Menú

Sánchez dispara los costes laborales más de un 10% desde que llegó al poder

La partida más importante de costes no salariales fueron las cotizaciones a la Seguridad Social, que representaron el 23,5%.

La partida más importante de costes no salariales fueron las cotizaciones a la Seguridad Social, que representaron el 23,5%.
El presidente del Senado, Ander Gil (i), y el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (d). | EUROPA PRESS

El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la semana pasada los resultados de la encuesta anual sobre costes laborales. En ella, se refleja que el coste bruto por trabajador ha aumentado un 4,2%.

En términos netos, este coste fue de 34.058,83 euros por cada empleado, por lo que se incrementó un 4,1%, una vez deducidos 227,22 euros en concepto de "subvenciones y deducciones recibidas de las Administraciones Públicas para fomentar el empleo y la formación profesional" señala el INE.

Respecto al salario anual bruto por trabajador, el año 2022 cerró con 25.353,22 euros de media, un 4,6% más que en 2021, lo que representó el 74% del coste total para el empresario. La partida más importante de los costes no salariales fueron las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social (8.055,63 euros por trabajador) que representaron el 23,5% del coste total. Dentro del salario anual bruto por trabajador también habría que descontar el IRPF correspondiente que paga el empleado.

Además de los salarios y cotizaciones, 491,74 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 172,81 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal...), 144,33 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 68,32 a formación profesional.

coste-laboral.jpg

Tras conocer estos datos podemos comprobar que los costes laborales se han disparado desde que gobierna Pedro Sánchez en 2018. En términos netos, entre los años 2017 y 2018 los costes laborales se incrementaron un 1,14%, y en el año 2019 alcanzaron una tasa del 2,4% respecto del año anterior. Es cierto en 2020 descendieron un 2,1%, pero el año siguiente aumentaron un 5,6%. Así, la tasa de variación entre 2018 y 2022 refleja un aumento del 10,3%, desde los 30.883,44 euros a los 34.058,83 euros.

2023-07-21-6.jpg
INE

El Gobierno merma la competitividad

Cabe recordar, como explicó José María Rotellar en Libre Mercado, que según los datos de la OCDE en 2020, "las cotizaciones sociales que asumen las empresas representan el 29,9% del salario bruto del trabajador, frente al 21,9% de la media de la UE". Por tanto, se observa que la política económica del ejecutivo de PSOE y Podemos asfixia a empresas y trabajadores y merma la competitividad de nuestra economía.

De hecho, según datos del propio Gobierno, en abril de 2023 los ingresos por cotizaciones a la Seguridad Social crecieron un 9,3% respecto del año anterior, alcanzando un máximo histórico en términos absolutos de 50.171 millones de euros.

Así, "superan en 4.249 millones de euros a las obtenidas un año antes y crecen al mayor ritmo de los últimos 16 años". Del mismo modo, tomando como referencia los datos de 2019, podemos comprobar que las cotizaciones han aumentado un 22,8% (9.324 millones de euros más).

2023-07-26-2.jpg
MONCLOA

Ocurre lo mismo con las cotizaciones de los ocupados (sin tener en cuenta las que corren a cargo de los empleadores), que aumentan un 9,1%, desde los 43.119 millones a los 47.024. Así se explica en gran parte ese incremento de la recaudación. Por tanto, vemos que la parte de las cotizaciones (un impuesto que podría considerarse encubierto) que asumen los trabajadores aumenta.

2023-07-26-3.jpg
MONCLOA

Más asfixia empresarial

A toda esta asfixia fiscal a las empresas hay que sumarle las diferentes subidas del Salario Mínimo que ha impuesto el Gobierno en los últimos años dejando esa cifra en los 1.080 euros.

2023-07-21-8.jpg

Por tanto, las recientes demandas de los empresarios a Sánchez para que reduzca la presión sobre sus negocios estaría más que justificadas.

Cabe recordar igualmente casos como el de Ferrovial, señalada por Sánchez y su equipo económico, o los diferentes ataques que las ministras Ione Belarra y Yolanda Díaz profirieron contra Mercadona y Juan Roig. Ambas fueron acusadas de insolidarias y despiadadas, pero la realidad es que la continúa presión del Gobierno sobre las empresas es la verdadera causa de que corporaciones como las mencionadas muestren su descontento con las políticas del Ejecutivo y hasta hayan llegado a marcharse de nuestro país.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro
    • Máster