Menú

El campo se libra de que la UE lo trate como 'contaminador industrial' pese a la insistencia del PSOE, Podemos y ERC

El Parlamento ha reconocido, por fin, que la DEI es un instrumento legislativo que ignora las realidades básicas del sector.

El Parlamento ha reconocido, por fin, que la DEI es un instrumento legislativo que ignora las realidades básicas del sector.
Un agricultor labra la tierra | EFE/Raquel Manzanares

El campo acaba de recibir una de las peores noticias desde Europea. El Parlamento Europeo recuperó este pasado miércoles su ley de restauración de la naturaleza con el apoyo del Partido Socialista y, por lo tanto, los agricultores y ganaderos se enfrentarán a una norma que pretende quitarles tierras explotables para producir alimentos para todos y obligarles a destinar sus propias ayudas de la PAC para restaurar los campos como parte virgen de la naturaleza. Pero los ganaderos, encima, se han enfrentado esta semana a una segunda amenaza: la búsqueda por la UE y su Agenda 2030 de la calificación de contaminador "industrial" para el campo, lo cual habría terminado de arruinar su futuro. Gracias al voto de la derecha europea y pese al voto de eurodiputados del PSOE, Podemos y ERC, el intento se ha quedado en eso. Al menos, por el momento.

Una de las asociaciones que está siguiendo muy de cerca la cruzada ecologista de la UE contra el campo es ASAJA. Su oficina en Bruselas, de hecho, remitió cartas explicando el problema de una segunda norma que ha pasado más desapercibida pero que se suma al linchamiento a la rentabilidad y competitividad del campo. Se trata de la ampliación del ámbito de aplicación de la Directiva sobre Emisiones Industriales (DEI) en las explotaciones ganaderas. El intento ha sido frustrado gracias al respaldo de 367 votos contra 245. Pero se trataba de toda una bomba de relojería contra los ganaderos.

El viernes pasado, la oficina de Asaja Bruselas envió una carta a los eurodiputados, firmada por su presidente Pedro Barato, solicitando el apoyo ante la inminente votación de la DEI en el Parlamento y pidiendo el status quo del marco de aplicación. Porque esta directiva pretendía equiparar al sector ganadero "con una industria como podría ser la automovilística" a efectos de tratamiento en materia de contaminación, señala ASAJA.

El Parlamento ha reconocido, por fin, que la DEI es un instrumento legislativo que ignora las realidades básicas del sector ganadero. Y es que "la ampliación de esta propuesta habría causado un aumento de costes muy elevados, provocando el cierre de explotaciones ganaderas y desplazando la producción hacia países extracomunitarios", explican desde ASAJA.

Los eurodiputados han votado a favor de mantener el ámbito de aplicación en las explotaciones de cerdos y aves de corral y han rechazado la inclusión de las explotaciones de ganado vacuno o mixtas. Por otro lado, han decido mantener algunas disposiciones como la norma de agregación, con lo que se contabilizarán como una sola instalación aquellas que se encuentren próximas y pertenezcan al mismo operador.

El Pleno de la Cámara de la UE ha apoyado, de este modo, mantener la legislación vigente e incluir granjas porcinas con más de 2.000 plazas para cerdos de producción (de más de 30 kg), o con más de 750 plazas para cerdas y granjas avícolas con más de 40.000 plazas para aves de corral, así como granjas con más de 750 unidades de ganado (LSU).

En su proyecto inicial, la Comisión Europea proponía que la disposición se aplicase a las explotaciones de vacuno, aves y cerdos a partir de 150 UGM (unidad ganadera mayor).
Pero lo más llamativo ha estado en la votación.

Han votado a favor del campo los siguientes: "ECR (VOX): Mazaly Aguilar y Margarita de la Pisa; por parte del PPE (PP): Arias Echeverría, Benjumea Benjumea, Del Castillo Vera, Estaràs Ferragut, López Gil, López-Istúriz White, Mato, Montserrat y Zarzalejos". Y, entre otros, "del grupo europeo Renew (Ciudadanos y PNV): Bauzá, Bilbao, Barandica, Cañas, Pagazaurtundúa, Poptcheva y Vázquez Lázara". Y hasta alguno del "S&D (PSOE): Aguilera, González, González Casares y López".

Pero el inmenso voto mayoritario de la izquierda ha estado contra los intereses de los ganaderos "pidiendo regular a las explotaciones familiares y profesionales como si fuera una industria pesada",como señala ASAJA: "Del grupo NI (no inscritos): Clara Ponsatí Obiols. De Renew (Ciudadanos y PNV): Soraya Rodríguez Ramos. De S&D (PSOE): Estrella Durá Ferrandis, Jonás Fernández, Lina Gálvez Muñoz, Ibán García Del Blanco, Isabel García Muñoz, Iratxe García Pérez, Eider Gardiazabal Rubial, Alicia Homs Ginel, López Aguilar, César Luena, Javier Moreno Sánchez, Inmaculada Rodríguez-Piñero, Marcos Ros Sempere, Domènec Ruiz Devesa y Nacho Sánchez Amor. De The Left (Unidas Podemos): Sira Rego, Eugenia Rodríguez Palop, Miguel Urbán Crespo, Idoia Villanueva Ruiz. Y de Verts/ALE (ERC y BNG): Ana Miranda, Diana Riba i Giner y Jordi Solé".

"Desde ASAJA hacemos un llamamiento teniendo en cuenta los resultados de la votación de ayer, para que los eurodiputados que se han posicionado en contra del sector agroalimentario recapaciten", señala ASAJA.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso