalidad, se confirma que sólo dos de cada diez nuevos empleos son lo que todo el mundo entiende como un puesto fijo de verdad: indefinidos a tiempo completo. El resto son fijos discontinuos, contratos a tiempo parcial o los temporales de toda la vida.

Yolanda Díaz asegura, día tras día, que su reforma laboral es un éxito. Pero, pese a todo el apoyo oficial con el que cuenta del propio Pedro Sánchez y el inmenso respaldo que ha recibido para impulsar su experimento electoral denominado Sumar, lo cierto es que la reforma laboral ha cosechado uno de los suspensos más rotundos de la historia de la legislación laboral española.

Con el mes de marzo ya superado y el de abril ya incluido en las estadísticas más inmediatas, se puede hacer un balance pleno del impacto de la reforma laboral de Yolanda Díaz. Y así lo prueban los datos recabados por el sindicato USO y su departamento de estudios. "El número total de contratos registrados durante el mes de abril ha sido de 1.157.316. Supone una bajada de 292.777 (-20,19%) sobre el mismo mes del año 2022". Es más, "la contratación acumulada en los cuatro primeros meses de 2023 ha alcanzado una cifra de 4.757.962, lo que supone 1.404.361 contratos menos (-22,79%) que en igual periodo del año anterior", añaden los técnicos del sindicato USO.

Y el desglose cualitativo es aún más revelador. "En abril de 2023, de hecho, se han registrado 530.537 contratos de trabajo de carácter indefinido, representan el 45,84% de todos los contratos" y eso "supone un descenso de 168.109 (-24,06%) sobre igual mes del año anterior". Y es que, "si la contratación es un indicador de la actividad económica, esta nos indica que se está produciendo una ralentización de la misma y que ya está afectando al empleo".

Es más, "los contratos indefinidos del mes de abril se dividen, en cuanto a la duración de su jornada, en 224.308 a tiempo completo (42,2%), 120.914 a tiempo parcial (22,8%) y 185.315 (35%) fijos discontinuos. Más de la mitad de los contratos indefinidos realizados, un 57,8% no realizan una jornada completa de trabajo", apuntan desde USO. Y, "respecto a abril de 2022: los primeros han bajado en 60.424 (-21,22%), los segundos se han reducido en 54.240 (-30,97%) y los últimos bajan en 53.445 (-22,38%); con respecto al mes anterior sólo suben ligeramente los fijos discontinuos".

Por otra parte, "en abril se han realizado más contratos indefinidos que personas los han suscrito, más de 26.907 han sido objeto de más de un contrato indefinido". Porque son contratos que "están implementado el pluriempleo y tiene que ver con el incremento de la contratación a tiempo parcial, o bien, se les ha rescindido el contrato y se les ha vuelto a contratar", señalan desde el departamento de estudios de USO.

"La rotación en el empleo ha llegado a la contratación indefinida, que está dejando de ser sinónimo de tener y mantener un empleo estable", concluye el sindicato.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro